lunes, 31 de diciembre de 2012

Top 5: Mejores Canciones Internacionales 2012



05. Rufus Wainwright - Out Of The Game
Album: Out Of The Game

Es curioso como la estrella de Rufus Wainwright ha ido cayendo después de sus dos obras más emblemáticas Want One y Want Two. Out Of The Game partía de salida con una portada que por el estilo gráfico nos recordaba tan magnas obras y su canción de presentación, que daba título al álbum, prometía una recuperación artística en toda regla. El disco, sin embargo, no es tan redondo como se esperaba y ha pasado bastante desapercibido en todas esas listas sobre lo mejor de 2012. Personalmente, lo que antes me parecía atrayente de su música ahora me resulta algo cargante, me ocurre incluso al revisitar sus mejores trabajos ya mencionados. Out Of The Game como álbum vuelve a repetir la formula habitual y todo ese rollo cabaretero de notas sostenidas se me hace muy cuesta arriba. Nos queda a pesar de todo una canción como Out Of The Game que da título al álbum y que se aúpa al puesto nº 5 de nuestra lista. Este tema nos ofrece a un Rufus algo alejado de su estilo habitual, cuyo comienzo guarda cierto regusto setentero y que da el punto de originalidad necesaria para disfrutarla sin prejuicio alguno.



04. Band Of Horses - Slow Cruel Hands Of Time
Album: Mirage Rock

No hace mucho dedicábamos una entrada con doble crítica al nuevo álbum de Band Of Horses en la que yo los ponía a parir, mientras mi compañero Bruno los redimía por la insuperable calidad de su anterior trabajo, Infinite Arms. A mí me sigue molestando que no hayan sido capaces de mantener el nivel y, lo que me parece más extraño, que hayan focalizado su mejor material al principio del disco para dejarlo totalmente cojo. Es más, creo que nunca he escuchado un trabajo más mal secuenciado que esta última entrega de Band Of Horses. Igual intercalando temas de la primera parte con la segunda, el álbum habría ganado enteros como obra completa (una de cal y otra de arena que se dice). En cualquier caso, como ya dije en la entrada que le dediqué al álbum, Slow Cruel Hands Of Time resulta de lo mejor de esta nueva entrega. Un tema que nos retrotrae a los mejores momentos de obras anteriores como Cease To Begin o el laureado Infinite Arms y que guarda momentos álgidos en los que la sombra de canciones como Helplessly Hoping de Crosby, Stills & Nash actúan como marco de referencia.



03. Grizzly Bear - Yet Again
Album: Shields

Por falta de tiempo, este año han quedado pendientes varias entradas que me habría gustado escribir para el blog. Mi crítica personal al álbum Shields de Grizzly Bear es una de ellas, aunque es un trabajo del que ya se ha hablado largo y tendido en todos los medios desde el momento de su publicación. No hay lista con lo mejor de 2012 que no lo aúpe entre los diez mejores discos internacionales y, para este servidor, es también uno de los mejores trabajos que he escuchado este año. Si algunos nos sorprendimos por la gran calidad de Veckatimest, con Shields han conseguido superar con creces todas las expectativas generadas. Yet Again es una joya más entre Sleeping Ute, Speak In Rounds, Gun-Shy o Half Gate, pero, si tengo que quedarme con un sólo tema de esta última entrega de Grizzly Bear, me decanto por Yet Again después de mucho pensarlo. La canción de la que hablamos estaba destinada por imperativo a ser uno de los singles del álbum, hablamos de un corte con un inicio rompedor repleto de evocadoras melodías.



02. Jens Lekman - The World Moves On
Album: I Know What Love Isn't

El nuevo álbum de Jens Lekman también debería haber tenido su correspondiente crítica en MIMS. He estado muy obsesionado con este disco últimamente, casi tanto o más que con el último álbum de The Shins. I Know What Love Isn't no me parece tan redondo como Port Of Morrow, pero guarda cuatro o cinco temas con un nivel de exquisitez apabullante. Después de publicar el año pasado un EP más que interesante, Lekman ha dado una nueva vuelta de tuerca con un LP que supera con creces al ya legendario Night Falls Over Kortedala. La receta ha sido grabar un álbum con menos samplers y más trabajo de músicos en el estudio, aunque lo que de verdad hace grande a este nuevo disco son las canciones. Dejando fuera instrumentales e intros, los tres primeros cortes son increíbles. Después, en la segunda mitad, destacan este The World Moves On y la canción que da título al álbum. The Word Moves On es una canción soberbia de estrofas adictivas con unos estribillos exquisitos rematados en unas líneas finales que harían derretirse al más pintado.



01. The Shins - Simple Song
Album: Port Of Morrow

No hace mucho hacíamos exaltación de las virtudes del último álbum de The Shins, así que me resulta difícil escribir algo sobre Simple Song sin llegar a repetirme. Debo ser un tipo un poco raro, porque tengo muy clara mi predilección por los dos últimos trabajos de The Shins, cuando la mayoría de los fans del grupo se decantan más por sus dos primeros discos. El nuevo álbum de James Mercer no ha sido un éxito rotundo, pero si ha asomado la cabeza en varios rankings sobre lo mejor del año. Tengo que reconocer que mis gustos músicales derivan cada vez más hacia el pop en cualquiera de sus vertientes, por lo que todo apuntaba a que Port Of Morrow iba a ser para mí el mejor álbum internacional publicado este año. No es cuestión de enumerar otra vez las incontables virtudes de un disco que no da tregua al oyente grabando a fuego cada una de sus melodías, así que os remito a la entrada que publiqué en su momento y en la que presto especial atención a cada una de sus canciones. Sólo mencionar que antes de elegir Simple Song como mejor canción internacional de 2012, dude tan sólo un segundo sobre cambiar a última hora por otro de los temas de este disco: 40 Mark Strasse.

2 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Que maravillosa elección!

Mansion On The Hill. dijo...

De acuerdo con el primer puesto Manuel. Que buen disco se han marcado los Shins, claro que si.

Eres pelin duro con el gran Rufus. Want One y Want Two son la leche, pero este ultimo disco me ha gustado mucho. Le ví en la gira anterior y me deslumbró, aunque fué uno de los conciertos mas duros (complejos, emocional) que he visto nunca...