domingo, 9 de febrero de 2014

Tom Petty en cinco discos.

Siempre he asimilado muy bien la música de Tom Petty desde que le descubrí con su Greatest Hits de 1993 y desde que quedé enganchado a ese tema tan redondo que es Mary Jane´s Last Dance. Desde entonces, he sido (y soy) fiel seguidor del rubio de Gainesville (Florida), y al que, confieso, jamás he podido disfrutar en directo por su reacia costumbre de no pisar nuestros escenarios. Y es que Petty es por derecho propio, uno de los músicos mas brillantes, regulares y coherentes del rock americano de ahora y de siempre. Siempre hago el símil simplón de compararle con ese jugador de fútbol que si bien no destaca por algo en particular por encima del resto, es un ocho en todas las facetas del juego. Petty es autor de una discografía incontestable, tremendamente consistente y apta para todo amante del rock americano heredero directo de los Byrds, Dylan y con claras influencias de Beatles y Stones, sobre todo en el sonido impecable que forja en directo junto a esa banda extraordinaria que responde al nombre de los Hearthbreakers. Repasemos pues sus cinco discos mas imprescindibles.


Damn The Torpedoes (1979).

El disco del todo o nada (siempre me refiero a el como su particular Born To Run) y de donde salió triunfante gracias a una colección de canciones impecable y a la sensación de haber parido un disco clásico. Damn The Torpedoes actúa dentro de su obra como una especie de grandes exitos del Petty iniciático. Dotado de una acertada producción a cargo de Jimmy Iovine, es el disco que puso de acuerdo a todo el mundo y que le despojó del san benito de ser un artista de un solo éxito (American Girl, de su primer album). Todo en este disco suena impecable. Desde el añejo y adictivo Don´t Do Me Like That, pasando por el innegable gancho comercial de The Refugee o Here Comes My Girl (con esa parte semi-hablada tan precursora en su dia), hasta las piezas maestras como Lousiana Rain o Even The Losers. Colección redonda con la que consigue ademas hacer reconocible el sonido aguerrido y clásico del grupo a todo tipo de públicos. En su dia ya repasamos este disco en la sección backtrip.


Hard Promises (1981).

El siempre difícil sucesor al éxito del álbum inmediatamente anterior, es a gusto personal, uno de sus mejores trabajos. Vuelve a entregar otra colección notable de canciones y a dotar a un disco suyo de una gran coherencia. Ademas de la fantástica portada que acompaña el disco, Hard Promises recoge otra buena dosis de rock fuerte y directo (Something Big, Kings Road), nuevas piezas clave en su repertorio clásico (The Waiting), muestras de su lado mas épico-emocional (Woman in Love) y colaboraciones de lujo con una de sus mayores fans, Stieve Nicks en The Insider. Un álbum quizás oscurecido por la fama de su antecesor y por la posterior popularidad de otros de sus trabajos a finales de la década, y al mismo tiempo de sonido algo mas pulido y oscuro para lo que era el sonido Petty en aquella época. Marca un punto y aparte en su carrera.


Full Moon Fever (1989).

Los años ochenta no fueron para Tom Petty un camino de rosas. A pesar de su popularidad, cimentada en el éxito de los discos citados con anterioridad y de actuaciones como la del Live Aid, no acabó de entregar discos que dieran continuidad a ese gran nivel ya demostrado. Pero una gira como banda de acompañando de Bob Dylan y la participación activa en el supergrupo Travelling Willburys, permitió a Petty aprender directamente de sus maestros (el propio Dylan, Harrison, Orbison) y de proporcionarle cierta visión comercial al contratar los servicios del entonces exitoso Jeff Lyne. Con este último en la producción, entrega su primer disco en solitario con el acompañamiento casi testimonial de los Hearthbreakers Mike Campbell y Benmont Tench. El resultado, su disco mas comercial y de mas éxito de toda su carrera. Otra impecable clase de equilibrio cualitativo y comercial. Nueva generación de clásicos indiscutibles para su repertorio como Free Falling, I Won´t Back Down (con guitarra de Harrison), Love Is a Long Road, Runnin Down A Dream o Yer So Bad. Igualmente siempre me encantó la deliciosa A Face In The Crowd y siempre me sobró la versión del clásico de los Byrds I´ll Feel A Whole Lot Better. En cualquier caso, pocos peros a un triunfo como este.


Wildflowers (1994).

Si tuviera que elegir un disco de toda su carrera para regalar a alguien interesado en su obra, elegiría sin duda, Wildflowers. Creo que es su mejor compendio de estilos, melodías y composiciones hasta la fecha. Si su disco de 1989 y su continuidad en Into The Great Wide Open en 1991, había permitido a Petty saborear el éxito comercial mas rotundo de la mano de Jeff Lyne, Wildflowers, con Rick Rubin a los mandos, llevó a Petty a ocupar un lugar privilegiado entre los grandes compositores rock americanos. Me extraña siempre mucho no verlo entre lo mejor de la década de los noventa, y es que este disco (el segundo que firma en solitario) lo tiene todo y en las mejores dosis. Suena mas Beatle que nunca en delicias como To Find A Friend o A Higher Place, al Springsteen mas melódico y elegante en Time To Move On, encantador y artesanal en el tema que da titulo al disco, contundente en trallazos como You Wreck Me o Honey Be, y mas emocionante que nunca en las emotivas Crawling Back To You o It´s Good To Be King. Debería enseñarse en las escuelas.


Echo (1999).

Tras la gran experiencia de Wildflowers, repite colaboración con Rick Rubin. Y aunque el sonido y la producción contundente pueden decir lo contrario, Echo es el album mas personal de Tom Petty. Su Blood On The Tracks particular, Echo no es sino el resultado de su estado anímico y emocional después de su divorcio. Un album que el propio Petty mantiene arrinconado en sus actuaciones en directo por lo personal que le resultan esas composiciones. Desde luego el divorcio no afectó a su creatividad, ya que Echo es otro disco sobresaliente. Quizas el disco donde los Hearthbreakers suenan mas maduros y poderosos en temas como Free Girl Now, en I Don´t Wanna Fight (con Campbell a la voz), o la maravillosa Swiming. Por supuesto, el Petty melodico y redescubierto en Wildflowers aparece en joyas como Room At The Top (una de las mejores canciones de su repertorio), la propia Echo, Accused Of Love o This One´s For Me. Disco equlibradisimo, poderoso en forma y contenido y quizás su ultimo álbum de sobresaliente. 

10 comentarios:

Jose Navas dijo...

Puedo decir una tonteria? Yo creo que Petty nunca ha sido un gran "hacerdor" de discos. Creo que lo suyo es el escenario!! Sus discos no reflejan su potencial. Excepto Wallflowers que como aparte.

J Aybar dijo...

Creo que elegiria los mismos cinco ...

Mansion On The Hill. dijo...

Jose Navas: Gracias por comentar. Coincido en que su gran valor es el escenario. Su música crece muchisimo en el. Pero no coincido en que no es un gran creador de discos redondos. Estos cinco me parecen impecables.

J Aybar: Gracias por comentar. Creo que muchos fans de Petty opinamos que los cinco grandes discos del rubio son estos. Aunque por ahí estarian tambien su debut, Into The Great Wide Open o el mismo Mojo.

Un abrazo

Bruno dijo...

Otra de mis (muchas) asignaturas pendientes. Damn the torpedoes y Full moon fever han estado en mi ipod alguna vez, pero tengo que dedicarle más atención a este tío.

Gran entrada Héctor, un abrazo.

Mansion On The Hill. dijo...

Bruno: Pues ya sabes, a poner solución a esa asignatura pendiente. Aqui tienes una buena guía para ponerte a ello. :-)

Un abrazo

Manuel J dijo...

Yo también tengo que ponerme con este hombre más en serio. Le he escuchado Dawn The Torpedoes y Wildflowers, en mi fuero interno sé que nunca será para mí uno de los grandes, pero seguro que encuentro algunas buenas canciones entre sus discos. Por cierto, Héctor, el otro día me puse con el documental que me recomendaste... pero tío, son casi 4 horas de documental. Me lo voy a tener que poner poco a poco, parece la versión extendida de una peli de Peter Jackson.

Mansion On The Hill. dijo...

Manuel J: Gracias por comentar. Ya sabes que te persigo con muchos artistas y grupos (Costello, Stones, REM...) y Petty es uno de ellos. Para mi es un musico basico en mis gustos americanoides. Yo te animo a que profundices en sus discos, ya sabes.

Y respecto al documental. Si, es largo y se te puede hacer pesado al no ser seguidore de Petty, pero para mi es quizas el mejor rockdocumental que he visto. Por lo menos, de los mas completos.

Chals dijo...

Maravillosa entrada, discos muy buenos, Hard Promises y Echo mis preferidos... Y Wildflowers claro.

Josenavasidiota dijo...

Pues si, eres idiota porque sólo dices paridas....wallflowers???? Madre mía que perdido estás.
Eres el típico ejemplo de loser que se cree la hostia por tener acceso a un teclado y una pantalla. Como el palmero de Addison de Witt, un lameculos de mucho cuidado

Rivers Of Ice dijo...

Ole y ole Josenavasidiota :-)