martes, 1 de marzo de 2016

BackTrip: Discos que me salvaron la vida.

El cambio de década de los 70 a los 80 me pilló descubriendo nuevas formas musicales y aprendiendo a vivir. Dos procesos que fueron de la mano y que forjaron mi bagaje músico-cultural. La radio era una potente aliada, pero con el cambio de dígito en el calendario empezó a dominar el sonido sintético y el tecno-pop se fue adueñando de las ondas. La pregunta constante era ¿dónde estaban las guitarras? Recuperamos cinco discos que en aquel momento me salvaron la vida. 

The Church: 
"The Bluerred Crusade", 1982.


Producido y mezclado por Bob Clearmountain, es un álbum complejo estilísticamente y un trabajo más sofisticado que el anterior álbum de debut. En prácticamente todas las canciones logran una equilibrada fusión armónica entre la fuerza eléctrica y la finura acústica.
 


R.E.M.:
"Murmur", 1983.

Este excelente disco de debut me hizo volver a creer en el rock de guitarras. En un momento en el que dominaban los sintetizadores descubro un disco lleno de maravillosas guitarras acústicas, complejas lineas de bajo y una voz casi perfecta acompañada de ecos y coros que se difuminan en el fondo.


Echo & The Bunnymen: 
"Ocean Rain", 1984.


El cuarto disco de esta banda de Liverpool está dominado por un sonido general basado en las guitarras y en fantásticos arreglos orquestales y es menos oscuro que los anteriores trabajos. Creo que es su cumbre creativa y contiene mi canción prefereida del grupo: The Killing Moon.



The Smiths:
"The Smiths", 1984.


La primera impresión es única, no se puede cambiar, y el disco de debut de los Smiths me cautivó en la primera escucha. Las guitarras marcan el sonido y de nuevo vuelvo a sentir ilusión frente al aburrimiento general que me produce la música techno. Además el propio nombre del grupo contiene connotaciones socio-culturales ya que, mientras la moda entre los grupos del Reino Unido era ponerse nombres pomposos, ellos usaron lo sencillo, lo común.


The Waterboys: 
"This Is The Sea", 1985.
Este fue un álbum de imágenes. Música y textos se alinean para provocar sensaciones oníricas. Un disco de tono épico con una completa instrumentación y muy bien ejecutada. El binomio Scott/Wallinger funcionó a la perfección. Mick Scott declaró: "Carl es como un hombre orquesta, tenerle en el estudio es de gran ayuda. Sin él podría haber hecho otro "This Is The Sea", pero no tan bueno."




Puedes escuchar una selección de canciones de estos discos en  
 

4 comentarios:

JLO dijo...

Linda galería de época... La voz de Morrisey hace la diferencia en este caso... Saludos....

Johnny JotaJota dijo...

4 discazos que a mí también me salvaron la vida, te lo puedo asegurar. Evidentemente el de Waterboys está en un nivel más alto pero los 4 son obras maestras. Abrazo, Alex.

Orlando Granda dijo...

Ese disco de The Smiths es maravilloso, lo tengo en casa y cada que puedo lo escucho. Que buena entrada.

Alex J. Sales dijo...

Gracias a todos por seguir las publicaciones y, sobre todo, por comentar.

Saludos.