martes, 28 de octubre de 2014

New Radicals - Maybe You've Been Brainwashed Too


Corría el año 1998 cuando el primer y último álbum de los New Radicals salió al mercado. Quizá alguien recuerde el hit mundial You Get What You Give, por aquel entonces sonó sin parar en emisoras de radio y cadenas de televisión. Aquella canción me cautivó a pesar de las pintas de su cantante, tanto es así que muchos años después decidí hacerme con el álbum para saber de primera mano si aquel único éxito de los New Radicals había sido un golpe de suerte o una pequeña muestra del gran talento que encerraba. Me llevé una agradable sorpresa, ya que, a pesar de sus evidentes defectos, Maybe You've Been Brainwashed Too es un gran trabajo repleto de pop rock con múltiples referencias a los clásicos.

Una pena que la inconstancia de Gregg Alexander pusiera fin a los New Radicals apenas un año después de su triunfo a nivel mundial. Y es que la historia de este grupo no es la típica del One Hit Wonder de manual. New Radicals no desapareció porque su segundo álbum fracasara en alcanzar las mieles del éxito, lo que ocurrió fue que su líder decidió cortar por lo sano de la noche a la mañana. Después de You Get What You Give, su segundo single escalaba posiciones en los rankings de varios países cuando Alexander anunció que lo dejaba todo porque ese estilo de vida no iba con él. 


Gregg Alexander antes de los New Radicals

Cualquiera de nosotros se lo habría pensado dos veces, pero sólo es necesario un vistazo rápido a su biografía para descubrir que Alexander fue un bala perdida desde que tuvo uso de razón. Conflictivo desde sus primeros años en la escuela, consiguió el dinero para comprarse un cuatro pistas robando las limosnas del cepillo de la iglesia. Se cuenta también que, aún siendo un adolescente, viajó por los Estados Unidos hasta llegar a Los Angeles e intentó conseguir un contrato discográfico colándose en las oficinas de los promotores utilizando la táctica de saltar encima del escritorio y cantar sus canciones a capella. No sé si todo esto será verdad, pero el resultado final de todas aquellas extrañas peripecias terminó con la publicación de dos álbumes que pasaron sin pena ni gloria: Michigan Rain de 1989 e Intoxifornication de 1992. En 1994 apoyó a su novia Danielle Brisebois en la publicación de su álbum debut Arrive All Over You. Las canciones para New Radicals se fueron gestando mientras iba de acá para allá hasta que la discográfica A&R le dio luz verde. En realidad, decir New Radicals es decir Gregg Alexander, ya que aquellos que le acompañaron en la grabación del álbum eran músicos de estudio entre los que curiosamente se encontraba Rusty Anderson (músico de Paul McCartney desde 2001). Después de abandonar el proyecto New Radicals en la cresta de la ola, Alexander se mudó a Londres donde ha producido y compuesto canciones para músicos tan variopintos como Ronan Keating, Enrique Iglesias, INXS, Hanson, Texas o Carlos Santana. No sé si alguien recordará un tema tan conocido como The Game Of Love, single de Carlos Santana y Michelle Branch tras el éxito mundial de Supernatural. Fue compuesta por Alexander y parece un descarte del álbum que nos ocupa.

Me está quedando una entrada demasiado larga, así que voy a ir al grano. Maybe You've Been Brainwashed Too es un disco de finales de los noventa con muchas referencias al pop rock clásico, al funk y al soul de los setenta. Los críticos del momento hablaban de la forma de cantar de Gregg Alexander estableciendo influencias tan válidas como Prince o Mick Jagger. You Get What You Give es el buque insignia del álbum, si tenéis veintitantos o treinta y pocos estoy seguro de que coincidiréis conmigo en que nos encontramos ante un clásico moderno de brillante factura. Si alguien se decide a sumergirse en el resto del álbum, descubrirá que la cosa no queda ahí. Mother We Just Can't Get Enough es un tema funk increíble, Jehovah Made This Whole Joint For You era otro single con gran potencial y Flowers es una preciosa canción de guitarras con un sublime estribillo.


New Radicals al completo. Alexander, el de la gorra calada

El resto del álbum se va desarrollando manteniendo el tipo en todo momento.¿Cuáles son sus defectos? En primer lugar, la estética que lo envuelve está un poco trasnochada. Ya desde la portada ver a Alexander con el gorro calado en plan "i don't mind" tira mucho para atrás. Cualquier anglo que escuché el álbum se dará cuenta de que está plagado de mensajes políticos y sociales, poco creíbles por la estética de la que hace gala. El título del álbum, "Quizá a Ti También te Han Lavado el Cerebro", es también de una prepotencia inaudita. Si juntamos todos estos ingredientes, puedo entender que alguien se resista a dar una oportunidad a este álbum a pesar de sus innegables virtudes musicales.

Escucha New Radicals – Maybe You've Been Brainwashed Too en Spotify

3 comentarios:

musicaquemesorprende dijo...

Con 40 tacos oí el Hit y no lo dudé me compre el disco rápidamente y se lo regalé a mi hijo el mayor (con 13 años), pues le gustaba. Me pareció un grupo que dominaba el pop de una manera sensacional. Yo no sé si canta el sólo o se dobla en las canciones. En todo caso el juego vocal de Alexander a mi me recuerda a la florituras que podía hacer Todd Rundgren en sus tres
primeros discos. Gran disco muy oportuno ese homenaje.

musicaquemesorprende dijo...

Con 40 tacos oí el Hit y no lo dudé me compre el disco rápidamente y se lo regalé a mi hijo el mayor (con 13 años), pues le gustaba. Me pareció un grupo que dominaba el pop de una manera sensacional. Yo no sé si canta el sólo o se dobla en las canciones. En todo caso el juego vocal de Alexander a mi me recuerda a la florituras que podía hacer Todd Rundgren en sus tres
primeros discos. Gran disco muy oportuno ese homenaje.

Manuel J dijo...

Muchas gracias por comentar ;) Pensaba que a nadie le interesaría esta entrada, la escribí más por mí que por el blog. Muy interesante eso que indicas de Todd Rundgren, también soy admirador de este hombre y sus primeros discos.