miércoles, 30 de julio de 2014

Prefab Sprout (2 de 10): Swoon


Alguien que sólo conozca las canciones más radiadas de Prefab Sprout se sorprendería al escuchar el álbum debut de la banda. Poca gente podría reconocer que Swoon está firmado por el grupo sin tener ninguna información previa, ya que sus canciones ofrecen pocas pistas reconocibles de la música por la que después alcanzarían el éxito. Todos los elementos que eclosionarán en su segundo álbum están aquí latentes o tan sólo se apuntan de forma sutil. Si tenemos en cuenta que gran parte de las canciones de Steve McQueen se habían compuesto antes incluso de la publicación de Swoon, podríamos suponer que el propio Paddy había intentando conscientemente cambiar su forma de trabajar por la incertidumbre de ver publicado su primer álbum o simplemente por impactar comercialmente con algo más rompedor. La portada del álbum tampoco se nos hace muy familiar a simple vista, ya que hasta que no despliegas la carpeta del vinilo no te das cuenta de que la imagen representa a una pareja bailando envuelta en claroscuros (mucha gente especulaba con que fueran los propios Paddy y Wendy).


Una de las escasas fotografías de Paddy en la época de Swoon

En allmusic se indica que Paddy probó en el debut demasiadas ideas arriesgadas, quizá por intentar ofrecer un sonido más impactante antes que prestar más atención a la selección de temas. Ya por entonces disponía de otras composiciones como Bonny o Goodbye Lucille, ¿porqué arriesgar con otras propuestas menos comerciales como Cruel o Don't Sing? La respuesta la ofrecía el propio Paddy en una de sus entrevistas, indicando que por aquella época era reticente a grabar una versión definitiva de Bonny o Faron Young porque se le hacían tan familiares que temía desvirtuar la idea original.

Volviendo al álbum en cuestión, se podría decir en general que el estilo compositivo de McAloon parece de repente fragmentado, las canciones fluyen como si estuvieran hechas a partir de trozos que tuvieran poco que ver entre ellos. La fluidez natural de sus composiciones posteriores parece ausente y su forma de cantar se nos hace extraña, repleta de subidas y bajadas con cambios repentinos de voz. La voz de Wendy Smith no tiene tanta relevancia como tendrá posteriormente y la instrumentación parece demasiado frenética en algunos de los temas. Tampoco existe ningún corte potente que destaque sobre el resto como single, motivo por el cual Swoon es junto a Protest Songs de los álbumes con menos presencia en recopilatorios posteriores.


Imagen completa de la carpeta desplegable del álbum

Hablamos de un disco que necesita de muchas escuchas para ser apreciado en su justa medida, encontrando después de mucha insistencia tan sólo algunos momentos interesantes desperdigados entre las canciones. Tan ardua tarea no aporta desde luego una recompensa a la altura del esfuerzo realizado. Aunque la jugada no terminó por salirles bien desde el punto de vista comercial, otros músicos como Elvis Costello alabaron las complejas letras de temas como Couldn't Bear To Be Special o Cruel.


Es complicado destacar algunas canciones sobre otras, ya que el álbum se mantiene casi en la misma línea de principio a fin. Don't Sing, el primer tema del álbum es uno de los más memorables. De no ser por esa distorsión en la voz de Paddy al final de los estribillos hablaríamos de un corte bastante rompedor. Cue Fanfare crea una atmósfera interesante en las estrofas para terminar estropeando lo conseguido en los estribillos con esos "plane, plane". Tenía razón Costello cuando destacaba Cruel y Couldn't Bear To Be Special por encima del resto en la cuestión lírica. También son los cortes que más apuntan hacia la futura dirección que seguirá la música del grupo, dejando a un lado la cantidad de momentos extraños con esos "ba ba ba", "bo bo bee" o "bu bu pa pa". Si hubieran prescindido de tanta onomatopeya, igual las canciones habrían dejado más huella.



1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Ni puta idea del disco. Dame dos minutos para bajarlo; unos días para escucharlo y otro para comentarte. ¡Feliz verano!