martes, 9 de agosto de 2011

TOP 5 Músicos sobrevalorados

NOTA: la presente lista es responsabilidad total y exclusiva de su autor. La dirección de Music is my Savior no comparte con el autor ni sus opiniones, ni los mismos gustos, ni tampoco grado de parentesco alguno o la más mínima simpatía. Siéntete libre de opinar si han insultado a tu grupo o músico favorito, o si no estás de acuerdo. Gracias.

5. Tom Waits

Este puesto es el que más me ha costado elegir. No porque guarde especial simpatía a Waits, al que siempre he visto como un buen farsante con su pose de crooner maldito y atormentado, de bohemio romántico y miserable. Es un personaje, una careta demasiado poco agraciada, y no lo entro a valorar ni para bien ni para mal.

Tom Waits disfrazado de Tom Waits

Tengo que reconocer que aunque no conozco toda su discografía, buena parte de lo que he escuchado me gusta: sus primeros trabajos me parecen realmente buenos, y admito que es un gran compositor. Closing time y The heart of Saturday night son dos discos que me gustan bastante. Pero llega un punto en su carrera donde pasa a ser su propio imitador, y el personaje se vuelve más paródico que otra cosa. Mención aparte merece su voz de estoy-a-punto-de-echar-la-pota, personalmente insoportable para mi (no llega al nivel de la voz del cantante de Manos de Topo, que me provoca ganas de montar mi propio holocausto caníbal, pero casi).




Dejando todo eso a un lado mi principal problema con Waits no es él ni su música, sino sus fans. Resulta que si pretendes ir de intelectual tiene que gustarte Tom Waits, adorarle y besar el suelo por donde pisa: no conozco a ningún snob o aspirante a artista que no lo idolatre, y eso es lo que no soporto. Que entiendo perfectamente que te guste su música, de acuerdo; pero que tenga que gustarte porque sí… Parece que es como un salvoconducto con el que franquear la estanca frontera que separa a la intelectualidad del resto de los mortales: dices que escuchas a Waits y te acogen con los brazos abiertos y te invitan a beber absenta. Si además dices que te gustan Nick Cave y/o algún étnico tipo Youssou N'Dour o Toumani Diabaté, puedes optar al premio especial plasta del año, consistente en una chaqueta negra de pana, unas gafas de pasta y un abono de por vida al WOMAD.

4. Nirvana


Imagino que más de uno habrá dejado de leer ya, pero si aún sigues aquí, ¡enhorabuena! ¡Llegó el momento de criticar a uno de tus grupos favoritos!

El bajista ahora va para gobernador de Washington. En serio.

¿Alguien sigue escuchando a Nirvana? Me refiero que, pasados todos estos años, ¿queda alguien que le siga apeteciendo al llegar a casa poner en el equipo el Nevermind o In utero? Es decir, que no es que dude que haya muchos a los que les guste Nirvana, o quien incluso los oiga puntualmente. Pero, ¿de verdad musicalmente fueron para tanto, para perdurar? ¿Hicieron mejor música que, por ejemplo, Pearl Jam o Stone Temple Pilots? De verdad, ¿cuántas de sus canciones pasarán a la historia del Rock (con mayúsculas)? Pues eso.




El mito de Nirvana se sustenta única y exclusivamente en el carisma de Kurt Cobain: toda una generación buscaba un líder que los guiara, y él estuvo en el sitio y lugar adecuados. Si a eso le sumamos que se suicidó cuando su figura seguía en alto (vaya coñazo que están dando ahora con lo del Club de los 27, además de que comparar a la Winehouse o a Cobain con Hendrix o Joplin me parece no solo una herejía, sino auténtico mal gusto), nace la leyenda. Fijaos hasta qué punto es así, que la revista Rolling Stone considera a Cobain ¡¡el duodécimo mejor guitarrista de la historia!!

3. U2

¿Cómo se explica que la revista RS los considere el tercer grupo más importante de la historia del rock? Sí, ya sé que la credibilidad de RS está incluso por debajo de las portadas del Marca, pero ¿en qué cabeza cabe? Si el principal problema de Bono y compañía es que hace tiempo que olvidaron que eran un grupo de rock y se han quedado en una simple sociedad anónima. Bueno, puede que anónima no, pero sociedad mercantil desde luego.

Míralos, reventaítos que están (de contar billetes, por supuesto)

Si al menos tuvieran la ironía de Zappa para decir aquello de estamos en esto solo por la pasta, hasta tendrían un pase. Pero no, ahí siguen con su pose de estrellitas aburguesadas del rock, con sus looks perfectamente estudiados, sus declaraciones cuidadosamente medidas (mezclando dos partes de compromiso social, una parte de compra-nuestro-disco, y una pizca de falsa rebeldía juvenil, sin pasarse), sus espectáculos calculados hasta el último detalle… y sus discos tristemente vacíos. Y es una pena, porque sus últimos 20 años no hacen justicia a sus primeros trabajos: War, The Joshua tree o Achtung Baby han sido sepultados tras una pila de música desechable y superflua con la que mantener su particular neverending tour (véase nuestra crítica a su concierto aquí).




En fin, eran otro de esos grupos llamados a ser los nuevos Beatles… y su principal aportación al rock fueron los fuegos artificiales. Ahí queda.

2. Dire Straits

Por una sola razón: porque son un coñazo.

Se lo pasan bien: no están escuchando sus propias canciones

No son un mal grupo, de acuerdo, y tienen canciones que se salvan, las típicas que a todo el mundo gustan: Sultans of swing, Calling Elvis, Walk of life, Brothers in arms… claro que en veinte, o treinta, o cuarenta años de carrera tampoco es que sea para tirar cohetes; pero ese no es el tema. Además, me da igual que Mark Knopfler tenga menos voz que un grillo pisado. Y vale, toca la guitarra muy bien y su técnica de fingerpicking es la mejor desde Chet Atkins. O mejor que él incluso, lo que quieras.




Pero es el grupo más mortalmente aburrido que he escuchado nunca. Con eso sobra todo lo demás.

1. The Doors

El grupo sobrevalorado por excelencia.

Si no queréis aburriros aprended de Dire Straits

Imprescindible cuando eres un adolescente que crees saber de música, y te seducen sus letras oscuras y los ritmos cansinos: te compras sus discos, ves la película de Oliver Stone (ahora también puedes ver el documental ese que sacaron hace poco, el que narra Johnny Depp, si cabe más coñazo aún que sus discos) y cuelgas en tu cuarto el poster de Morrison. Y después, ¿qué?

Después creces y descubres que si no estás fumado su canciones no son para tanto. Tienen un puñado de buenos temas, desde luego: Riders on the storm, The end, People are strange, Love street, Break on through, Touch me, L.A. woman y poco más. Pero que muy poco más. Pero es que además, si aprendes inglés y lees sus letras, te entra la risita floja cuando oyes decir que Jim Morrison era un "poeta". Es que hoy es artista cualquiera.




Si Nirvana le debe el 80% de su éxito al carisma de Cobain, The Doors le debe el 100% a Morrison, sino más. Probablemente nunca se consiguió tanto con tan poco.

14 comentarios:

HARI dijo...

Te van a caer hostias hasta en la papela.

Manuel J dijo...

Yo estoy bastante de acuerdo con el listado. Tan sólo habría hecho un pequeño cambio, quitar a Tom Waits (al que no le he escuchado nada de nada) para meter a Queen.

Bruno dijo...

Ya tengo abierto el paraguas por lo que pueda pasar xDD

Fran G. Lara dijo...

En realidad tooooodos los músicos están sobrevalorados. Si nos ponemos a analizarlos con frialdad y un puntín de mala leche los podemos hacer astillas a todos.

revolver dijo...

Joder Bruno, que huevos tienes.
En realidad comparto casi un 95% de tus apreciaciones, pero estoy con Fran G., podemos empezar un cuento de nunca acabar si nos ponemos a pelar a todos los músicos de los últimos 40-50 años.
¿Queen, Pink floyd, The Rolling Stones, Bob Dylan, Elvis Presley, Frank Sinatra?

Beatles dijo...

Aunque no estoy de acuerdo en los dos primeros puestos en los que pondría a Bruce Springsteen y a Oasis,pará mí todos los grupos serían prescindibles por unos u otros motivos.Cada persona prescindiría,seguramente,del mismo grupo por diferentes cosas y por diferentes discos.

Solo salvaría de la quema a los Beatles,por supuesto.Lo mismo si hubiesen seguido más tiempo,como les ha ocurrido a los Stones,tendrían también cosas prescindibles completamente.Pero no fué el caso.

Un abrazo.

Mar Portal dijo...

Jajaja, estos son los artículos que molan!! :P

Luis de Vigo dijo...

Los Doors son un grupo muy bueno, que luego estén sobre valorados vale, que fueran Jim Morrison no Light my fire y Touch me son letra y música de Robby Krieger y son mis canciones favoritas de siempre. Me parecen un grupo cojonudo la peli de Oliver Stone es mala y lo que ha quedado del grupo para bien y para mal es la película hoy Morrison es Val Kilmer y Morrison era mucho más guapo que Kilme, debe de ser la única película con pretensiones donde el prota es más feo que el personaje real.

Luis de Vigo dijo...

Los Dire Straits son un grupo normalito, pero tienes que ver el contexto en el que sacaban discos, era la época de Duran Duran y Spandau Ballet, Bowei hacia Day-In, Day-Out y Elton John era ya definitivamente la versión inglesa de nuestro Dyango. El mismo McCartney decia por entonces que lo que más le gustaba del momento eran Paul Young y Simple Minds. No creo que estén sobre sobrevalorados, es que entonces el panorama era desolador y los Dire Straits era lo que más se parecia a un grupo de los que se llevaba en los setentas.

Luis de Vigo dijo...

A mi con U2 me pasa algo estrañisimo los escuché muchísimo y me gustaban antes de que no los conociera ni Dios, por el 85 y el 86. Desde entonces no se nada de ellos, los veía por la tele y pensaba, anda mira los del Sunday Bloody Sunday, ya son famosos, que buena era esa canción.

Luis de Vigo dijo...

Escuchar una canción de Nirvana está bien, escuchar un disco entero es como darte golpes contra una pared un dia de resaca, lo pensaba antes y lo sigo pensando ahora, nunca le di importancia a lo que hacían, productos equiparables a nuestros Amaral música para adolescentes que ya estan de vuelta, al loro y esas cosas. Un globo vacio vamos.

Luis de Vigo dijo...

Tom Waits dices que está sobre valorado, puede ser. Yo a Tom Waits lo pongo al nivel de gente como Ian Duri o así, no creo que el mismo vaya de algo más, en todo caso supongo que lo sobrevaloran algunos que conocen a Tom Waits y no conocen otras cosas y por no querer conocer otras cosas dicen que conocen a Tom Waits y con eso le llega. No me gusta Tom Waits y menos soy fan.

Kasko dijo...

Por favor.. Dire Straits un coñazo y un grupo sobrevalorado?. Solo con escuchar temazos como Telegraph Road, Tunnel of love, Brothers in arms... por no nombrar las mas conocidas que siempre se nombran. Y desde luego ver y oir el Alchemy Live es una muestra de que pueden ser todo lo que quieras menos coñazo y sobrevalorados... esa version de Once upon a time in the west es pura calidad.
Para gustos... colores, pero para mi son de los mas grandes.
Con los otros que nombras si que estoy de acuerdo, sobre todo con U2 y Nirvana, menos con The Doors... porque Tom Waits como que nunca le he dado bola.
Saludos!!

idiot wind dijo...

Siento discrepar en eso de sobrevalorados. Mejor sería hablar de grupos o artistas infavalorados, como Tim Buckley, Kevin Ayers o King Crimson.
Decirte que Tom Waits es, posiblemente, uno de los cinco mejores cantautores del siglo pasado. Cierto que despierta un cierto aroma hipster, pero de sello inconfundible. Comparable a Lou Reed o a Leonard Cohen, por poner dos ejemplos que, supongo que para ti, también estarán sobrevalorados.
De U2, decirte que tienes bastante razón. Son un grupo bastante pop y vacío, a excepción de Achtung Baby y Joshua Tree, buenos discos, aunque no obras maestras.
Respecto a Dire Straits, vale que no sea un ejemplo ni de revolución ni de innovación. Pero hemos de reconocer que el genio de Knopfler ha parido maravillas como Making Movies o Love Over Gold; y ha apostado por orientar su carrera hacia un estilo muy próximo al country y al folk, aun a costa de perder a todos sus fans anteriores. Eso es honradez.
De Nirvana, aunque reconozco que sí han sido demasiado mitificados al extremo del absurdo y que su música es un poco refrito de varios grupos anteriores, no puedo evitar el subidón de adrenalina de un disco como In Utero: tal vez es que aún estoy un poco en la edad del pavo, pero ¡qué energía derrochan!
Por último, The Doors, decirte que es un grupo mítico y de grandes músicos. Es imposible no resisirse hacia la fuerza blues- rock de Breack on through o la odisea de The End: son inmensos y, bien es cierto que Morrison es mejor rocker que poeta.