miércoles, 5 de junio de 2013

CSNY - DVD: Deja Vu.


Aunque en un simple vistazo puede parecer que la política ha sido un pilar fundamental en las temáticas y contenidos de muchas de las canciones de Neil Young, si observamos la obra en su conjunto, nos daremos cuenta que realmente no ha sido así. Si, efectivamente ahí están Ohio, Southern Man o Let´s Roll, pero en general y en contra de lo que pueda parecer, salvo esos casos puntuales (y pocos mas), Neil Young no es un músico que pueda responder a ese perfil de músico protesta como si lo han hecho de forma mas habitual gente como Bruce Springsteen o el propio Bob Dylan. Incluso, si echamos la vista atrás, se pueden encontrar algunos episodios en la carrera del canadiense que pueden llevar a la confusión y a no tener una opinión claramente formada sobre su opinión o ideología política.

Pero todo ello se intensificó durante la pasada década y como lógica reacción a la política llevada a cabo por George Bush hijo. El tema Let´s Roll, dedicado al 11S, su participación en la gira Vote For Change de 2004 y el álbum Living With War de 2006, cambiaron por completo el escenario e incluso el animo de Neil Young. Me quería detener en ese disco de 2006, dedicado en exclusiva a la injusta guerra de Irak y que Young grabó de forma impulsiva y consecuente tras tener constancia del sufrimiento que esa guerra estaba generando entre mucha gente. El álbum, es sin duda uno de mis favoritos de su autor de los últimos tiempos y lo escuché compulsivamente interiorizando su música y sus letras hasta tener bastante constancia de lo que Young sentía y pretendía contarnos en ese momento de su vida. Quizás estemos hablando de uno de los ejercicios de valentía civica mas importantes que se han dado dentro de la música popular en los últimos tiempos. 


Lejos de conformarse con editar un álbum tan polémico y atrevido como Living With War, Young convenció a sus viejos camaradas David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash para embarcarse en una gira americana conjunta y así poder defender en vivo los temas del álbum. Con toda la intención y mala uva, denominaron a esa gira Freedom Speech Tour. El tour, dominado por los temas del disco, contaba ademas con el inevitable paralelismo historico de la guerra de Irak con la de Vietnam. En ese contexto, una canción como Ohio podía volver a causar el mismo efecto que tuvo en su dia y volverse aún mas vigente.

De aquella gira, se editó un álbum en directo y una película denominada Deja Vu y que dirigió el propio Neil Young. Esta pelicula tiene todo lo que en un principio puedes pedir a un documental como este. Buena edición, buenas imagenes, entrevistas de los implicados fuera y dentro del escenario, grandes momentos emocionales, buena música, el ineviatable pellizco nostalgico, la mala leche tan necesaria, etc...Sin duda, un artefacto imprescindible para conocer lo que se coció en esa gira, en el estudio durante la grabación del disco y sobre todo, entre muchos de los que vivieron la guerra de forma directa. El documental compagina momentos musicales con entrevistas personales a supervivientes y familiares del conflicto, todo tratado de forma sutil pero sin dejar de lado el punto de denuncia para el que fué diseñado.


Poderosos resultan algunos testimonios, y reacciones del publico asistente a los conciertos cuando el grupo atacaba la canción Let´s Impeach de President. Reacciones que iban desde la sentida ovación hasta la repulsa y abandono del concierto por parte de la audiencia mas afín a las ideas de Bush. El grupo, con Neil a la cabeza, asume ese riesgo y lo entiende, pero no por ello dejan de decir lo que piensan y de tocar esas canciones con energía y convencimiento. Una cosa es la musica, y otra el mensaje. Confieso también que cada vez que veo esas reacciones me quedo algo perplejo : que pensaban que iban a ver/oir sabiendo el tipo de disco que estaba en la calle y el nombre de la gira?.

Young dirige con maestria la pelicula y simultanea muy bien las entrevistas con las tomas en directo. Sin duda, su mejor acierto detras de la camara. Para un seguidor de Young como yo, la pelicula tambien contiene momentos impagables como las imagenes y tomas de la grabación del album Living With War junto con el coro que le acompañó en muchas de las canciones así como emotivas piezas al piano de temas como la propia Living With War que sirve como musica de fondo en varios de los pasajes. Todo muy destinado al publico americano mas cercano a las ideas de Young (y por ende, en contra de la guerra de Irak) pero no por ello deja de ser interesante y muy disfrutable para el resto de seguidores del canadiense. Desde luego, quien quiera ver el lado mas acustico y amaestrado de Young, esta no es la mejor opción (ahí esta Heart Of Gold) pero quien quiera conocer lo que pensaba, hacia y decia en los años de mayor turbulencia politica reciente en los EE.UU debe acudir a Deja Vu.