viernes, 3 de mayo de 2013

Grandes disgustos con Grandes discos (Parte 2 de 3).

Cuando el amigo Mansion nos propuso escribir estas entradas en las que hablábamos de aquellos grandes discos con los que no llegábamos a conectar, supe desde el principio que abordábamos una cuestión peliaguda. Por ese motivo, lo último que he escrito para esta entrada ha sido la introducción que estáis leyendo, de esa forma sé lo que viene después y puedo pedir disculpas antes de que alguien se pueda sentir ofendido. Igual me he pasado con alguna frase en concreto, pero ruego no se me tenga muy en cuenta ni lleve a nadie al enfado, ya que he querido ser totalmente honesto expresándome sin ningún tipo de cortapisas. Decir ante todo que cualquier expresión que pueda ser vista como una agresión a los gustos de cualquiera de vosotros, debe ser interpretada más como un arrebato de sinceridad hacia un material con el que no empatizo que como un insulto gratuito. Ya quisiera yo que estos cuatro álbumes que vienen a continuación me tocaran la fibra sensible, así tendría más música con la que pasar buenos momentos, pero lamentablemente no ha sido así.


Bruce Springsteen - Born To Run (1975)

No puedo con su discografía y mucho menos con su obra clave en la que todo lo que conlleva ser Springsteen está elevado a la enésima potencia. Quizá no conecte con él porque valoro en la música otros aspectos distintos a los que Bruce es capaz de ofrecer. Le he dado muchas oportunidades y tengo claro que no me tocará la fibra sensible por mucho que siga intentándolo. Born to Run es un álbum demasiado efectista, repleto de cambios de ritmo y acelerones en los que se ve clara la intención de provocarte el subidón constante. Bruce se esfuerza por impactar y trasmitir, pero para disfrutar de un álbum no necesito que me estén cantando de continuo en pleno éxtasis. Me cansa tanta pose. Lo he intentado también con The River y en el segundo tema lo tuve que dejar porque volvíamos a lo mismo: Sherry Darling empieza bien, pero termina perdiéndose en la misma hecatombe sin sentido. Quizá inconscientemente me he creado una imagen de Springsteen que roza la caricatura, pero también lo he intentado con Nebraska por ver otra de sus facetas y por poco me duermo antes del tercer tema.


Deep Purple - Made In Japan (1972)

Cualquiera que haya leído el blog con asiduidad, sabrá que mi género predilecto es el pop sin demasiadas complicaciones. Luego, comprar original Made In Japan de Deep Purple fue un craso error por mi parte. Me hice con él con veintipocos años, quizá a partir de verlo reseñado en un ranking confeccionado por la revista Discoplay a partir de las votaciones de los lectores. El caso es que gracias a este disco sé con seguridad que el virtuosismo instrumental y los largos sólos de guitarra no van conmigo, al menos del estilo que se prodiga en este doble álbum. Sinceramente, me da igual que el músico en cuestión se deje los dedos durante horas. Tampoco quiero ser demasiado duro ni me apetece exagerar, pero creo que ni los más fanáticos del grupo pueden tragarse el sólo de batería de Ian Paice en el tema Child In Time The Mule. Ese momento sin venir a qué de un tío aporreando la batería sin ningún otro tipo de apoyo instrumental resume a la perfección la intención de este doble directo, alimentar los egos de los músicos a base de machacar instrumentos y torcerse los dedos.


John Lennon - Imagine (1971)

Es cierto que Imagine apareció en el número 3 de nuestro ranking sobre los mejores discos de los Beatles en solitario, pero diré en mi defensa que fue el resultado de una votación consensuada entre varias personas, yo me limité a escribir la reseña después de que se establecieran las posiciones. Mi álbum favorito de Lennon es Plastic Ono Band, de hecho es el único al que la serie Classic Albums le ha dedicado un documental. Siendo honestos, Imagine me parece un álbum interesante con tres o cuatro temas geniales, pero para nada la obra emblemática de Lennon que su viuda nos ha querido vender durante todos estos años. En mi opinión, Imagine es el álbum a partir del cual Lennon empieza su verdadero declive como compositor, ofreciéndonos la primera de sus obras irregulares durante los setenta. Haciendo un breve resumen sin querer hacer demasiada sangre, diré que Crippled Inside no tiene nada que la haga especial, I Don't Want to Be a Soldier Mama es demasiado repetitiva, Oh My Love es demasiado candorosa incluso para los cánones de McCartney, How Do You Sleep? es destacable tan sólo por la pelea con su ex-colega en los Beatles y Oh Yoko! es el típico cierre simpático en el que rinde pleitesía a su nueva musa y dominatrix.


King Crimson - In The Court Of The Crimson King (1969)

King Crimson es otro grupo al que he dado por imposible después de ser asignatura pendiente durante mucho tiempo, ya que otros colaboradores del blog a los que respeto en cuanto a criterio musical me lo han recomendado fervientemente durante años y años. A estas alturas tengo claro que si no he conseguido empatizar con su álbum más conocido y rompedor, no me queda mucho más que hacer con el resto de su discografía. Al contrario de lo que ocurre con Emerson, Lake & Palmer, por poner un ejemplo, King Crimson son considerados la élite intelectual del rock progresivo y les rodea una especie de aureola de sofisticación que no llego a entender. Yo compré su opera prima, de la que estamos hablando ahora, muy jovencito y en ninguna de las escuchas le encontré una canción que me tocara la fibra sensible (aunque tratándose de King Crimson, más que hablar de canciones, sería más propio hablar de pasajes). Si el sólo de batería de Ian Paice se lleva la palma en Made In Japan, en este álbum me gustaría destacar una de las partes instrumentales de Moonchild en la que los instrumentos se encuentran a un nivel bajísimo durante minutos que se hacen eternos. Reconozco que 21st Century Schizoid Man no me desagrada y I Talk To The Wind es el corte con el que más puedo conectar, aunque para escuchar folk de calidad prefiero ponerme antes con cualquier otro especialista en el género como la Fairport Convention.

13 comentarios:

Mansion On The Hill. dijo...

Manuel, sabia que esta entrada me iba a hacer pupa je je je. Y lo ha hecho en el caso de Born To Run. Sabes de mi forofismo con el de New Jersey gracias a discos tan maravillosos como Born To Run. Pero sobre gustos no hay nada escrito, y lo mismo que a mi me marcó a ti te produce nauseas. La musica es el arte mas abierto que existe y esto lo demuestra.

Respecto al de Deep Purple, pues ni idea. Nunca lo he escuchado porque nunca me interesaron. Lo mismo con el de King Crimson, al que muchas veces he visto reseñado en listas que repasan los mejores discos de su epoca. Quizás lo intente.

Sobre Imagine, siento estar en desacuerdo. Es mi album favorito de John en solitario, y eso tiene merito, porque no he conectado nunca con el Lennon en solitario. Pero este disco me gusta y mucho.

Estas entradas tienen su punto de provocacion y a fé que lo estan consiguiendo...jejeje

Un abrazo

PPK dijo...

Solo hablaré de "Imagine". Estoy en total desacuerdo contigo. Es cierto que Lennon, en solitario, no tiene ningún disco redondo, ni siquiera el "Plastic Ono Band", que también tiene excedentes.
Coincido en que "Clipped inside" no dice nada; que "Oh, Yoko" es prescindible, pero tiene, al menos 5 buenísimos temas. Uno, especialmente me gusta, que ni has citado: "Give me some truth", que me parece de lo mejor de Lennon en toda su carrera. Además, por supuesto, de "Imagine", "Jealous guy", "How do you sleep?", "Oh my love". En fin, para gustos...
Saludos.

Bruno dijo...

Coincido totalmente con lo que expones con Bruce (tampoco logro conectar con él por más que lo intente, aunque hay canciones que me gustan bastante) y con el Imagine de Lennon (es un disco sobrevalorado, principalmente por la canción que le da título que es igualmente sobrevalorada; yo salvo How? Jealous Guy y alguna suelta más que no está mal, pero desde luego no es un discazo ni mucho menos).

Con los Purple disiento un poco: el Made in Japan es un disco que compré hace años y que durante mucho tiempo disfruté poniéndolo a todo trapo. Hace mucho que no lo oigo, pero guardo grandes recuerdos de él.

Ahora sí: el de King Crimson es una auténtica OBRA MAESTRA con mayúsculas. Reconozco que el "interludio" de ruiditos que dices sobra, pero vaya discazo, vaya interpretaciones, vaya creatividad... Es probablemente uno de mis discos de cabecera.

Pronto llegará mi lista y con ella el apocalipsis xDD

revolver dijo...

Manuel, ole tus "eggs", con un par, sí señor.
Siempre he dicho que la única ciencia exacta es la Matemática, el resto es cuestión de sensaciones, sensibilidades, gustos y subjetividad absoluta.
Y en las artes mucho más. Cada uno interpreta y siente cosas diferentes con la misma pieza...Así que aún estando en desacuerdo contigo en alguna cosa, aplaudo el post.

Si lo hubiera escrito yo hubiera coincidido contigo con "Born To Run", a mí me gusta Springsteen pero no con el grado de fanatismo de Mansion, y ese disco me carga, prefiero otros, aunque puede que ninguno entero.
Con "Made In Japan" coincido en parte, (por cierto, el solo eterno de batería es en la canción "The Mule"). "Space Trucking" también me resulta algo pesada...Pero piezas como "Highway Star", "Smoke on the Water" o "Lazy" me encantan.
Coincido también en la opinión de "Imagine", me quedo con un par de temas o tres, "Give Me Some True" me parece de lo mejor (coincido con PPK)...
Y ya te dije que, como Bruno, el disco de King Crimson, de 1969, cuando reinaban los Stones, Abbey Road, y otras vacas sagradas me parece vanguardista, rompedor, brutal...Para mí es una genialidad...

Espero ansioso la lista negra de Bruno, je, je...

Luis de Vigo dijo...

Yo hacía muchos años que no escuchaba Imagine, lo he puesto hoy y me parece un buen disco,salen tres canciones que están en mi top five de canciones de Lennon, esto es Jealous Guy, Give me some truth y por supuesto Imagine. A partir de la inspiración de estos tres temas los Oasis han sacado su discografía. De la misma marera que Lennon se inspiró en A Whiter Shade Of Pale de Procol Harum, para hacer Imagine, en I day in the life, para hacer Child of nature- Jealous Guy o I´m the walrus para hacer Give me some truth.
No coincido con lo que comentas de Deep Purple o King Crimson, pero si con lo de Bruce.
Para mi el mejor disco de Lennon es el Plastic ono band, que está a la misma altura o por encima de cualquiera de los mejores discos de Macca. No recuerdo si voté en aquella lista, pero si lo hice lo puse seguro de segundo detras del All Things Must Past de Harrison.
Ahora Manuel, saca la lista si es que voté y la tienes y me dejas con el culo al aire.

PPK dijo...

En defensa de Luis de Vigo, a quien no conozco. Si hiciéramos eso de tirar de hemeroteca, todos quedaríamos con el culo al aire: cualquiera sabe que cuando hay tanta calidad, nuestras "listas" son proteicas y lo que hoy nos encanta, mañana nos parece más normal. Siempre dentro de la altísima calidad del cuarteto de Liverpool y sus integrantes.
Saludos.

Manuel J dijo...

Mansion: Sabía que lo de Bruce iba a doler, por eso quité algunas frases algo hirientes del primer texto que escribí. En fin, podría haber sido peor xD

PPK: Para mí en cambio Plastic Ono Band es un álbum redondo, la verdad. No nombre Gimme Some Truth, porque no me parece un tema remarcable. El otro día hablando con el amigo Mansion, me dijo que esa canción le recordaba a I Am The Walrus, cosa que me dejó un tanto noqueado. En cualquier caso, es un tema que, influencias aparte, no me dice mucho. Salvo Oh My Love, puedo coincidir contigo en el resto de imprescindibles de Imagine que mencionas.

Bruno: Pues si, con tu lista llegará el apocalipsis bloquero xDD

revolver: Tu punto de vista sobre el álbum de King Crimson me parece muy interesante. Enmarcándolo en el momento histórico en el que fue publicado resulta muy meritorio, pero a pesar de todo es un álbum que no me llega. Creo que para escribir este tipo de entradas hay que hablar desde el corazón y en eso me he basado para criticarlos.

luis: La ecuación seguiría así: A Whiter Shade Of Pale / Imagine / Freda Peeple (Bring On The Lucie). Coincido contigo en que Plastic Ono Band está por encima de los mejores discos de Macca. Teniendo en cuenta innovación y riesgo, ese álbum de Lennon es muy rompedor al destaparse de una forma tan cruda en un álbum comercial. Fue lo mejor que hizo al principio de su carrera en solitario y no toda esa vanguardia que nadie recuerda.

PPK: luis puede dormir tranquilo, porque no tengo ya la lista que me mandó.

Luis de Vigo dijo...

Manuel si quieres comprobar la conexión de la canción de la morsa con Give me some truth, prueba a hacer lo siguiente, canta tres veces de forma intercalada los dos temas, es decir cantalos seis veces, tres veces cada uno, pero canta a voz en grito, si no puede ser así pierde un poco el efecto, me diras luego si no tengo razón e incluso descubriras que Give me some truth es un buen tema. Hace años, muchos años que no lo hago, pero lo hice alguna vez. Recuerdo que la primera vez que escuché el disco de Imagine casi todos los temas me llevaba a otros temas anteriores de Lennon, pero fue durante con las cinco o seis primeras escuchas, luego olvide esas similitudes porque los propios temas cogieron identidad propia, pero recuerdo esa relación de Give me some truth con el I am the Walrus, o de Jealouse Guy con A day in the life. La de "How do you sleep? la tengo olvidada y por un tiempo me tuvo atormentado, porque tiene parecido con una canción anterior, pero ya no recuerdo a que tema se me parecía muchísimo. Yo el Imagine lo habré escuchado cuarenta o cincuenta veces, puede que más, fue mi primer disco de Lennon, lo compré en el 85, entonces los discos se escuchaban una y otra vez, si te gustaban claro, hasta que se podía y decidía ir a comprar otro y aun despues se seguían escuchando. Me gustán todos sus temas no le hago ascos a ninguno.

MAGUELO MAGUE dijo...

Miguel Angel de la Rioja:

Pues a mi me ha herido en el alma el post entero, lo siento, como alguien ha dicho, sobre gustos no hay nada escrito:

Born To Run: Yo del Boss solo había oído el Born in the USA antes de verlo en directo en el 88, desde entonces me gano para siempre, tras ese concierto empece a comprar sus discos, ya saber un poco mas de su historia, Born to Run lo realizo bajo una presión máxima por parte de su manager y de la discográfica tras dos primeros discos que vendieron poco y ante las expectativas de haber sido denominado como el nuevo Dylan. A mi personalmente me gusta mas la época de Darkness on the Edge of town, hasta The River, otro periodo de gracia en el que estuvo grabando sin parar hasta caer exausto y que no pudo editar discos por la prohibición y los rollos que se traía con su manager. De cualquer modo no dejo de reconocer que Born to Run es un pedazo de disco con canciones variadas, clásicos mayusculos (thunder road, Jungleland, y Born to run). Lo siento pero soy muy parcial con el boss. A los que no lo habéis visto en directo os lo recomiendo, ya no es el de los 70-80, pero su nivel de entrega con 62 es el mismo.

Made in Japan: Lo compre allá por finales de los 70, y me impactó, no dejaba de escucharlo, y fue precisamete por el virtuosismo principalmente del guitarrista, fue la primera vez que escuchaba algo semejante, como un tío en directo hacia esas cosas con su guitarra (aun no había descubierto a Hendrix ni a Clapton), y también reivindico sobre todo en las actuaciones en directo los solos de los baterias, teclistas, y bajistas, porque no darles una oportunidad de llevarse un aplauso individual? Mayuscula Child in Time así como el cantante.

Imagine: Coincido plenamente contigo, solo se salvan a mi gusto la propia Imagine y Jealous guy.

In The Court Of The Crimson King: año 1966, plena era sicodelica/sinfónica, con grupos emergentes como Pink Floyd, yes , Genesis, etc. y el amigo fripp(dictador de King Crimson y alma matter) se marca en su primera canción una especie de heavy o hard rock, con su 21st century schizoid man. Para después deleitarnos con varias canciones deliciosas hechas para escuchar en silencio(preferiblemente con auriculares) y oír todos sus matices cambios de balance estéreo típicos de esa época. Estoy de acuerdo contigo en que la duración de Monchild con ese desfase instrumental es larga, pero por el resto, pedazo de obra maestra. Soy un enamorado del sinfónico, y tengo la mayoría de discos de los grandes, pero nunca he podido con el Emerson Lake and Palmer, en el que el organo de Mr Emerson me carga hasta el aburrimiento.


Anónimo dijo...

si no te gusta el Rock NO ESCUCHES ROCK y mucho menos ESCRIBAS SOBRE ROCK. Si lo tuyo es el pop sin pretensiones, escribe sobre esos discos que te encantan hechos por personas que en cuanto cumplen los treinta años lo dejan por que la música es tan sólo un pasatiempo, y deja de tocar los huevos.
No me gusta el pop; no escucho pop; y no escribo sobre pop. Es fácil.
Descalificando porque sí, haces que gente que tenga curiosidad por un disco no lo llegue a escuchar. Y puede que se pierdan el disco de su vida.
Deleznable proceder el tuyo, en mi humilde opinión.

Bruno dijo...

Querido Anónimo: si no te gusta el blog NO LEAS EL BLOG y mucho menos COMENTES EN EL BLOG xD

Es broma, de vez en cuando nos alegra tener una mosca cojonera por aquí. Vuelve cuando quieras.

¡Ah! Y no olvides firmar la próxima vez.

Manuel J dijo...

Miguel Angel: Gracias por comentar. Decirte en primer lugar que así da gusto recibir comentarios, desde la educación y el respeto aún cuando no estés de acuerdo con lo que expongo. Sobre lo que comentas de Bruce, te aseguro que me dan ganas de darle otra oportunidad, igual lo hago. Muy interesante todo lo que expresas sobre Deep Purple y King Crimson. Muchas gracias por extenderte tanto en tus comentarios.

En cuanto a ti, Anónimo, al principio de la entrada dejo claro que lo que expongo lo hago desde el respeto por los gustos de los demás y que ojalá estos discos me gustaran para poder disfrutarlos. No creo que mis opiniones en este blog puedan arruinarle el disco de su vida a nadie, no tengo tanto poder de convicción. Aquí el único que se toma mis opiniones tan en serio como para enfadarse eres tú.

revolver dijo...

Una pequeña discrepancia con Miguel Angel de la Rioja: el año de publicación de "In The Court of The Crimson King" es 1969, no 1966.

Por cierto, como dato histórico, King Crimson (desconocidos entonces) actuaron como teloneros en el famoso concierto de The Rolling Stones en Hyde Park, Londres, el 5 de julio del 69, concierto que sirvió para presentar a Mick Taylor y rendir homenaje al fallecido (3 de julio) Brian Jones.