lunes, 14 de noviembre de 2011

Tres documentales: Harrison, Davies y The Who

Aprovechamos una nueva entrada para dar carpetazo al Beefeater In-Edit Festival, al que ya dedicamos una primera entrada a propósito del documental The Sacred Triangle que puedes leer aquí. Dentro de la amplia programación, bastante centrada en homenajear en la presente edición a Murray Lerner, servidor acudió a los pases de tres documentales más:

George Harrison - Living in the material world



Como buen beatlémano, mi presencia era obligada. Puede decirse que la palabra que mejor define a este documental es "bonito"; también el término "emotivo" resulta bastante apropiado aquí pero, como puede tener una connotación negativa al entenderse como lacrimógeno y no es así, prefiero no usarlo.

Pese a durar casi 3 horas y media, no es una biografía exhaustiva, ya que no se dedica a detallar su vida, ni sus logros musicales, ni profundiza en casi ningún tema. ¿Qué es entonces este documental? Es más bien una semblanza del beatle tranquilo: nos cuentan a grandes rasgos hechos importantes en su vida y en su carrera, y las personas más cercanas a él nos cuentan cuál ha sido la huella que George dejó en ellos. No importan los hechos aquí, sino la persona que hay detrás.

Testimonios de primer nivel: mujeres, hijo, familia, y muchos compañeros y conocidos: Paul y Ringo desde luego, Clapton, Yoko Ono, Klaus Voorman y Astrid, los Pythons Terry Gilliam y Eric Idle, Tom Petty, Ray Cooper (de los más afectados), Phil Spector (impresionante, ya veréis), Jackie Stewart... Algunos testimonios, como no podía ser de otra forma, son grabados: los del propio George (del Anthology), Neil Aspinall, Billy Preston... El que todos sus amigos se vuelquen aquí, como ya ocurriera en el Concert for George, creo que resulta bastante significativo y es buena muestra de la calidad humana de George. Hay también alguna ausencia notable, al menos en mi opinión, siendo la más destacable la del Wilbury Bob Dylan (tampoco recuerdo que apareciera Jeff Lynne, pero en la ficha de imdb aparece, así que puede ser una mala jugada de mi maltrecha memoria).

En resumen, un bonito documental que haciendo honor al homenajeado resulta muy espiritual. Imágenes y videos que al menos servidor no conocía, una buena banda sonora de fondo que hace un buen seguimiento a su carrera (tanto en solitario como en sus bandas), y un guión inteligentemente planteado. Scorsese sale triunfante de esta empresa. Imprescindible para todos los melómanos y muy especialmente para los seguidores de The Beatles.


Ray Davies - Imaginary Man



Para mi toda una sorpresa este modesto documental sobre el líder de The Kinks. Es prácticamente una conversación entre Ray Davies y Julien Temple (quién también realizó otro documental sobre Dave Davies, aunque no lo vi), una relajada reflexión de Ray sobre lo que suponen para él The Kinks, el trabajo de compositor y la fama. Si uno espera una biografía al uso se llevará una decepción desde luego, así que prefiero aclararlo: esta película es más bien algo minimalista, una deliciosa retrospectiva contada en voz baja.

Lo cierto es que Ray Davies, por lo visto en el documental, me resultó un tío de lo más simpático. Además de esa fina ironía tan inglesa, del estilo de la de Harrison que comentamos más arriba, sus extravagancias y su forma de ser me resultaron totalmente cautivadoras. Es la anti-estrella del rock, un tipo que en el mismo documental reconoce "es genial ser alguien como yo, prácticamente nadie me reconoce por la calle". Es un tipo con los pies en el suelo, que a pesar del éxito y el dinero siempre ha vivido en el mismo barrio en que creció de niño (se compró una mansión cuando triunfó con The Kinks, pero la vendió al poco tiempo para volver a su anterior casa), que no cayó en los excesos habituales de los rockeros, ni nada de nada...

Un tipo de lo más normal, aunque resulte curioso observarlo paseando sin dejar de cantar ni por un instante. A sus pies Mr. Davies.


Amazing Journey - The Story of The Who



Al contrario del anterior film, esta sí es lo que podríamos definir como una biografía convencional sobre The Who. En dos horas nos ponemos al corriente de las andanzas de los miembros del mítico grupo británico.

Realizado en 2007, tan solo cuenta con la participación de Daltrey y Townshend, únicos miembros vivos de la banda. Cuenta asimismo con los testimonios de managers (actuales y anteriores), familiares y algún que otro amigo. En el aspecto negativo, la elección de los otros músicos que intervienen en el documental dando su testimonio y rindiendo pleitesía: ¿en serio que no había nadie mejor que Sting, Noel Gallagher o The Edge que se prestara a aparecer?

Por lo demás, un correcto film que hace gala de un más que abundante material videográfico, una buena estructura narrativa y, sin conocer previamente su biografía, me da la impresión que no tratan de nadar y guardar la ropa: no se cortan a la hora de explicar sus adicciones, enfrentamientos, excesos, escándalos, etc... Es más, me resultó sorprendente la mala relación entre Daltrey y los otros tres músicos (o más bien al revés, entre los otros tres y Daltrey), y cómo el mismo Townshend no se corta a la hora de menospreciarlo. También hay momentos divertidos, cuando no hilarantes, sobre todo cuando está Keith Moon de por medio (como cierta aparición en la televisión estadounidense en la que explota el bombo de la batería con fuegos artificiales, impresionante).

Un buen documental, al fin y al cabo, con el que disfrutar de una gran banda.

6 comentarios:

nikochan dijo...

Yo me los perdí (mierda) y para más rabia mi hermano los vio todos..... No me queda otra que buscarlos ilegalmente o esperar....

PD: Hola!. No viene mucho a cuento con el post pero no tengo mejor opción para comunicarme con usted y estoy haciendo un experimento en la Isla Nikochiana con un test musical para blogueros de pro. Y he pensado que como les suelo seguir sería un honro contar con usted. Le dejo dos cuestionarios realizados por dos amigos de la blogosfera (puede ver el resto en el blog y aún faltan unos cuantos!) y si le interesa perder el tiempo un rato podría copiar las preguntas, rellenarlas y enviarlas a nikochanisland@gmail.com. Gracias tanto si lo hace como si no.

http://nikochanisland.blogspot.com/2011/11/face-to-face-with-manel.html
http://nikochanisland.blogspot.com/2011/10/face-to-face-with-tsi-na-pah.html

bitelino dijo...

Hostiasss, no sabía yo nada del documental este de The Who. Me lo pido para reyes. jeje

Paco dijo...

Me muero por verlos. El de Harrison está anunciado para el 28 de este mes en Canal + a las 11 de la noche (igual lo dividen en dos partes). Debe ser emocionante...
Y por supuesto el de Julian Temple sobre Ray y el de los Who, joder...
Gracias por tan buenas noticias.
Abrazos.

Mansion On The Hill. dijo...

No me quedan uñas esperando a ver el de Harrison. Me espero algo grande.

El de los Who primera noticia. Interesantisimo. Me haré con el.

Y el de Davis tambien seduce. Lo pones muy bien. No soy el mayor fan de los Kinks pero lo pongo en cartera.

Un abrazo

Bruno dijo...

nikochan: el de Hari lo quiero original, pero los otros no me importaría tenerlos "ilegales". En cuanto a las encuestas cuenta con ello, ya está avisado también Manuel, pero él tardará un poco más porque anda liado.

bitelino, Paco y Mansion: los tres documentales merecen la pena, tan solo recalcar de nuevo que el único que es una biografía más convencional es el de los Who. El de George es un tanto más "etéreo", mientras que el de Ray es más una charla informal sobre lo que ha sido su carrera. Espero que os gusten por lo menos tanto como a mi.

Gracias a todos por comentar, un saludo.

Manuel J dijo...

Desde que se publicó la entrada hasta hoy sólo he tenido tiempo de ver el documental sobre George. Tengo que decir que la primera parte me ha resultado un tanto aburrida (por contar por enésima vez toda la historia beatle de pe a pa) y la segunda también (porque George, aparte de All Things Must Pass, no tiene obra musical digna de reseña en su obra en solitario). Lo corrobora que las dos horas de la segunda parte se hayan dedicado casi en exclusiva a su espiritualidad, sus aficiones y hechos que ocurren a su alrededor. Eso si, Brainwashed o Cloud Nine se merecían al menos unos minutos testimoniales.