viernes, 2 de septiembre de 2011

The Beatles según... George Martin (I)


  • En Enero de 1964 los Beatles actuaron en el Olimpia de París. Fui allí en avión porque los alemanes habían pedido tener una versión en alemán de I Want to Hold Your Hand y de She Loves You, lo que para los Beatles no tenía ningún sentido porque habían estado cantando en Hamburgo en inglés durante años. Yo intenté hacerles entender que en Alemania nunca se había vendido nada en inglés, lo que era verdad. Les dije: Chicos, si queremos vender en Alemania tendremos que aceptar su propuesta. Veamos que pueden hacer. Así que les enviaron a Otto Demmler, su director de contratación, para que les hiciera la traducción de las letras, que, la verdad, no eran muy complicadas.
  • Tenían problemas con los técnicos franceses que los amenazaron con sabotearlos desenchufándoles en mitad de la actuación. En realidad eran discusiones entre bastidores. De modo que no creo que los Beatles estuvieran demasiado interesados en otro público que no fuera el inglés. De hecho, el día de la grabación no se presentaron. Estuve esperándolos con Otto Demmler en el estudio durante una hora, y luego llamamos a su hotel. Respondió Neil Aspinall y dijo. Lo siento, pero me pidieron que le dijera que no iban a ir. Yo repliqué: ¿Pretende decirme que ellos le han dicho que me lo dijera usted? ¿Acaso no pueden decírmelo ellos mismos?. El añadió: Así es. Y yo dije: Ahora mismos voy para allá, y me van a oír.
  • Así que salí disparado hacia el hotel George V y allí estaban tomando el té en la habitación. Aquello era como la merienda de locos de “Alicia en el País de las Maravillas”. Jane Asher era Alicia sirviendo el té con su pelo largo y dorado. En cuanto entré en la habitación salieron disparados en todas las direcciones. Fueron corriendo detrás de los sofás y uno de ellos se puso una lámpara en la cabeza para esconderse. No paraban de hacer tonterías, y todos decían a coro. Perdónanos, George, perdónanos, desde detrás del sofá. Estaba claro que no podía estar enfadado con ellos durante mucho tiempo, así que les dije que se disculparan ante Otto Demmler y lo hicieron. Luego volvieron al estudio y grabaron.
  • Y, en efecto, los Beatles tenían razón. La versión alemana no se vendió. En realidad, se vendió bastante menos que otros discos posteriores en la lengua original. A primera hora de la mañana del día siguiente me llamó Brian Epstein, diciéndome que sentía despertarme pero que tenía que contarme una noticia extraordinaria. Dijo: Somos número uno en Estados Unidos, I Want to Hold Your Hand ha subido al puesto número uno. Fue el primer disco que alcanzó el millón de ventas antes de ser lanzado. Me vestí enseguida, fui hasta el George V e hicimos una gran fiesta. Fue un momento increíble para todos nosotros.
Del libro El Verano del Amor. George Martin.

3 comentarios:

Mansion On The Hill. dijo...

Cuando I Want To Hold Your Hand consiguió el número 1...todo explotó. Ahí empezó la locura.

Mira que es feo el aleman joder....y cantado aun mas horroroso.

Tom/Shine. dijo...

Se nota que es un libro que vale la pena leer. Me lo conseguiré ahora o después.

Asi era George Martin con los Beatles, un amigo más que cualquier cosa involucrada con el trabajo.
Como un quinto beatle.
See ya!

Manuel J dijo...

Mansion On The Hill: Muchas gracias por pasarte siempre. Un abrazo!

Tom/Shine: George Martin es, efectivamente, el quinto beatle. Quizá repitamos sección con George Martin, porque nos quedan algunos extractos que merecerían la pena. Saludos.