martes, 3 de junio de 2014

The Beatles Anthology CDs, ¿mereció la pena? (1 de 2)


Hace ya algunos años mi compañero Bruno escribió un ensayo en dos partes muy interesante acerca de la grabación por parte de los Threetles de los temas Free As a Bird y Real Love. Mi objetivo con esta entrada es algo distinto, ya que me propongo valorar de la forma lo más objetiva posible la publicación de los tres dobles CDs con material inédito que Apple publicó a mediados de los noventa acompañando al documental Anthology. Mi intención en un principio era resumir los tres dobles CDs con el mejor material de todos ellos, una entrega de la sección DosXUno algo más ambiciosa. Enseguida me di cuenta de que era difícil abordar algo así, pero me dejó varias ideas en la cabeza de las que me gustaría hablar ahora.



Para situarnos habría que decir que el proyecto Anthology se había ideado para abarcar la historia del grupo desde tres frentes distintos. Un documental en el que los propios Beatles hablaran de su carrera era la idea inicial que Neil Aspinall comenzó a fraguar a principios de los setenta cuando los Beatles se acababan de separar. Iba a ser llamado The Long And Winding Road, pero fue rebautizado en los noventa con el nombre Anthology, ya que Harrison no quería que una visión global del grupo tuviera el nombre de la canción de uno de sus componentes. Este modesto proyecto fue engordando hasta redondear en diez episodios y, no contentos con la magnitud que estaba alcanzando, se propusieron otras vías alternativas para contar la historia del grupo como fueron un voluminoso libro y varios CDs recopilatorios. Tanto el libro como la serie documental son necesarios, aunque el libro resulte algo redundante al sacar gran parte de sus testimonios de los ya expresados en el documental. A pesar de esto, la versión literaria aporta mucho material que quedó fuera de la versión fílmica por falta de espacio y atesora un diseño de páginas imaginativo y colorista (el libro According To The Rolling Stones por comparación resulta demasiado rígido en ese aspecto).

La cuestión más crucial era como iba a abordar Apple la rama discográfica del proyecto. Teniendo en cuenta todo el material que salió publicado en un lapso tan corto de tiempo, más de seis horas y media de música inédita en menos de un año, parece que este apartado se les fue un poco de las manos. La publicación de las tres entregas dosificadas cada seis meses jugó en contra para poder apreciarlas como obra global. De hecho, existen diferencias de enfoque entre el primer volumen y el segundo, así como entre el segundo y el tercero.


El fallo más sangrante fue reunir a los Threetles para aportar un nuevo tema al primero y al segundo volumen, dejando huérfano el tercero. La explicación oficial fue que la tercera maqueta de Lennon disponía de un sonido demasiado pobre como para trabajar en ella, pero la verdadera razón es que Harrison se negó a participar porque con la publicación del primero y el segundo volumen se había llenado los bolsillos lo suficiente. Es un rumor insistente que Harrison se había embarcado en el proyecto Anthology porque a mediados de los noventa se encontraba casi en bancarrota. Participó en el documental de buena gana y grabó dos temas con sus excompañeros, pero una vez saciado económicamente vio innecesario continuar invocando viejos fantasmas. No voy a valorar si era necesaria o no una reunión de los Threetles, pero es evidente que no grabar un tercer tema fue en perjuicio del proyecto. Los que habíamos disfrutado con Free As a Bird y Real Love, esperábamos con curiosidad una tercera entrega y nos quedamos a cuadros cuando escuchamos el flojo instrumental A Beginning como apertura de última hora. Grow Old With Me era un tema tan digno como los otros dos. La poca justicia que se le hizo después de varios años fue aparecer publicado en el Anthology particular de Lennon aderezado con una orquesta de cuerda por cortesía de George Martin.

Por otra parte, la principal diferencia entre el primero y el segundo volumen fue la utilización de los llamados speech, extractos de entrevistas antiguas en las que los propios Beatles o su manager Brian Epstein eran citados para ofrecer opiniones sobre su carrera entre canción y canción. La idea de incluir dichos speechs en el primer volumen era demasiado rebuscada y como oyente tengo que decir que incluso llegaban a molestar. Se dieron cuenta demasiado tarde y ya en el segundo volumen decidieron prescindir de ese recurso. Todo bien, pero de nuevo la cohesión de la colección como obra conjunta se vio perjudicada.

Continuará el próximo 9 de junio

5 comentarios:

HARIPEICH dijo...

Para los que apilabamos piratas por aquel entonces no hubo demasiadas sorpresas.

Lo que apesta, sin ninguna duda, son las remezclas a partir de distintas tomas.

Los diálogos, si son cortos, no molestan demasiado.

En cuanto a resucitar al muerto, me pareció y me parece, cuando menos discutible, por no decir lamentable.

Mansion On The Hill. dijo...

Interesante analisis, Manuel.

En mi caso, creo que solo por la pelicula, ya valió la pena el esfuerzo titánico que supuso poner todo al día. Tengo los DVD (antes los VHS) como oro en paño.

EL libro tambien lo compré. Vale la pena por lo visual y por muchas de las declaraciones del grupo. Aunque ahora ocupa mucho sitio en casa y no se donde meterlo! jejeje. Por cierto, buena puyita al Acordding To The Rolling Stones. Te la devolveré :-)

Los Cd´s creo que es el gran error de todo el conjunto. Los tengo pero no los escucho desde hace lustros. Todo lo contrario que sus discos oficiales. De Free As A Bird mejor ni hablo pero soy un fan de Real Love (sobre todo de la maqueta original de Lennon).

Interesante lo que cuentas de Harrison. Viene bien para que alguno le baje del pedestal...:-)

Luis de Vigo dijo...

Yo pienso que el gran error fue ponerle a los Cds el título de Anthology, una antología es una recopilación normalmente de lo mejor, Y el producto no va de eso , el contenido de esos cds es para gente que ya conoce los Beatles, no para alguien que los tiene que descubrir, pero la pela es la pela.

PPK dijo...

"De Free As A Bird mejor ni hablo pero soy un fan de Real Love (sobre todo de la maqueta original de Lennon)".
Copio porque estoy de acuerdo al 100%

Manuel J dijo...

HARIPEICH: Hablaré de las remezclas de las tomas en la continuación de esta entrada. En cuanto a resucitar a Lennon, pienso lo mismo... aunque Free As A Bird y Real Love me gustaron mucho cuando las escuché.

Mansion: Jajaja Tienes que reconocer que el According de los Stones se queda muy corto en cuanto a diseño gráfico. El de los Beatles le da mil vueltas, se lo curraron más. Por cierto, llevo años guardando el libro Beatles Anthology encima de la estanteria (en horizontal) por que no me cabe en ningún estante. El otro día lo cogí para echarle un vistazo y tenía tres dedos de polvo xD Yo también creo que la maqueta de Real Love es una maravilla, de lo mejor de Lennon en solitario aunque nunca llegara a publicarlo.

Luis: Tienes toda la razón. Yo tenía catorce años cuando compré los CDs y aún no había escuchado ni los discos oficiales. Me dejé guiar por el título cuando me habría venido mucho mejor gastar el dinero en los recopilatorios rojo y azul.

PPK: También estoy de acuerdo al 100% como he dicho antes.

Muchas gracias a todos por comentar.