viernes, 23 de abril de 2010

TOP Nº 08 - Paul McCartney - Chaos And Creation In The Backyard (2005)


En el puesto número 8 nos encontramos el álbum más reciente del ranking y la primera entrada dedicada a Paul McCartney, su penúltimo trabajo hasta la fecha.

La década que termina se ha caracterizado por un ligero repunte en la producción musical de Macca, ya que los noventa nos dejaron tan sólo dos de sus trabajos (Off The Ground y Flaming Pie). Aún pendientes de un nuevo álbum que pueda publicar este año, la primera década del siglo XXI cuenta ya con cuatro discos de Paul McCartney (contando con Electric Arguments bajo el pseudónimo de The Fireman) que son además los causantes de la celebrada reconciliación entre la música del ex-beatle y la crítica músical que venía fraguándose desde Flaming Pie (1997). Chaos And Creation In The Backyard es hasta ahora la cima de todos esos logros, un álbum que nos brinda a un McCartney libre de todos los tópicos que le han acompañado durante toda su carrera en solitario. También conocido como el hipotético McCartney 3 que nunca existió, ya que Paul toca prácticamente todos los instrumentos al igual que hizo en entregas anteriores como McCartney (1970) y McCartney 2 (1980), Chaos And Creation fue reseñado por la mayoría de la crítica como "inusualmente reflexivo y repleto de un sonido intimista".

Uno de los principales responsables de la actual revalorización del trabajo de McCartney fue el productor de este álbum, Nigel Godrich. Conocido anteriormente por la producción de los discos de Radiohead y varios albumes de Beck como Mutations o Sea Change, Godrich fue recomendado por George Martin, el legendario productor de los Beatles que ya por entonces se había retirado de la vida en activo. La forma de trabajar de Godrich liberaría a McCartney de todos los clichés de los que se le acusaban, ya que además de ejercer como productor se atrevió también a desechar y discutir las canciones que aparecerían en el álbum. Para una figura más que consagrada como Macca fue difícil soportar todas esas críticas y vetos a los temas que presentaba en el estudio, pero la osadía y las exigencias de Godrich le llevarían a crear un excelente álbum donde ni falta ni sobra nada. Chaos And Creation se convierte así en el primer trabajo desde Give My Regards To Broad Street (1984) donde McCartney no aparece en los créditos de producción.

El álbum que comentamos es hasta ahora el último trabajo publicado por McCartney bajo el sello discográfico EMI, ya que su última entrega titulada Memory Almost Full fue distribuida por el sello Hear Music de la compañía Starbucks. Para la promoción del disco, McCartney ofreció un original concierto en los estudios Abbey Road donde interpretó las nuevas canciones y parte de sus temas clásicos bajo un prisma distinto al que tenía acostumbrados a sus fans (mención especial merecen revisiones de temas como Band On The Run o Lady Madonna). La portada del álbum es una fotografía tomada en 1962 por el hermano de Paul, Mike McCartney, titulada Our Kid Through Mum's Net Curtains en la que se ve a Paul con veintipocos años tocando la guitarra en el patio trasero de su casa de Liverpool algunos años antes del estallido de la Beatlemania. Como curiosidad decir que en el CD aparece el nombre de Paul McCartney como ambigrama, es decir, el nombre puede leerse tanto del derecho como girándolo 180º. Haced la prueba poniéndoos bocabajo:


Chaos And Creation contiene canciones tan sobresalientes como Friends To Go, un tema que, según las palabras del propio Paul, está inspirado en la forma de componer de su ex-compañero de los Beatles, George Harrison. Eso de hacer una canción a lo Harrison me parece una afirmación demasiado difusa (¿donde está la guitarra slide?), pero para un buen amigo gallego, beatlemano de pro para más señas, Friends To Go es la mejor canción del álbum y quizá el mejor tema en solitario de Paul. Riding To Vanity Fair fue anunciada antes de la salida del disco como una puya a la prensa sensacionalista que se había cebado con McCartney durante su relación con Heather Mills, pero, revisándolo ahora con la perspectiva que da el tiempo, más bien parece una indirecta llena de rencor hacia la propia Heather (se separarían finalmente a principios del 2008). El álbum nos trae también otras canciones en la línea más clásica de McCartney como las simpáticas melodías de English Tea o solemnes baladas como This Never Happened Before. En la otra cara de la moneda, me gustaría decir algo sobre la celebrada Jenny Wren, canción que según el propio Paul bebe de clásicos como Blackbird, pero que en mi opinión resulta el corte más encorsetado e insoportable del disco. Para terminar, haré mención a mi canción favorita, How Kind Of You, un tema precioso que guarda uno de los acompañamientos más experimentales del disco. Os dejo con el rompedor primer single que contiene entre sus letras parte del título del álbum...

6 comentarios:

Mindthegap dijo...

Me acuerdo cuando escuche por primera vez este single que apareció como adelanto del nuevo lp de McCartney que pensé: es el mejor tema que escucho de Paul en años, espero que el lp sea igual de bueno.
Y efectivamente el resto del disco estuvo a la altura del single.

De todos modos creo que la linea de piano de Fine line recuerda excesivamente a la que aparece en el tema de George Harrison When we was fab. ¿no os parece?

Elisa dijo...

Como siempre, un muy buen apunte Manuel.

Me has recordado este álbum que hacía a saber cuanto tiempo que no me acordaba de él.

Cuando salió me gustó mucho en general, era diferente, pero no peor por ello. Aunque la voz de Paul actualmente no es lo mismo (sigo pensando que a veces parece una abuelita) en este disco parece como rejuvenecido.

Personalmente destacaria, Too Much Rain, Anyway (de la que leí una vez que se parece sospechosamente a una canción del grupo The Impressions, People Get Ready) y Friends To Go.

La portada siempre me ha recordado un poco a lo que hizo John con su álbum Rock'n'Roll, rescatar una foto del pasado con la que se sentia identificado en el presente, o eso me parece. En el patio de Fortlin Road, no sé si a raiz del disco, se puede ver la misma postal en vivo, esta vez sin Paul claro ;).

Mind, nunca había relacionado esos dos temas, y es verdad que se parece. El piano de Fine Line siempre me ha recordado más a Lennon que a otra cosa.

Manuel J dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios ;)

Curiosamente, Fine Line es de las canciones que menos me llegan del álbum. Prefiero antes Friends To Go o, por encima de todas, How Kind Of You. No conocía el paralelismo con When We Was Fab, me pondré con las dos para comparar. Curioso como McCartney tiende mucho a la música de Harrison últimamente. Lo que en Let It Be era un ligero desprecio, en los últimos discos se ha convertido en un homenaje continuo a George. Por ejemplo, Tiny Bubble del Driving Rain y su sorprendente parecido con Piggies, el pretendido homenaje de Friends To Go o el piano que acabas de comentar, Mind.

Eli, resulta curioso como hay canciones que nos gustan a unos más que a otros. Con Too Much Rain y Anyway... ni frío ni calor, la verdad. Muy interesante tu apunte sobre la portada, no me había dado cuenta... pero el paralelismo es más que evidente.

Repito, muchas gracias a los dos por escribir ;)

HARI dijo...

Antes que nada, enhorabuena por el trabajo. Es digno de admiración.

Respecto a "Chaos And Creation In The Backyard" señalar que fue mi reencuentro con McCartney después haberle tenido durante muchos años en segunda fila (tercera quizás).

Con este disco recuperé la confianza que había perdido en él y le pude colocar en el lugar que se merecía.

Un buen momento para escucharlo.

Manuel J dijo...

Muchas gracias, HARI. Si te digo la verdad, disfruto mucho escribiendo en el blog, aunque hay veces que no tenga muchas ganas. Va por días.

Chaos And Creation es un disco del que no me gustaron mucho los adelantos que escuché de él, pero poco a poco me fue cautivando. Siempre ocurre eso con los grandes discos y Chaos lo es.

liamskelter dijo...

Este es el mejor disco de McCartney desde "tug of war" si me apuras , gracias a Nigel Godrich que le metió caña al abuelo desde el principio (estuvo a punto de despedirle el primer día) . Gracias Nigel. ¿Que hubiera pasado si Paul hubiera tenido un productor así en los ultimos 30 años que no le dejara hacer lo que le de la gana? nunca lo sabremos.