lunes, 14 de octubre de 2013

Peter Gabriel - Peter Gabriel III (Melt)


Tras la palpable falta de calidad de su segunda entrega en solitario, Peter Gabriel se toma esta vez dos años para madurar el que será su tercer trabajo discográfico. El músico no puede permitirse un nuevo resbalón y pondrá toda la carne en el asador para entregar su disco más aclamado hasta la fecha, un álbum que no suele faltar en las quinielas sobre los mejores discos de los ochenta. Si hubiera vuelto a fallar en su propuesta, su carrera en solitario podría haberse diluido en un despropósito y quizá su nombre tan sólo sería recordado en la actualidad como el músico que lideró Genesis a principios de los setenta. Aún así, las consecuencias del pinchazo de aquel segundo álbum se sufren en este tercero y Atlantic Records se retira como distribuidora en tierras americanas al no confíar en las maquetas previas ofrecidas por el músico para Peter Gabriel III. Será Mercury Records la compañía que comercializará el nuevo álbum al otro lado del charco.

En esta tercera entrega vuelve a cambiar la figura del productor y será Steve Lillywhite el cerebro tras la mesa de mezclas. Un productor que años después participaría en los primeros álbumes de bandas tan emblemáticas como U2 o The Psychedelic Furs. Se unirán también a esta tercera entrega músicos que ya empiezan a convertirse en habituales en los trabajos de Gabriel como Tony Levin o Jerry Marotta y contará además con colaboraciones especiales como las de Phil Collins, Kate Bush o el joven Paul Weller de The Jam.

Peter Gabriel III (también conocido como Melt por su impactante portada) da un salto cualitativo en todos los aspectos a entregas anteriores. En primer lugar, el sonido es a todas luces más pulido que en Scratch y las canciones se dejan de abstracciones y ponen los pies en la tierra para afrontar asuntos como el racismo o el apartheid. Tengo una teoría personal sobre este álbum y es que creo que fue elaborado como si de dos eps conceptuales se tratase. Me explico: la primera parte del álbum hasta Family Snapshot está formada por canciones que ahondan en el potencial de la mente, sus psicopatias y desviaciones. No en vano realizaremos un viaje a traves del cual nos pondremos en la piel de un voyeur, un loco incontrolable, un amnésico y un niño con un gran poder de abstracción. La segunda parte del álbum, que comienza con And Through The Wire, encierra un mensaje de globalización mundial, de derribar fronteras y perder el miedo a lo desconocido. Así podremos escuchar un tema que habla de las posibilidades que las nuevas tecnologías aportan a la comunicación, un canto al deporte internacional como medio para resolver diferencias de forma pacífica, un irónico tema contra el racismo y un homenaje hacia la figura de Steve Biko, un activista anti-apartheid. Hablamos así de dos bloques de cinco canciones cada uno que podrían conformar dos EPS en los que se podría utilizar el adjetivo "conceptual" sin ir muy desencaminado.


Peter Gabriel III es un álbum que se toma a sí mismo muy en serio y en el que todo funciona a la perfección, de ahí que muchos fans del músico lo tengan como su favorito indiscutible. El único que podría competir con él de tú a tú es So, pero hablamos de un álbum publicado en la segunda mitad de los ochenta que encierra una carga intelectual mucho más liviana.

El álbum comienza con Intruder, una canción en la que nos metemos en la piel de un voyeur que disfruta espiando a una chica dentro de su casa. Una letra inédita y original que nos mete a la fuerza dentro de una personalidad enfermiza y amenazante. Intruder contó además con la colaboración de Phil Collins a la batería y, debido a la insistencia de Gabriel de que no usará los platillos, dichas sesiones dieron lugar a una nueva forma de grabar la batería que sería muy explotada durante la década de los ochenta (gated drum). No Self Control y I Don't Remember son dos canciones que, como hemos dicho antes, ahondan en las disfunciones mentales aportando quizá la visión más clásica del rock en esta primera cara del álbum. Y llegamos a Family Snapshot, la que sería para mí la mejor canción del álbum. Hablamos de un corte que ya merece la pena tan sólo por el original giro argumental que guarda al final. Esta canción encierra además un virtuoso dominio de la tensión narrativa en su misma ejecución. El músico nos sirve de guía en un viaje vibrante a través de la mente de un francotirador que espera la llegada de su objetivo y con el que viviremos el subidón de adrenalina a medida que se acerca el momento de apretar el gatillo. Una canción soberbia, de las más originales de toda su carrera.

And Through The Wire es una canción adelantada a su tiempo en la que se vaticina la importancia de las nuevas tecnologías. Acompañada por Paul Weller a la guitarra, es una canción sencilla que irrumpe en los oídos del oyente arrasando desde el estribillo que sirve como apertura. Games Without Frontiers abre la cara B y se convierte desde sus primeros acordes en el segundo clásico instantáneo de Peter Gabriel después de Solsbury Hill. Las voces aportadas por Kate Bush son un gran acierto y me es imposible destacar una parte en concreto del tema, ya que tanto las estrofas, como el puente y los estribillos valen su peso en oro. Un tema sin fisuras. Not One Of Us es otro rock de corte más clásico en el que el músico hace uso de la ironía para tratar un tema tan censurable como el racismo. Para terminar, nos queda tratar una canción de la que ya hemos hablado en el blog y no muy bien precisamente: Biko. Más que una canción, un himno hacia el activista anti-apartheid caído Steve Biko. En mi opinión es una canción lenta que tarda mucho en desarrollarse. No puedo negar que es una forma aceptable de cerrar Peter Gabriel III, pero su presencia asegurada en los todos los recopilatorios no es para mí merecida.


3 comentarios:

Mansion On The Hill. dijo...

Perfecto y maginifico analisis Manuel.

Creo que en el III no hay debate. Es una de las cimas creativas de Peter Gabriel. Para mi, junto a So, su gran obra maestra.

De todos sus temas siempre he tenido especial fascinacion por Not One Of Us. Aunque es como album completo como mejor se entiende esta joya.

Desconocia lo de Paul Weller y mira que he escuchado veces el disco...No te acostaras nunca sin aprender algo nuevo.

Benet Rockfloyd dijo...

Tanto este álbum como el siguiente conforman, a mi gusto, lo mejor de Peter Gabriel. Si a estos dos los rematas con Plays Live, la experiencia puede ser inenarrable.

revolver dijo...

Bueno Manuel, ya has llegado al PG III...

Siguiendo con mi linea argumental del comentario que escribí en PG II, no me digas que "No Self Control" o "And Through The Wire" ¿no encajarían perfectamente en "Scary Monsters" si las hubiera cantado Bowie?

Aquellos años debieron ser la leche, trabajar juntos Bowie, Gabriel, Eno, Fripp, Byrne, etc... ;)