miércoles, 23 de octubre de 2013

Jonathan Wilson - Fanfare



Han pasado sus dos años largos desde la edición de aquel maravilloso Gentle Spirit, disco que recibió elogios de manera casi unánime, y por méritos propios. La espera ha sido larga para muchos como el que esto escribe, conscientes de que Wilson no es "un músico más". Y no quisiera ser en esta ocasión una groupie que alaba sin criterio, pero por más vueltas que le doy veo con asombro y admiración en este músico a un auténtico artista, un artesano que elabora con minuciosidad y esmero cada composición, cada arreglo y grabación, hasta el más mínimo detalle.

Esta actitud, totalmente anacrónica en estos tiempos en los que prima la inmediatez y la obsolescencia programada, no hace sino realzar aún más si cabe su obra: no solo se trata de trabajos de una belleza sublime con una producción cuidada y brillante, sino que cuando uno se adentra en ellos percibe bajo la superficie el latido del artista, que nos sumerge en las suaves atmósferas que crea, y es ahí donde disfruta de veras discos como este Fanfare.

Y no quisiera repetirme con lo que ya expresé cuando en 2011 se publicó el ya citado Gentle Spirit (puedes leer la reseña aquí), pero mucho de lo dicho entonces se puede aplicar ahora con total vigencia: es un disco al que darle y dedicarle tiempo. No porque necesite de varias escuchas para apreciarlo, al menos no en mi caso; se trata más bien de sentarse tranquilamente, ponerse este disco con unos buenos auriculares (para que no te molesten, ¿por qué no?), cerrar los ojos y dejarse llevar... A Wilson no le van los singles inmediatos y pegadizos de un par de minutos, así que denle tiempo: en este nuevo trabajo nos volvemos a acercar a los 80 minutos en total, y en él más de la mitad de los cortes superan largamente los 6 minutos... Casi nada.


Wilson es uno de los artistas que bien puede encabezar la nueva generación de músicos del mítico Laurel Canyon; en este Fanfare este hecho se ve reafirmado no solo con sus nuevas canciones reivindicando la música de aquellos lejanos 60's y 70's, sino también con la pléyade de colaboradores que le acompañan: por aquí desfilan mitos de la talla de David Crosby, Graham Nash o Jackson Browne, así como secundarios de lujo como Mike Campbell (de los Heartbreakers) o Pat Sansone (de Wilco) entre otros.

Los horizontes musicales de Wilson se amplían y alcanzan nuevas cotas en este segundo álbum, que aunque sigue en una línea continuista con el que le precede supone un paso adelante: se adentra en nuevos terrenos, nuevos sonidos, nuevas estructuras... Es desde luego un disco mucho más ambicioso y completo, y Wilson demuestra ser un grandísimo músico no solo por sus dotes como compositor e intérprete, sino por la amplia paleta de referencias e influencias que nos muestra sin reparo alguno.

El arranque de Fanfare, primer corte homónimo del disco, es grandioso y épico, con una instrumentación solemne que nos sirve de anticipo para el primer gran tema del disco y, a la sazón, primer single, Dear Friend: es un extraño medley (si es que se le puede calificar así) en el que una primera parte en forma de dulce vals contrasta con la segunda parte, un rock donde Wilson demuestra que los medios tiempos son su especialidad; como llamada para reclamar la atención no podría haber elegido ningún tema mejor: sus mejores cualidades quedan condensadas en esta canción para captar al oyente.



Tras ellas la balada Her hair is growing long resulta un agradable pasaje, que a servidor recuerda, supongo que por sus acordes suspendidos, a Guinnevere. Pero Wilson no es ningún blandengue, como demuestra en el Love to love: un buen rock en la mejor tradición americana; salvando las distancias (no quiero que ningún fan salte por esta comparación), sería un tema que bien podría estar interpretado por Tom Petty.

Pero si hay un par de temas cuya influencia es más que evidente son Cecil Taylor e Illumination. En el primero de ellos no solo es que nos parezca oír a los CSN en sus mejores tiempos, es que realmente los mismísimos Crosby y Nash hacen las armonías marca-de-la-casa en esta deliciosa balada acústica, una de las maravillas de este disco. Pero la cosa no queda aquí ya que tras ésta, el golpe encima de la mesa de Illumination es de traca: ¿son o no son los Crazy Horse los que suenan? ¿Y no podría ser el tito Neil el que canta? Las sucias guitarras, la base rítmica tan característica, hasta la forma de cantar este tema nos recuerdan al mejor Neil Young y compañía. La versatilidad de este tipo no parece conocer límites...

Alguno podrá pensar que Wilson no deja de ser un mero imitador, y lo cierto es que rindiendo tributo no tiene rival. Pero seríamos injustos con él: su talento como compositor, arreglista, productor e intérprete es de tal calibre que uno no puede dejar de quitarse el sombrero ante semejante artista capaz de engendrar obras como este Fanfare.




Escucha Fanfare en spotify pulsando aquí.

7 comentarios:

Chals dijo...

Muy muy bueno, aunque aun me quedan muchas escuchas para abrazar tantos detalles. Sin lugar a dudas uno de los discos del año.

Bruno dijo...

Para mí es uno de los discos del año, al igual que lo fue en su momento Gentle Spirit. Y no solo a ti: a todos nos quedan muchas escuchas de este Fanfare que sin duda disfrutaremos.

Gracias por comentar ;)

revolver dijo...

Tras varias escuchas coincido contigo en la necesidad de prestarle toda la atención y disfrutarlo tranquilamente, no es un disco para que te acompañe mientras haces otras cosas.
"Dear Friend" me enganchó desde que la escuché, con muchas conexiones con el álbum anterior.
Además de las referencias que comentas a otros músicos, también me viene a la cabeza, al igual que sucedía con su anterior trabajo, una clara influencia de Pink Floyd. En el tema "Lovestrong" creo que es donde esta influencia es más patente (me recuerda mucho a "Echoes" del álbum "Meddle".
Seguiremos disfrutando de este esplendido disco, más si cabe, cuando reciba mi copia en doble vinilo.
Saludos.

Bruno dijo...

Sí, desde luego Pink Floyd es otra de las referencias de Wilson, entre otras tantas...

Discazo que espero recibir yo también en breve, revolver ;)

Un abrazo.

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

HARI dijo...

Vaya, revolver: has encontrado el "plagio" a Echoes como también he comentado en Facebook. :)

Joserra Rodrigo dijo...

Precioso disco que me gusta más que Gentle Spirit que tenía temazos pero cosas más aburridas también. este es un gozo total. Un abrazo.