lunes, 29 de julio de 2013

La Costa Brava (5 de 5): Epílogo

Un año después de publicar Velocidad de Crucero, Sergio Algora fallecía en la madrugada del 9 de julio de 2008 por una dolencia cardíaca. Meses antes, el sello Mushroom Pillow, que había publicado sus tres últimos trabajos, había decidido rescindir el contrato con el grupo aún cuando faltaba otro álbum por publicar.


Los componentes restantes de La Costa Brava entendieron que el proyecto no podía seguir sin su alma mater y decidieron poner fin al grupo, no sin antes ofrecer un último concierto homenaje a Algora en septiembre de ese mismo año. Dicho concierto podéis verlo integro en youtube si hacéis click AQUI y en él participaron todos los que habían sido integrantes del grupo junto a invitados de lujo como varios componentes de El Niño Gusano, anterior banda liderada por Algora durante los noventa. Fran Fernández, que había organizado el concierto, dejó claro en su blog algunas semanas antes que quería un bonito homenaje y se andaban con mucho cuidado para que nadie pensara que estaban intentando rentabilizar la muerte de Sergio de alguna forma. Además de este último concierto homenaje al compañero perdido, Grabaciones en el Mar publicó un recopilatorio en 2009 titulado Algora Campeón en el que se recogen los mejores temas bajo su autoría de todos los grupos en los que participó.

Dani Garuz había abandonado el grupo tras Costabravismo y a fecha de hoy ha publicado tres álbumes sin demasiado éxito bajo el nombre de DA. He seguido sus pasos discográficos antes de que me gustará La Costa Brava, ya que lo conocí años atrás al tocar en Cádiz junto a The New Raemon en uno de los conciertos organizados por Mirador Pop. A partir de ahí, escuché su logrado álbum debut llamado Dormidos en el Zoo y su no tan esplendido segundo trabajo con el nombre de Pulse y Espere. En 2011 publicó su tercer y último álbum hasta la fecha llamado DA del que ya escribí una extensa reseña en el blog hablando de lo mucho que me había gustado. Siempre me ha parecido un músico con gran potencial cuya decisión de abandonar La Costa Brava era más que comprensible al no poder brillar por sí mismo por la alargada sombra de Sergio y Fran. Otra cosa es que su carrera en solitario haya tenido el éxito que merecía.

El alma de la Costa Brava: Dani Garuz, Sergio Algora, Ricardo Vicente y Fran Fernández

Fran Fernández por su parte ya había publicado un álbum bajo el nombre de Francisco Nixon en 2006 titulado Es Perfecta. Las canciones de esta opera prima eran tan brillantes como las que acostumbraba a facturar para La Costa Brava. En 2009 y cuando quedaba claro que La Costa Brava había llegado a su fin, publicó su segundo trabajo en solitario titulado El Perro Es Mío con gran éxito. En él encontramos temas a tan alto nivel como aquellas canciones de las que hablábamos en la reseña de Llamadas Perdidas (en concreto, Inditex o Erasmus Borrachas son ya clásicos del pop en castellano del nuevo siglo). En 2011 Fran y Ricardo Vicente se unen a The New Raemon para publicar un álbum al que también hemos dedicado otra extensa reseña en el blog titulado El Problema de los Tres Cuerpos. Ahora que escribo estas líneas seguimos a la espera del esperado tercer trabajo de Francisco Nixon, un proyecto musical que se ha convertido a día de hoy en lo más parecido a lo que podría haber hecho La Costa Brava de seguir existiendo.

No nos queda más que decir. Este monográfico sobre La Costa Brava publicado en cinco entregas habla por si sólo. Para terminar, os dejo con la última canción que el grupo toco en directo en el concierto homenaje del que hablabamos al principio.

La Costa Brava - La Vida Sigue Igual