martes, 18 de diciembre de 2012

Mick Jagger - Wandering Spirit.



Inicialmente pensé en enfocar esta entrada de otra manera, comentando alguna obra clásica de los Rolling Stones, en forma de habitual retrospectiva. Sobre todo teniendo en cuenta que en el blog, los Stones apenas han sido protagonistas ni directa ni indirectamente en anteriores entradas. Pero como nuevo miembro del equipo editor, y teniendo en cuenta que son uno de los grupos de mi vida (a los que he vuelto intensamente en estos días), me he decido a dedicarles unos párrafos.

La verdad es que esta no pretende ser una entrada “valiente”, aunque hablar de un disco en solitario de Mick Jagger en lugar de hacerlo de Sticky Fingers (por ejemplo) no deja de tener su lado osado. Pero creo que Wandering Spirit lo merece por ser, sin duda, la mejor entrega del vocalista de los Stones desde que en 1985 editara su primer álbum: She´s The Boss. El disco que nos ocupa fue editado en 1993, unos años después del reencuentro con Richards y la banda en Steel Wheels y meses antes de volver junto a ellos en Voodoo Lounge, por lo que hay que verlo y analizarlo bajo ese contexto.


Jagger siempre se ha quejado, no se si con razón, que el público de los Stones es muy militante para con su grupo. Y que todo lo que se salga de los dictados del grupo, apenas tiene interés. Con los discos de Richards o Wood, por ejemplo, se ha sido siempre mas complaciente. Pero a Jagger le han caído palos de forma permanente. La verdad es que a veces se los ha buscado (ahí tenemos su ultimo invento de SuperHeavy) y otros en cambio han sido muy injustos, como en el disco que nos ocupa. Mick, sobre todo a partir de los ochenta, siempre ha tenido un interés y una ambición clara por triunfar al margen de su grupo de toda la vida. Ese “desdén” casi le cuesta la vida al grupo a mediados de los ochenta y con el tiempo se ha demostrado que por mucho que lo intente, nunca podrá ser como Bowie o Mccartney en ese aspecto. Primero porque su voz e imagen estan totalmente asociados al sonido clásico de los Stones y en segundo lugar, porque su propuesta en solitario apenas se ha diferenciado de la propuesta clásica del grupo. De hecho, a veces sus discos parecen discos algo edulcorados del grupo (Goddess In The Doorway de 2001 sin ir mas lejos). Pero Wandering Spirit, por sus propios méritos, bien merece un reconocimiento.

Recuerdo que me pilló en plena fiebre stoniana cuando salió y no tardé mucho tiempo en hacerme con el. El single de presentación, el sinuoso Sweet Thing, me había encantado. Se salía un poco de los cánones de los últimos discos del grupo y me recordaba a la época en la que Jagger paría cosas como Miss You o Emotional Rescue. Ademas, coño, era Mick Jagger. El disco es una obra de rock muy notable. Sorprendería a muchos ver que desde allmusic le dan casi las cinco estrellas de rigor. Y es que, no estamos ante un disco hecho con el piloto automático propio de un músico que esta de vuelta de todo, sino que se percibe un interés real por agradar y reivindicarse. Lo percibo nada mas darle al play con la fenomenal Wired All Night, un tema de claro sabor clásico.


Como ocurre en prácticamente todos sus discos en solitario, Sir Mick, incluye en nómina a algún que otro ilustre invitado. Pero en Wandering Spirit la cosa no es tan notoria. Solo Lenny Kravitz canta en la algo superflua Use me (con Kravitz también repetiría en la famosa God Give Me Everything I Want de su disco posterior) y Flea aparece al bajo en la adictiva Out Of Focus y en la mencionada Use me, entre otras. También colaboran en los teclados el Hearthbreaker Benmont Tench y el mítico Billy Preston, que ya era un viejo conocido por haber colaborado en varios discos de los Stones. El tipo se sabe rodear siempre bien. Es lo que tiene llamarse Mick Jagger. De todos modos, el hecho de que los invitados sean de menor número y pedigrí que en otras ocasiones, hace de Wandering Spirit un disco mucho mas personal y logrado que otras obras del músico. Mis momentos favoritos del disco los representan las mencionadas Wired All Night y Out Of Focus, pero también cosas como Don´t Tear Me Up, Hang On To Me Tonight, la propia Wandering Spirit o Angel In My Heart. Difícil que guste a los que no gustan de la voz y modulación de Jagger, pero conozco fans de los Stones que defienden este disco. Ni siquiera Richards se mofó de el. Y eso es mucho.

El album está producido por el entonces algo desconocido Rick Rubin y el propio Jagger, y tuvo un leve éxito en listas. Algo sorprendente, ya que la mayoria de los discos de Jagger en solitario han sido sonados fracasos de ventas (y crítica). Es lo que tiene ser un Rolling Stone.




5 comentarios:

Little Bastard dijo...

Suscribo casi en la totalidad tus palabras,y aunque quizás en el momento de su publicación la mayoría de los críticos se excedieron en sus alabanzas, no hay duda de que es un disco más que notable. Lo mejor que ha grabado Jagger desde Tatoo you. La pena es que no hubiese sido un disco de los Stones. Un saludo.

TSI-NA-PAH dijo...

Mejor disco en solitario de Jagger sin ninguna duda!
A+

mario quema dijo...

Debería hacer un repaso a toda la discografía en solitario de Sir Jagger.
Un saludo

Mansion On The Hill. dijo...

Little Bastard: Si que puede que hubo cierta exageracion en su dia con sus meritos, pero es un muy buen disco. Yo no le pido mas a jagger a estas alturas.

TSI: Sin duda. Luego ya solo me quedo con momentos muy puntuales.

mario quema: Sinceramente, no hay mucho donde rascar. Empieza por este disco que es francamente recomendable.

Gracias a todos por comentar!

Isaac CM dijo...

Personalmente es mi disco favorito de Jagger. El hecho de que se guardara todo este material para su disco en solitario fue algo que Richards no digirió muy bien.
Me parece una crítica muy acertada excepto en un punto: "Use Me" no me parece un tema superfluo. Al contrario. Creo que es un dueto fantástico donde Jagger y Kravitz cantan de escándalo el clásico de Bill Withers.