sábado, 8 de octubre de 2011

T-RESeñas: Wilco - The Whole Love

The Whole Love, octavo álbum de estudio de Wilco, fue publicado el pasado 27 de septiembre de 2011 por el sello dBpm Records.


Manuel J: El primer álbum que escuché de Wilco fue A Ghost Is Born. Por entonces no conocía ninguno de sus trabajos previos, así que esa experimentación que todos destacan en ese álbum pasó totalmente desapercibida para mí por falta de referencias anteriores. A Ghost Is Born sigue siendo mi disco favorito de Wilco y lo es gracias a la enorme calidad de sus canciones, no a los interesantes trucos de estudio de los que hace gala. Los que esgrimían a Wilco como punta de lanza para la escena independiente por lo arriesgado de su propuesta llevan años sintiéndose decepcionados porque, después de A Ghost Is Born, sus trabajos se han vuelto más convencionales. The Whole Love mantiene esa misma línea alejada de sorpresas, aunque deja una falsa pista en el tema que abre el álbum, Art Of Almost. A pesar de esa ida de olla del principio, el nuevo álbum de Wilco retoma a partir del segundo tema la misma línea que sus dos anteriores trabajos. Y no falla. El álbum es difícil de atrapar, pero después de varias escuchas se descubre como la mejor colección de canciones que hayan publicado desde A Ghost Is Born sin llegar a superarlo. Nunca fui devoto de Sky Blue Sky ni mucho menos de Wilco (The Album), pero The Whole Love me ha atrapado con la frescura de I Might (que me recuerda al Bowie de Jean Genie), las estrofas de Born Alone que se cuelan debajo de ese memorable riff de guitarra o esos encantadores acordes que acompañan al tema The Whole Love. Mención especial recibe One Sunday Morning, un tema hipnótico que salé airoso de una dura prueba como son sus doce minutos de duración.

Lo mejor: The Whole Love
Lo peor: Standing O
Nota: 7




Bruno: ¿Debería sentirme culpable por preferir al Jeff Tweedy de vida turbulenta (con sus adicciones, depresiones, jaquecas, peleas con los miembros de la banda...) que al actual de vida más cómoda y placentera? El primero parió discos geniales donde experimentaba y sacaba afuera sus demonios, mientras que el segundo disfruta marcándose discos de folk-pop más calmados y pulcros. Y esto último es precisamente lo que encontramos aquí, una prolongación del espíritu de Wilco (The Album): cada corte es una elaborada y pulida gema de pop, y el disco una buena muestra de la amplitud de registros de la banda. Salvo algún escarceo experimental que suena más a impostura que a otra cosa (Art of almost), el resto del álbum es una bonita colección de canciones muy disfrutables y magistralmente interpretadas. Sin duda es un disco recomendable y que degustamos con alegría y fruición, pero adolece de la chispa y el atrevimiento de aquellos colosales Yankee hotel foxtrot y A ghost is born. Parece que estamos ante la reafirmación de un nuevo ciclo de los de Chicago.

Lo mejor: I might, One Sunday morning
Lo peor: Art of almost, y la cada vez más notable complacencia de Tweedy
Nota: 6'5




revolver: Yo creo que Jeff Tweedy ha completado el círculo que inició con “Sky Blue Sky”. Repite banda por tercera vez y repite estilismo musical (¿Trilogía?). Si bien nos da unas cuantas de cal y otras de arena, tal vez para contentar a todos sus seguidores, a aquellos que siempre esperan otra vuelta de tuerca apuntando hacia la vanguardia y, también, para los que se conforman con canciones redondas y bien ejecutadas. Porque se les podrá tachar de lo que se quiera, pero la banda ha adquirido una cohesión en la ejecución musical que es apabullante. Son auténticos artesanos del Rock. En cuanto al contenido del disco, ellos mismos manifiestan en entrevistas que están encantados con el resultado y dicen que es el álbum que les apetecía y que querían hacer. Incluso ‘Art of Almost’ está tal cual la fueron pariendo en el estudio, de forma casual/experimental. Este álbum es su “Sgt. Pepper’s” particular; la independencia de trabajar con un sello propio, sin presiones de la multinacional Warner y el poder utilizar más el estudio para experimentar les ha llevado a calificarlo como su mejor álbum:

“Él (Jeff) dijo algo como: “Ey, nuestro siguiente disco debería ser nuestro Sgt. Pepper". No es que lo hayamos hecho, pero creo que ese impulso inconsciente fue lo que nos hizo grabar un disco en el que realmente utilizásemos el estudio.”Pat Sansone

“Si dije eso, quería decir que hiciésemos el mejor disco de todos los tiempos. Siempre me siento así. No creo que haya nada divertido en hacer un disco bueno de Wilco. Lo realmente divertido es probarte contra las cotas más ridículas de gloria que puedas imaginas, pero teniendo bien claro que alcanzar algo así es imposible”.- Jeff Tweedy

“Para mí ha sido como cada vez que escuchaba por primera vez un disco de los Beatles. Hay tanto que explorar en The Whole Love.- Bob Ludwig, responsable de masterización de The Whole Love

“Grabamos todo el disco en el ordenador así que teníamos la oportunidad y la maldición de usar pistas ilimitadas. Yo me impuse un límite: no iba a tocar el piano en este disco, sino usar sintetizadores y tecnología para crear texturas diferentes”. – Mikael Jorgensen

Lo mejor: I Might, Born Alone.
Lo peor: Sunloathe, Capitol City.
Nota: 7

6 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

Iba a dejar un comentario, pero creo que mejor publicaré mi propia crítica. Aunque esto ya es un comentario, ¿verdad?

Mansion On The Hill. dijo...

Me ha encantado esta entrada. Con tres puntos de vista similares pero diferentes al mismo tiempo. Fantastico.

Con este disco de Wilco no se que me pasa. Lo he escuchado bastantes veces pero no me transmitia. Ayer, cansado de una semana dura, lo escuché en una emisora de radio local (integro) y me supo maravillosamente. Como en los viejos tiempos.

Un abrazo

Manuel J dijo...

Muchas gracias por los comentarios.

Fran, al menos has dejado testimonio, que es lo importante. Ahora me paso para leer tu crítica en tu blog.

Mansión, a mí me ha pasado exactamente igual que a tí. Las primeras escuchas no fueron nada bien. Pasaron varias semanas y me lo volví a poner, sonándome a gloria. Se ve que el disco es un grower en toda regla.

Saludos a los dos.

revolver dijo...

Yo creo que se deberían afrontar los discos, en sus primeras escuchas, aislados del resto de producción del grupo. Como si fuera su primer disco, o como si fuera un disco de otro grupo. Si este fuera un trabajo de otro grupo, seguro que le poníamos un 10.
tenemos la tendencia a comparar, esperando siempre subir un peldaño...Y es muy difícil superar las obras citadas de este grupo.

Fran G. Lara dijo...

Eso es absolutamente cierto, revolver. Si escuchamos los últimos trabajos de grandes figuras como Neil Young, Bob Dylan o Paul McCartney como si fueran de debutantes, son obras de 10. Pero viniendo de quienes vienen son más de lo mismo o no están a la altura de sus discos magistrales.

Es difícil para un grupo con una carrera extensa seguir adelante. Si continúan en su línea decimos que es más de lo mismo. Si prueban a experimentar decimos que es un trabajo fallido y que no suenan a ellos.

Manuel J dijo...

revolver: Pues tienes toda la razón, pero es muy difícil hacer eso. Además, anda que no rellena líneas en una crítica eso de comparar con la obra previa, supongo que es inevitable.