jueves, 20 de enero de 2011

Passion For Acoustics - Lemon Tree


Este Passion For Acoustics ha sido inexplicablemente el más difícil de escribir de todos los de la sección. Mi compi de blog lo sabe, que ha visto el borrador ahí estancado por más de dos meses. Creo que planteé mal el texto y hasta que no me he propuesto empezar de cero, la entrada ha estado cogiendo moho durante muchas semanas. En fin, enésimo intento, a ver si esta vez sale bien.

Nos vamos a atrever con un tema del controvertido último álbum de Josh Rouse, El Turista. Ya hablabamos en otra entrada anterior sobre la razón por la cual el músico de Nebraska se había trasladado a España después de conocer a su futura pareja. Establecido en Valencia, ha publicado dos álbumes increíbles que continúan la calidad de obras anteriores, Subtítulo y Country Mouse, City House. El Turista es su tercer trabajo como americano afincado en España y demuestra su permeabilidad a movimientos musicales que hasta ahora quedaban ajenos a su obra. La portada del álbum nos muestra ya de entrada una gran fascinación por la costa levantina, con una foto de Josh mirando al mar filtrada a través de tonos azules que sugieren el apego que el músico empieza a sentir por su nueva residencia. El Turista establece un balance entre canciones que podrían encontrarse en discos anteriores (Lemon Tree, Sweet Elaine o Cotton Eye Joe) y esos nuevos temas con influencias latinas procedentes del otro lado del Atlántico (Duerme, Messie Julian o Valencia).


No es de extrañar la controversia que ha generado entre sus fans de siempre. Las buenas críticas sobre este nuevo trabajo brillan por su ausencia, tan sólo he encontrado una reseña positiva en el blog rockandrodriland. Y sinceramente, esta crítica positiva me ha abierto los ojos para ver este arriesgado trabajo desde otro prisma mucho más benévolo. Que yo también suela visitar la costa gaditana por cuestiones sentimentales puede volverme algo imparcial, pero supongo que me ayuda a entender mejor el hechizo que Rouse siente ahora por la costa levantina y la dieta mediterránea. Más si cabe, viniendo de un lugar tan frío como Nebraska.

Es normal esperar un nuevo Nashville y quedar decepcionado con el nuevo rollo que se trae el músico, ya que las nuevas canciones en castellano parecen cantadas por el bueno de Josh usando el palo de un polo helado debajo de la lengua. No hace poco lo vi en una entrevista de Rockola.fm y ciertamente chirría menos hablando en castellano que cantándolo. Si pincháis en el enlace, veréis que uno de los invitados lo compara en su nueva faceta musical con Dean Martin cantando Calypso. Entre risas, el cantante da la replica indicando que otra de las comparaciones que le sugieren los fans es Devendra Banhart. Sin embargo, la voz de Rouse no puede ocultar su acento guiri y Devendra, al tener ascendencia venezolana, chirría menos al cantar la lengua de Cervantes. Quizá esta sea la principal pega que ponen sus seguidores, el ridículo que podría estar haciendo como cantante al enfrentarse a un idioma que no domina en la pronunciación. Además, el músico aborda versiones de un oscuro cantante cubano llamado Bola de Nieve, cuyas letras no resultan demasiado brillantes, aunque si algo simpáticas.


El EP Valencia nos anticipaba su nuevo álbum, aunque la mezcla cultural se ha radicalizado en El Turista. También los asistentes a su concierto en el Puerto de Santa Maria a finales de 2009 quedamos algo extrañados, sobre todo con el anticipo de Messie Julian entre las sublimes canciones de discos anteriores. Sin lugar a dudas, para el que esto suscribe, El Turista es el peor álbum de Josh Rouse en los últimos años, aunque ésto no significa que el disco sea malo. Estamos hablando de un artista que ha publicado obras maestras como Nashville o Country Mouse, City House. Yo creo que el verdadero ridículo sólo se produce en Valencia y Las Voces, el resto del álbum es una delicia en el que se pueden encontrar claras referencias a lo que Josh Rouse siempre ha sido como compositor y músico.

Lemon Tree es la canción que más me ha llamado la atención de este nuevo álbum. He tenido la suerte de encontrar una versión acústica en youtube, cantada además en la Plaza St. Georges de Paris hace casi un año. El video parece enmarcado dentro del proyecto acústico de una página francesa llamada le-hiboo.com. La versión acústica, las calles nocturnas de París al fondo y Josh Rouse cantando mientras nubes de vapor salen de su boca por el intenso frío. Os dejo con ella.

2 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Si señor Manuel , el encanto de la bossa y la luz, hay que saber leer entre líneas que hay para todo si es bueno.
Sigo pensando que este disco tiene su cosa aunque prefiera los anteriores pero Lemon Tree o Cooton Eyed Joe son dignas de sus mejores trabajos.
En directo ganaron hasta las verbeneras....
Un abrazo, Kamarada.

Manuel J dijo...

Gracias por pasarte por aquí. Me hacía ilusión que leyeras esta entrada, así el intercambio de opiniones sobre este álbum se ha producido ;)

Y coincido en los mejores temas del álbum. Cotton Eyed Joe es de las canciones que más tardé en apreciar, pero se ha convertido poco a poco en una de las mejores. Lo mejor de este álbum es la atmósfera que transmite y ese tema es el que mejor la representa.

Otro abrazo para ti también ;)