miércoles, 13 de noviembre de 2013

Prefab Sprout - Crimson/Red


Ya dije hace algunos años sobre Prefab Sprout que era de los pocos grupos que la radiofórmula de este país me había descubierto y del que, a día de hoy, me sigue apasionando su música. El cebo fue una formidable canción de los ochenta llamada Cars And Girls para terminar comprando un recopilatorio del grupo que me hizo descubrir otras gemas como When Love Breaks Down, The Sound Of Crying o Appetite. El siguiente paso fue escuchar sus discos uno por uno y revalidar mi admiración por Paddy McAloon como compositor con otras canciones que, sin ser habituales en los recopilatorios, mantienen la excelente calidad melódica y el inconfundible sello del de Durham.


Si su música lo convierte para mí en un melody maker que roza la genialidad de los grandes del pasado, su historia personal desde los noventa hasta la actualidad lo envuelven además en un halo de misterio que hace incluso más atractiva su obra. Lo contamos en entradas más antiguas, pero lo repetimos ahora. McAloon ha sufrido varias enfermedades que le han provocado un deterioro considerable en la vista y el oído. Este hecho, unido a su amor por el detalle a la hora de grabar y sus desencuentros con la industria discográfica, lo han convertido en un ermitaño que no para de grabar música a pesar de no publicarla. En una reciente entrevista a MOJO con el motivo de la publicación de Crimson/Red afirmaba que en casa tenía cajas y cajas llenas de cancioncillas. Si el legado de Prefab Sprout es grande de por sí por lo ya publicado, todas esas canciones ocultas junto a la multitud de proyectos inacabados hacen más especial la figura de un músico tan outsider como McAloon. Como ya dijimos hace algún tiempo, ojalá todo ese material oculto pudiera ser revisado y publicado convenientemente.


No publicaba nuevo material en 12 años por ayudar a Frodo

La actividad discográfica de Prefab Sprout como grupo ha sido prácticamente inexistente desde 2001 con el álbum The Gunman And Other Stories. En 2009 apareció un nuevo trabajo que en realidad era un proyecto rechazado por la discográfica a principios de los noventa llamado Let's Change The World With Music. McAloon volvió por aquel entonces a salir de su retiro espiritual para dar promoción al álbum, pero hablamos quizás de la entrega que menos me gustó de toda su obra. Probé muchas veces con Let's Change The World With Music, pero no me decía demasiado. Incluso llegué a entender la negativa de la discográfica a que saliera publicado en su momento. Sin embargo, este Crimson/Red parece haber recuperado la magia de todos los álbumes restantes y recoge el testigo que Gunman And Other Stories había dejado en 2001.

¿Y porqué ahora? Según parece, a Paddy parece no importarle que su obra no llegue al gran público, se podría decir que le basta con grabar para sí mismo en el estudio que tiene instalado en su casa. El motivo de que Crimson/Red haya llegado a las tiendas ha sido que los inversores le han dado un toque de atención para que publique nuevo material de una vez por todas. Por esa razón el músico se puso manos a la obra, dejando a un lado el perfeccionismo que siempre le coarta, y en dos semanas grabó el álbum al completo tocando todos los instrumentos. No nos extraña que Crimson/Red sea tan rematadamente bueno si tenemos en cuenta que Paddy es un excelente compositor y que ha podido elegir de entre todo lo que ha ido componiendo durante tantos años. En la misma entrevista de MOJO que mencionábamos antes, el propio Paddy decía que quizá este nuevo álbum guste más a los fans clásicos de Prefab Sprout que el anterior Let's Change The World With Music. Y está en lo cierto.


El álbum ha recibido muy buenas críticas desde el momento de su salida y en allmusic, donde aún no se han pronunciado, los usuarios puntúan con cinco sobre cinco (una nota que no se repetía desde el fantástico Steve McQueen de 1985). Yo lo digo desde ya, como aficionado a la música con cierta predilección por el pop sofisticado y bien hecho, Crimson/Red me está dando muchas satisfacciones. El álbum es de una excelencia tal que es difícil discernir cual de los diez cortes es el peor de todos. No podría señalar ninguno de ellos como el más inferior del lote, ya que cualquier elección sería injusta. En cambio, tengo muy claros cuales son mis temas favoritos.

Guardo un especial cariño al primer tema, ya que anuncia de golpe todas las virtudes del álbum. La ágil construcción melódica es una pasada y el bajo del que se escuchan los punteos en momentos concretos resulta un gran acierto. The Best Jewel Thief In The World huele a clásico y se encuentra a la altura de las mejores canciones de su carrera. List Of Impossible Things, el segundo tema, es una delicia. Medio tiempo de gran poder evocador que aborda las dificultades físicas que le han supuesto las enfermedades que ha ido sufriendo estos últimos años. Justo cuando empieza a desvanecerse antes de terminar, McAloon repite las mismas frases que ha cantado a lo largo del tema, pero establece una pausa más larga que tiene la extraña virtud de convertir lo excelente en conmovedor. Ese momento es para mí el mejor del álbum con diferencia. Billy es otro de los temas estrella que, aunque al principio parece inmediato y fácil, con las escuchas se va creciendo. Es una canción con mucho encanto que salta entre lo despreocupado y lo sublime. Mysterious por su parte cierra el álbum como empezó, por todo lo alto. Los mismos adjetivos que he utilizado para los temas anteriores podrían aplicarse aquí.

El álbum huele tanto a clásico que deja la sensación tras pocas escuchas de que las canciones han estado con nosotros toda la vida. Y no hablo de plagio, hablo de una extraña familiaridad que solo posee la obra de un verdadero genio.


4 comentarios:

Mansion On The Hill. dijo...

Manuel, creo que ya lo hemos hablado de viva voz estas ultimas semanas. Este disco es una maravilla absoluta. Me pasa como ti, y hace mucho tiempo que no escuchaba un disco de pop tan hermoso como este.

Billy me engatusó a la primera escucha. Mysterious es una obra maestra. Y los tres temas iniciales, uno detras de otro, me dejan sin habla.

Si nadie lo remedia, creo que yo ya tengo disco del año.

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien le dedique un post al nuevo trabajo de Paddy.Steve McQueen es una obra maestra del pop, y un disco que por ejemplo en las ferias de disco siempre se vende rapidamente. Su nuevo trabajo son de los que van ganando cuero a cada escucha, mi favorita es Devil Came a Calling.
A+

Anónimo dijo...

es excelente como toda su historia musical prefab es unos de los grupos que al que le gusto no lo va a dejar jamas y sueguira por el restos de sus dias

Anónimo dijo...

Pense que estaba un poco obcecionado con su musica ya que lo escucho desde los 80 leyendo estos ultimos años los comentarios sobre paddy y prefab me di cuenta que su música les hacia llegar lo mismo que a mi espero que los fans sientan lo mismo al apreciar su musica saludos ML