miércoles, 17 de julio de 2013

La Costa Brava (3 de 5): Se Hacen Los Interesantes/Llamadas Perdidas


Se hacen los interesantes (Grabaciones en el Mar, 2004)

La tercera entrega de La Costa Brava despierta en mí opiniones encontradas, ya que es un álbum compuesto por demasiadas versiones, pero contiene quizá el mejor arranque de su discografía con cuatro temas insuperables. Siempre me ocurre que, por la mitad más o menos, cuando empiezan las versiones instrumentales de Serge Gainsbourg y Procol Harum empiezo a perder interés. Por ese motivo pocas han sido las veces que lo he escuchado de principio a fin, pero cuantas habrán sido aquellas en las que me he puesto esos geniales cuatro primeros cortes una y otra vez.

Vayamos por partes y expliquemos un poco el porqué de tanta versión. La Costa Brava fue invitada como grupo al festival Periferias de Huesca para versionar varios temas ajenos, aunque en ningún lugar queda claro si esas versiones las eligieron ellos o les fueron impuestas de alguna forma. El experimento salió tan bien que Grabaciones en el Mar les ofreció la posibilidad de registrarlas como tercer álbum si se comprometían a reducir los costes de la grabación y de esa manera surgió Se Hacen Los Interesantes, compuesto por cuatro temas originales y nada menos que siete versiones, aunque en realidad son seis al ser Favorita una composición inédita de Tachenko. Si juntamos las canciones originales del segundo y el tercer álbum nos salen tantas como las aparecidas en el álbum debut de la banda, diez en total. Con estos cálculos ya no resulta tan meritorio aquello de publicar tres álbumes en un lapso tan corto de tiempo, algo a lo que se presta especial atención en todas las biografías del grupo.

Hablando del contenido más destacable de este tercer trabajo, resulta irónico que de un material tan escaso como cuatro canciones originales hayan surgido tres de mis canciones favoritas de toda su discografía. Fran Fernández se sale con un tema tan esplendido como La Condesa Aragonesa, que se vuelve magistral gracias a esa segunda voz de Dani Garuz en los estribillos. Por su parte, Sergio Algora y Dani Garuz componen un tema tan emblemático para La Costa Brava como Dos Ostras, canción que aparece tanto en este álbum como en el cuarto. En Se Hacen Los Interesantes aparece como maqueta debido al deseo de Fran por verla publicada cuanto antes, mientras en Llamadas Perdidas aparece más trabajada (por supuesto, la versión cruda de este álbum es infinitamente superior a la posterior). Dos Ostras es un tema que podría resumir a la perfección toda la filosofía de estos primeros trabajos del grupo. Para terminar y no alargarme más de lo debido, me gustaría destacar otro tema de Fran llamado Copas de Yate en el que vuelve a sonar ese jingle jangle característico de los Byrds. De las seis versiones publicadas, me quedo con Nada Más del grupo Mama cantada por Algora y, por preferencias personales, Cena Recalentada de Golpes Bajos cantada por Fran.



Llamadas perdidas (Mushroom Pillow, 2004)

Quizá para muchos fans es complicado decir con certeza cual es el mejor álbum de La Costa Brava, aunque el debate suele centrarse entre Llamadas Perdidas y el último trabajo del grupo Velocidad de Crucero. Yo lo tengo muy claro y me gustaría aprovechar la reseña a este cuarto álbum para afirmar con rotundidad que Llamadas Perdidas es el mejor trabajo de La Costa Brava y con diferencia. Las razones son varias, aunque la principal es la calidad del material ofrecido aquí. Nos encontramos con un grupo de músicos que, a fuerza de juntarse en el estudio de forma esporádica, ha conseguido el equilibrio perfecto entre ese compromiso original de ir a contracorriente y facturar a la vez un trabajo tan comercial y compacto como pueden permitirse compositores tan antagónicos.

Grabaciones en el Mar no pudo lanzar este cuarto álbum debido al endiablado ritmo de publicación del grupo y el testigo pasó al sello Mushroom Pillow para continuar la imparable carrera de fondo. Llamadas Perdidas no contiene esta vez ninguna versión de canción ajena y se compone exclusivamente de material propio, ya que incluso el batería Enrique Moreno participa como autor de dos temas, uno de ellos instrumental. Tanto Fran Fernández como Sergio Algora se encuentran a un asombroso nivel y la única pega que se le podría buscar a este álbum es esa revisión innecesaria de Dos Ostras que ya había quedado perfecta y sin adornos en el tercer álbum.

Fran Fernandez participa con cinco de sus mejores canciones, de las cuales dos se convertirán en emblemáticas y marcarán para siempre su carrera incluso fuera de La Costa Brava. Hablo en concreto de Adoro a las Pijas de mi Ciudad y el tema acústico que cierra el álbum, Treinta y Tres. La primera de ellas es una canción en clave de broma con una melodía tan encantadora que incluso cualquiera no aficionado a escuchar música queda atrapado. Treinta y Tres es un himno más que una canción y sorprende el estatus que ha alcanzado cuando se limita a contar una relación fallida entre un treintañero y una chica que aún no ha cumplido la mayoría de edad... ¿o si? Las aportaciones de Fran son geniales y entre ellas hay una que sobrepasa todas mis expectativas, ya que es con total seguridad mi canción favorita de toda la carrera del grupo: Falsos Mitos Sobre la Piel y el Cabello. Es cierto que tocada en directo suena como el culo, pero en el disco se vuelve la apertura más vibrante y original que he escuchado nunca. Me encantan esos vientos, esas voces... es una canción que me vuelve loco, no importa las veces que la escuche, siempre me tocará la fibra sensible. Sergio Algora por su parte también aporta cinco nuevos temas, de los cuales me gustaría destacar dos: Mi Última Mujer es quizá la canción en la que más cerca estuvo del estilo compositivo de Fran. De hecho, en mi primer contacto con el grupo confundía quien de los dos era el que la cantaba. Hablamos de una canción vibrante en los estribillos que aporta además el plus de los ingeniosos juegos de palabras de Algora. Mi tema favorito de Sergio en Llamadas Perdidas es un corte que aparece casi de tapadillo al final del álbum y que responde al nombre de Confianza Ciega. Para estar inspirado en un reality show de Antena 3, Algora sabe sacarle el máximo partido posible como canción.

No me gustaría terminar esta reseña sin hacer al menos mención de otras grandes canciones en Llamadas Perdidas como Vuelvo a Ser Yo, Los Jóvenes Realizadores o El Cumpleaños de Ronaldo. Este cuarto álbum del grupo es el que siempre recomendaría a cualquiera que quiera iniciarse en la música de La Costa Brava.