miércoles, 3 de agosto de 2011

Top Ten Beatles Songs - Nº 09: Yesterday

Celebramos con esta entrada la nº 200 del blog. Gracias a todos por seguir ahí.

Si en el número 10 hablábamos de una de las canciones más oscuras de John Lennon, en el 9 nos encontramos con la canción más emblemática de McCartney dentro de los Beatles. El tema más radiado y versionado de la historia de la música popular que supuso además un punto de inflexión para su autor dentro del grupo. Nos ponemos en antecedentes.

La situación de Paul dentro del tandem Lennon/McCartney en 1965 no era precisamente favorecedora. Tenemos que tener en cuenta que Lennon le había comido mucho terreno como compositor, copando prácticamente un álbum tan crucial como A Hard Day's Night y en constante evolución gracias a la influencia de Bob Dylan en discos como Beatles For Sale y Help!. Los cuatro últimos singles de los Beatles desde Can't Buy Me Love pertenecían también a un Lennon en constante estado de gracia (A Hard Day's Night, I Feel Fine, Ticket To Ride y Help!). Ian McDonald afirma que McCartney se encontraba por aquella época demasiado absorto en su relación con Jane Asher como para implicarse al 100 % con el grupo.


Desde Can't Buy Me Love, sus aportaciones más significativas habían sido And I Love Her, Things We Said Today (un oscuro tema relegado a la cara B del álbum A Hard Day's Night) y She's A Woman (también cara B del single I Feel Fine). Las primeras canciones que aportó para Help! mostraban sin duda alguna su punto más bajo como compositor dentro de los Beatles. ¿Acaso Another Girl y The Night Before son canciones dignas de McCartney? A Paul sólo le valía despertar de una vez para recuperar su estatus igualitario como compositor dentro del tandem y, cuando las canciones para la película Help! ya estaban decididas, Macca volvió al estudio con tres composiciones que fueron cruciales para reivindicarse frente a Lennon.

Ocurrió el 14 de junio de 1965 cuando los Beatles grabaron tres nuevos temas con autoría de McCartney que marcan una gran diferencia frente a sus últimas contribuciones: I've Just Seen a Face, I'm Down y la emblemática Yesterday. I've Just Seen a Face se apunta al carro del folk que Lennon ya exploraba desde I'm A Loser, I'm Down inaugura el tono de comedia que el grupo potenciaría en el álbum Rubber Soul y Yesterday se convertiría nada menos que en un hito de la historia de la música pop.

Yesterday Take 1

Para hablar del origen de Yesterday tenemos que remontarnos a 1964, durante el periodo compositivo previo para A Hard Day's Night. Su génesis es bien conocida, ya que resulta la más misteriosa de una canción de los Beatles. Según parece, McCartney despertó una mañana con la melodía completa en la cabeza y raudo corrió al piano para sacar los acordes y grabar la canción con un equipo casero. Puede que sea el caso más conocido de inspiración hipnagógica, pero el subconsciente y el estado de duermevela han jugado también un importante papel en otros temas de los Beatles como Yellow Submarine, Nowhereman o incluso Across The Universe. Si la melodía había venido como un regalo del cielo, la letra tardaría bastante en llegar. De hecho, la primera versión de Yesterday llevaba el título de Scrambled Eggs (huevos revueltos), quizá porque lo siguiente que hizo su autor después de tocarla por primera vez fue desayunar.

Era extraño obtener una melodía de una pieza tan fácilmente, por lo que McCartney se llevó meses preguntando a amigos y conocidos si la canción en cuestión les recordaba a otra composición anterior. Así, el tema se llevó más de un año en barbecho mientras maduraba una letra consistente y se descartaba la posibilidad de un plagio involuntario. Otro problema añadido era que Yesterday se alejaba demasiado del sonido que el grupo había desarrollado hasta entonces. Era imposible meterle una batería o una guitarra eléctrica sin estropear el resultado final. El resto de los Beatles bromeaba sobre la obsesión que McCartney sentía hacia su nueva creación, ni que se creyera Mozart dijo Harrison en cierta ocasión. Yesterday llegó tarde para aparecer en la película Help! y quedó relegada a la cara B de la banda sonora. Se barajó la posibilidad de publicarla como single acreditándola exclusivamente a McCartney, pero Brian Epstein se negó en redondo aludiendo que podría percibirse como una fisura en el seno del grupo (el propio Brian Wilson de los Beach Boys tendría que acreditar a su nombre el single Caroline No por el mismo motivo un año después).


La canción tan sólo necesito dos tomas en el estudio, siendo la segunda de ellas a la que se añadiría posteriormente el acompañamiento de un cuarteto de cuerda. Esta tímida inclusión de la música clásica en las canciones del grupo inaugura la que será posteriormente su etapa más experimental, en la que jugarán con sus canciones hasta alcanzar la cima de sus logros con el álbum Revolver. Yesterday no fue publicada como single en el Reino Unido, ya que los Beatles no la consideraban representativa de su sonido por entonces, pero si en Estados Unidos donde fue nº 1 durante cuatro semanas.

No voy a hablar de todas las cifras que rodean a la canción ni las versiones que se han hecho de ella. Sólo indicar que existe una anecdota muy graciosa sobre la primera vez que Brian Wilson escuchó el tema: Se encontraba en el asiento de atrás de un coche haciendo unas guarreridas españolas con una chica, cuando en la radio comenzó a sonar Yesterday. Brian tuvo que parar todo lo que estaba haciendo, impresionado por la escala melódica de la flamante canción de McCartney.

8 comentarios:

HARI dijo...

Hipnagógica... te voy a dar yo a ti hipnagosis, hombre.

¿Sabes si B.W. pudo rematar o la pobre tuvo que recurrir a métodos manuales?

En cualquier caso siempre me ha parecido un tema muy bueno aunque demasiado sobrevalorado. Tu amigo Dylan ya lo dijo en su día.

JMHulme dijo...

Buena historia, buena forma de explicarla y buena canción. ¿Para qué más?
Un saludo

Fran G. Lara dijo...

Según ha contado el propio Sir Macca, se levantó tarareando la melodía, y mientras se preparaba el desayuno iba cantando el inicio: "Scambled eggs, oh, baby, how I loved your legs..." Prueben ustedes y verán cómo encaja.

Fran G. Lara dijo...

Oh, y otra anécdota. Cuando la tocaban en directo,los Beatles dejaban a Paul a solas en el escenario con su acústica. A la vuelta John le entregaba un ramo de flores diciendo: "Thank you, Mr. Dylan"... Y se llevaba las flores dejando a Paul con cara de pasmo.

Bruno dijo...

Un caso significativo el de Yesterday: uno de los temas más emblemáticos de los Beatles y vino en un sueño, e incluso el mismo Paul dudaba de ser el autor...

¿Qué hubiera pasado si (por pensar que estaba plagiando involuntariamente, por no encontrar una letra apropiada, por no sentirse seguro con el cambio de registro) no se hubiera atrevido a grabarla? Desde luego la historia hubiera sido diametralmente opuesta, siendo como es el punto de inflexión en la carrera de Macca como compositor. Creo sinceramente que sin Yesterday no hubieran venido después temas como Eleanor Rigby o For no one, además de que probablemente Paul no se hubiera visto con autoridad y capacidad para dar un paso adelante y tirar del grupo en proyectos venideros como Sgt Pepper's.

Genial entrada, Manuel, un saludo.

Manuel J dijo...

HARI: Perdón por lo de hipnagógica xD No encontraba otra palabra mejor ;) En cuanto a lo Brian, ni idea... pero fue una putada para la chica. A mí Yesterday me obsesionó en su día, pero ahora no me dice mucho.

JMHulme: Gracias por comentar ;)

Fran G. Lara: Muy cierto, lo del ramo de flores se ve en el Anthology. También Harrison mencionaba el programa Opportunity Knocks para dar paso a McCartney con la canción. Todo esto que le hacían a Macca sus compis con Yesterday lo veo mucho de complejo provinciano, la verdad.

Bruno: Muy interesante, gracias por comenta ;) Yo siempre he visto temas como Michelle, Eleanor Rigby o She's Leaving Home como el intento de hacer otro Yesterday en cada nuevo álbum.

Me alegra que todos estemos de acuerdo en que Another Girl y The Night Before son lo peor que Macca ha compuesto dentro de los Beatles.

Fran G. Lara dijo...

And for Paul McCartney from Liverpool... Opportunity Knocks! Ese programa se llamaba en España La Gran Ocasión y lo hacían cuando yo era un bebé.

Luis de Vigo dijo...

Yo recuerdo perfectamente la primera ver que escuché Yesterday con 10 0 11 años, seguro que ya la había escuchado antes pero sin prestarle atención, fue un bombazo. El poblema de Yesterday es el mismpo de la Garota de Ipanema de Jobim o el Summertime de Gershwin. Posiblemente sean los mejores temas del XX pero acaban agobiando de tanto escucharlos, porque aunque no quieras los acabas escuchando, en la radio, en el bar, al cojer el tren...