domingo, 20 de febrero de 2011

Desmontando a McCartney - No More Lonely Nights

Ya hace casi un año que no publicamos un Desmontando a McCartney, en concreto desde marzo del año pasado. Aparcamos la presente sección para evitar la saturación de tanto contenido beatle, ya que en los últimos meses estuvimos desarrollando el ranking Beatles en Solitario. Se podría decir que las ganas de escribir sobre Macca quedaban colmadas cuando tocaba hablar de sus discos en dicho ranking. Desmontado a McCartney surgió en principio por el deseo de hablar de cada uno de sus álbumes en solitario usando como excusa determinadas canciones. Después del TOP Beatles en solitario hemos liquidado de un plumazo sus mejores trabajos, luego... sólo nos queda por comentar lo peor de su discografía. Menos mal que siempre hay un buen tema en cada álbum y una curiosa historia detrás, por lo que aún nos queda cuerda para rato.

Macca-Gato

Esta vez toca hablar de eso mismo, una gran canción dentro de uno de sus discos menos interesantes. El disco en el que se encuentra No More Lonely Nights es la banda sonora de la película Give My Regards To Broad Street, un pésimo film donde Macca asume el papel protagonista, la escritura del guión y, por supuesto, la confección de la banda sonora. No sé si muchas personas han visto semejante engendro, pero puedo afirmar que no se sostiene ni viéndolo con los ojos del fan más acérrimo. El film tiene los mismos defectos, si no magnificados, que la ocasión anterior en la que McCartney se implicó con el séptimo arte: Magical Mystery Tour. Es decir, hablamos de una película caótica y aburrida, repleta de canciones que esta vez surgen de rescatar algunos temas propios dentro de los Beatles. La película usa de una forma algo forzada el leit motiv de A Hard Day's Night: si en la primera película de los Beatles el argumento era presentar de forma magistral el día a día del legendario grupo, en Give My Regards To Broad Street asistimos al día a día de McCartney usando como excusa el robo de las supuestas grabaciones de su último álbum en solitario. El problema es que un McCartney cuarentón no tiene el mismo magnetismo que los Beatles en su máximo apogeo, además de presentar unas canciones más que escuchadas que se enfrentan a una relectura innecesaria desde cualquier punto de vista. El disco es muy aburrido, al menos para un servidor. La selección de temas beatle es muy acertada, pero el resultado final es lógicamente inferior a las insuperables canciones originales, aún con George Martin en la producción. Además del legado beatle, Macca rescata Silly Love Songs de su etapa Wings y varios cortes de sus dos últimos discos: Tug Of War y Pipes Of Peace.

Que no nos falte de ná
Con Ringo, en una de las escenas de la película

Con la banda sonora de esta película asistimos a la aceptación completa del pasado beatle que McCartney había mantenido apartado de su carrera en solitario desde la disolución del grupo. Tan sólo algunos temas propios como Lady Madonna o Yesterday se habían asomado tímidamente en el único disco en directo publicado por Wings en 1976, Wings Over America. Las razones de esa reivindicación después de casi quince años de la disolución del grupo pueden ser varias: la reciente muerte de Lennon, el desprecio generalizado por la música de los Beatles después de la irrupción de todos los géneros rupturistas que emergieron a finales de los setenta o, simplemente, la similitud entre sus canciones con los Beatles y la vuelta al pop más comercial con sus últimos discos, Tug Of War y Pipes Of Peace. Hay que tener cuenta que antes de estos álbumes, Macca se encontraba algo desorientado, endureciendo su sonido en Back To The Egg (el último álbum de Wings) o experimentando sin rumbo en McCartney 2.

La versión beatle más interesante de Give My Regards To Broad Street es sin lugar a dudas The Long And Winding Road. No porque sea mejor que la original, sino porque por fin podemos escuchar la versión que McCartney habría querido para el álbum Let It Be de los Beatles. Todos sabemos que una de las razones por las que McCartney decidió anunciar la disolución del grupo, fue escuchar la mezcla que Phil Spector había realizado de ese tema sin su permiso. Catorce años después de aquello, vemos el resultado que habría deseado Macca, acompañado además por el mismísimo George Martin a los controles. Sinceramente... ¿difiere mucho de la publicada en 1970? Apenas nada. Para mí, la versión definitiva siempre será la publicada en Let It Be... Naked, uno de los discos más necesarios sobre los Beatles que afortunadamente pudo ver la luz hace algunos años.

Linda, Paul y David Gilmour, guitarra en No More Lonely Nights

No More Lonely Nigths fue el tema estrella del disco, acompañado de otros dos que no tuvieron mucha notoriedad: Not Such a Bad Boy, que me parece mala con avaricia y No Values, un tema muy reivindicable por su sorprendente riff de guitarra. Volviendo a No More Lonely Nights, ésta aparece en el disco bajo tres versiones distintas, supongo que por esa moda de hacer remixes iniciada en los ochenta con la música disco. La que nos interesa es la presentada como single bajo el sobrenombre de "ballad", las otras dos pierden la esencia de la composición en favor de darle al tema otras tonalidades menos atractivas.

Siento debilidad por No More Lonely Nights al ser la primera canción que me provocó cierto hormigueo interior. Tenía cinco años cuando salió publicada y, la primera vez que la escuché por televisión, quedé noqueado con esas estrofas. Nunca antes me había ocurrido algo parecido y puede que en ese preciso momento me volviera mccartniano de por vida. Sólo pude escucharla dos veces, aquellas en las que por suerte me encontraba frente al televisor mientras la emitían, y recuerdo pensar lo mismo que ahora: ¿porqué las estrofas se repiten tan poco? El estribillo no está mal, pero esas estrofas eran increíbles. Mis primeros recuerdos musicales incluyen, además de este tema, otras canciones como You're In The Army Now de Status Quo o Is This Love de Whitesnake, pero ninguna me llegó tanto como No More Lonely Nights. Cuando empecé a interesarme por la música en mi adolescencia, lo primero que hice fue buscar el disco de McCartney que contenía esa canción. Por entonces no existía Internet y fue bastante complicado, incluso di un paso en falso comprando Pipes Of Peace pensando que la dichosa canción se encontraba allí. Menos mal que cierto programa sobre los Beatles de Canal Sur Uno respondió una de mis cartas, indicándome cual era la canción que buscaba después de darles algunas pistas.

[Modo "Abuelo Cebolleta" Off] Por lo demás, la guitarra que suena en la canción es la de David Gilmour de Pink Floyd, músico que colaboraría también con Macca en We Got Married del álbum Flowers In The Dirt. No More Lonely Nights fue número 1 en Inglaterra y 21 en Estados Unidos. Y nada, gracias a esta canción, Lennon podrá morirse veinte veces, pero yo... de McCartney así se junte el cielo con la tierra.

9 comentarios:

Paco dijo...

Tienes razón, la peli es regularcilla... jaja. Yo la veo solo como una sucesión de videoclips (me gusta cuando aparecen tocando con Chris Spedding y Dave Edmunds, dos de mis guitarristas preferidos, y con Ringo). Yo destacaría también la escena de Ballroom Dancing. Desde luego hay que reconocer que el cine no se le da muy bien al Macca, pero el No more es un temazo típico maccartneyano con una aportación maravillosa de David Gilmour.
Saludos.

Mansion On The Hill. dijo...

No he visto la pelicula, y las pocas ganas que podia tener ya se me han quitado...jejeje

Fenomenal post, una vez mas.

Solo comentar que a mi Mccartney 2 me gusta y siempre lo reivindico...

johnphillips1981 dijo...

Es cierto que "Give My Reggards..." es una peli flojilla, con momentos soporíferos pero tiene otros, la mayoría musicales, geniales. Hace tiempo que no la veo, la tengo en VHS, y ya de eso no utilizo:)

El disco sin escucharlo habitualmente sí es de esos que no me cansa para nada, de hecho creo que no es lo peor de Macca.

Saludos.

Luis de Vigo dijo...

Give My Reggards..." es una película es mala, el argumento es prescindible para mi no es más que una colección de videoclips.
El disco resultó un fracaso, la estética del mismo no se correspondía con el momento, solo consiguió espacio entre los veteranos fans de los Beatles y del propio MCCartney y estos encontraron cansino encontrarse canciones que ya tenían o que podían encontrar en los propios discos de los Beatles que desde siempre se pueden encontrar facilmente en las estanterías de las tiendas discos . Es la peor étapa de su carrera y un momento que acompañado de su disco posterior Press to play, rebajó en muchos sentidos el mito McCartney que venía desde hacia tiempo en caida libre y que ha sido motivo recurrente de los denostadores de Paul. Despues de esto tres años sin publicar no siendo grandes exitos.
Lo mejor del disco el intrumental del medio de Eleanor Rigby que te hace pensar inmediatamente en la presencia de George Martin.

David dijo...

A mí el disco en su día me gustó (no en su día, que yo no lo compré en su momento, pero vamos, cuando lo escuché). Hace mucho que no lo pongo, la verdad. Pero aunque las versiones eran algo más flojas, estaban bien... y bueno, pues me gustó.
Pero la peli...
Es malísima. Insoportable. No la aguanté ni a pesar de las canciones. Que me sonaron mucho peor que en el disco. Pensé: "Qué banda sonora más mala"...Cosa que no es cierta.
Pero la parte instrumental, la del sueño de Eleanor Rigby me gustaba en el disco, y con las imágenes de la peli... En fin..
No es que sea una colección de videoclips...Es que es una colección de malos videoclips.
Un saludito.

Manuel J dijo...

Paco: Coincidimos en todo, gracias por comentar ;)

Mansion: McCartney 2 es reivindicable solo por partes. Me gustan Coming Up, On The Way, Waterfalls y One Of These Days, pero el resto es demasiado. El siguiente Desmontando irá dedicado a este controvertido álbum ;)

johnphillips: Gracias por pasarte ;) Para mí no es lo peor, pero si su álbum más innecesario. Hace mucho que no lo escucho, se me hace un recopilatorio algo sui generis.

Luis: Muy cierto, este disco es el estandarte de su peor época. Iba a escribirlo en el artículo, pero dudé porque Pipes Of Peace tiene buenos temas y el lapsus sólo se extiende hasta Press To Play. Ya en el 89 vuelve a publicar un disco en condiciones.

El instrumental de Eleanor Rigby volví a escucharlo mientras escribía la entrada y me sorprendio. Es precioso, aunque las imágenes que la acompañan en la película sean para pegarle a Macca un babuchazi en toa la boqui xD

David: Gracias por pasarte ;) Pues si, coincido en todo contigo. Creo que te he contestado con lo que he dicho en los anteriores párrafos.

Bruno dijo...

Yo no he tenido la hombría necesaria para ver la película entera, la verdad es que me estaba dando un poco de vergüenza ajena y todo XD Del disco poco más que añadir a lo que comentas, demasiado ambicioso para tan poca sustancia; las revisiones de los temas beatle innecesarias.

En cuanto a la canción es de las baladas más conseguidas de Paul. Yo también recuerdo haberlo escuchado de pequeño y encantarme (al igual que "Once upon a long ago", recuerdo que la canción me encantaba antes de gustarme Macca o los Beatles). El solo de Gilmour es de lo más característico del tema, y la melodía es 100% McCartney. Como bien dices, aun en sus peores momentos, Paul tiene sus momentos brillantes.

liamskelter dijo...

pero si la película es una obra maestra, me estoy dando cuenta que en este blog hay muchos herejes.

Beatles dijo...

Creo que es un disco con el que Paul dice;"Hasta aquí pasé de los Beatles,pero de nuevo voy a volver a ellos.Ahí va el comienzo".
Cuando salió el disco lo compré nada más verlo,al igual que hice con los que salieron a partir de 1981 y hasta "Press to play".Me sorprendió muchísimo escuchar las canciones en estas nuevas versiones,por aquellos tiempos no había la cantidad de discos piratas y cosas así que tenemos hoy día,por lo que me encantó.Y claro de tanto escucharlo en su momento siempre te queda un grato recuerdo de el.Sé que no es ni mucho menos un gran disco,pero tampoco me da pereza escucharlo.
Respecto a la película la ví en el cine.Con un entusiasmo fuera de lo común,era la primera película que iba a ver de un Beatle (solo había visto algunos documentales en TV) y cuando salí del cine mi decepción era tal que me fuí corriendo a casa a dormir y olvidarme de la pasta que me había costado ver aquello.Menos mal que mis males se curaron a los 3 ó 4 meses cuando me hice de la película "A hard day's night" de un video-club.;)