miércoles, 18 de junio de 2014

Peter Ames Carlin - Paul McCartney · La Biografía

¡Feliz Cumpleaños, Macca! ¡72 añazos!


Cuando este libro se publicó allá por 2009, los fans de McCartney nos alegramos de que por fin se colara una biografía sobre Paul entre las incontables que ya existían sobre la figura de Lennon. Era curioso llegar a la Fnac o cualquier librería especializada y encontrar libros sobre John de todos los tamaños posibles, mientras su igual en los Beatles apenas tenía dos o tres volúmenes casi imposibles de encontrar. El libro de Peter Ames Carlin tenía buena pinta ya desde la portada y tentado estuve de comprarlo alguna que otra vez cuando me paseaba por las estanterías de la sección de música. Sin embargo, una simple hojeada me descubría que casi dos tercios del mismo se ocupaban de la conocida biografía del músico dentro de los Beatles. Una historia que los fans de McCartney nos sabemos de pe a pa y releerla por enésima vez me provocaba una pereza horrible.

Para alguien que ya haya leído varias biografías sobre los Beatles, este libro se hace muy pesado hasta pasar las primeras doscientas páginas. El autor podría haberle dado un enfoque más original al ser un libro sobre Macca, pero no hay muchas diferencias con lo ya leído anteriormente sobre su permanencia en los Beatles. Quizá algunas anécdotas puedan pillarnos con el píe cambiado, como aquella en la que Lennon invita al resto del grupo pagando a unas prostitutas durante su primera visita triunfal a los Estados Unidos. También sorprende el desfile de nombres de las amantes de McCartney durante los sesenta mientras aún era pareja de Jane Asher. Sin embargo, lo que más puede chocar a alguien familiarizado con los Beatles es encontrar ciertas desviaciones con respecto a la biografía ya canónica del grupo. Según el autor, Stu Sutcliffe no murió por un derrame cerebral como consecuencia de una paliza en Liverpool años antes, sino por un tumor cerebral. Choca también el hecho de que Lennon estuviera a punto de dejar el grupo para centrarse en sus clases del Liverpool College Of Art, cuando en ninguna otra biografía he leído algo parecido. Es decir, hay muchos detalles que aportan nueva luz sobre el grupo o más bien llenan el texto de información falsa.

Peter Ames Carlin, el autor

Una vez hemos superado la travesía en el desierto y llegamos por fin a la publicación del álbum McCartney de 1970, la cosa no mejora demasiado. El autor hace un repaso pormenorizado sobre su vida y nos describe a un Macca desorientado hasta Band On The Run, muy alejado del profesional de la nostalgia en el que se convertiría años después. Las entradas y salidas de los miembros de Wings se van hilando ofreciendo nueva luz sobre el férreo régimen que McCartney imponía en Wings. Según parece, al principio siempre prometía a las nuevas incorporaciones que participarían del grueso de los beneficios de los derechos de autor para después dejarles con un sueldo misero de 70 libras a la semana. Los miembros de Wings fueron abandonando el grupo desilusionados por no obtener las ventajas económicas acordadas, además de por estar encorsetados en lo que McCartney les dictaba que tocaran para cada canción nota por nota. El libro se toma también su tiempo a la hora de hablar del desarrollo de la enfermedad de Linda o el infierno posterior con Heather Mills.

Lo que más he echado en falta ha sido una revisión sobre su discografía realizada con propiedad. Después de leer el libro, estoy seguro de que Peter Ames Carlin habrá sido biógrafo de Macca, pero para nada admirador de su música en solitario. Se nota al leer los pocos párrafos que dedica a cada álbum, ansioso por pasar rápido sobre ellos para continuar recreándose en los cotilleos sobre su vida privada. No estoy de acuerdo con la mayoría de las reseñas escritas aquí, pero podría aceptarlas si hubieran estado fundamentadas. Según el autor del libro, London Town es un disco a medio hacer y Flaming Pie es irregular. También da la impresión de que valora más Memory Almost Full que Chaos And Creation. Los discos que más le gustan son Band On The Run y Tug Of War, el resto según él están llenos de defectos e irregularidades, opinión tan institucionalizada y superficial que queda muy lejos de lo que un verdadero fan del músico podría contar sobre su obra. Ninguna mención a grandes canciones ocultas como Dear Boy, Little Lamb Dragonfly, Through Our Love, etc. La música brilla por su ausencia en esta biografía y debería haber sido uno de los ejes centrales, así que otra oportunidad perdida para hacer justicia desde un punto de vista literario a la obra de Paul.