martes, 13 de mayo de 2014

Dos X Uno: The Rolling Stones - Exile On Main Street


Hoy cumplimos nuestra entrada 500, gracias a todos los que aún nos seguís leyendo con regularidad. Queremos celebrarlo por todo lo alto y lo haremos durante el mes de junio. Nuestra especialidad siempre han sido los Beatles y junio de 2014 será el mes Beatles en MIMS. Permanezcan atentos.

Hoy os ofrecemos una interesante entrada sobre sus principales rivales, The Rolling Stones y su obra magna de 1972.


Que mi adorado Keith Richards me perdone por atreverme a hacer semejante sacrilegio con la mayor obra maestra de mi grupo favorito. Pero si, lo voy a hacer. Voy a reducir a un solo disco uno de los dos o tres mejores discos de rock que se han hecho nunca, y junto al Blonde On Blonde de Dylan, sin duda, el disco doble con mayor sentido de disco doble de la historia del rock. Y porqué? Si el Exile está perfecto como esta... Pues por puro capricho y por buscarle cinco pies al gato. Porque si, Exile on Main Street es uno de los discos dobles mas conjuntados, armoniosos en su desarrollo, y geniales en su totalidad que se han grabado nunca. Reducirlo a un solo disco solo pretende mostrarlo como tal, como un álbum de diez temas que nos permita pensar como habrían sido las cosas si los Stones lo hubieran pensado así. Tan simple como eso. Un nuevo caso de esos de "Que habría pasado si...:".

El doble álbum de los Rolling Stones, editado en 1972, es quizás uno de los discos sobre el que mas he leído (libros, artículos, ensayos, etc...) en todos estos años desde que lo descubrí a mediados de los noventa. Su caótica génesis, su peculiar historia de grabación en Francia, su mitología, sus excesos, su lado oscuro, su contenido....Todo en Exile On Main Street resulta apasionante. Pero esta entrada solo la vamos a enfocar desde el punto de vista musical, dejando de lado todo lo que rodeó a su creación y que sin duda, condicionó sobremanera su extraordinario resultado. 


Exile on Main Street ha pasado a la historia por muchos factores. Pero quizás, el hecho de que sea considerado el mejor álbum de la banda de rock por excelencia y que muchos lo consideren el "disco de Richards" no se nos debería pasar por por alto. Exile On Main Street contiene todo lo que puedes pedir a un disco de rock. Como se puede leer en el libro "The Rolling Stones: Bailando Con el Diablo", Exile on Main Street es "el disco que habría hecho el rock and roll en su último día, sabiendo que está condenado a morir". O "..así sonaría y así hablaría el rock si jamas hubiera sido domesticado". Frases lapidarias con las que estoy, completamente identificado a dia de hoy. No así cuando lo escuché las primeras veces, y que inicialmente resultaron decepcionantes. Creo que ademas, Exile On Main Street contiene un poso de rock adulto innegable. Hoy día, tengo muy claro ante que raza de disco estoy. Una obra maestra absoluta.

En su edición en vinilo es donde mejor se puede palpar la grandeza de este doble álbum (recordemos que en su versión en CD es un disco único, reediciones aparte). Cuatro caras, diferentes entre si y muy juiciosamente secuenciadas cada una, que nos muestran cuatro escenarios sónicos diferenciados. Blues, Country, Rock, Gospel....todo está aquí y conjuntado de forma impecable. Pero claro, son dieciocho canciones en un minutaje de casi setenta minutos. Para nada excesivo, ojo, pero si que podemos hacer un ejercicio de concreción y llevar al disco a un modelo de álbum único de diez canciones. ¿Cuales se quedaran fuera? ¿Y cuales entraran? Vamos a idear un álbum en el que todas las canciones encajan en sus surcos de forma no solo musical, sino también conceptual. Es decir, un Exile On Main Street reducido que mantenga la esencia y el alma de su hermano mayor doble. 


Rocks Off creo que es el tema de apertura perfecto para el disco. Impecable. Te pone en camino ante lo que te va a venir. El clásico rock stoniano que Richards y Taylor lideran a bordo de toda la maquinaria guitarrera. Oh Yeah, suelta Mick al comenzar. Tumbling Dice, single de presentación, y una de sus grandes canciones de siempre, serviría como perfecta y efusiva continuación. Esta canción es impecable. Sus coros femeninos, su intro a la guitarra, su cadencia...Creo que es una de las grandes cimas de su cancionero. Con la deliciosa y pocas veces recuperada Sweet Virginia, nos metemos en el terreno del country mas arraigado. Preciosa gema que nos aporta un rato de sosiego antes de que la extraordinaria Loving Cup retumbe en nuestros oídos. Fenomemal canción, de inteligente construcción melódica. La grandeza de un disco como Exile On Main Street no se podría entender sin ella. La tristemente olvidada y maravillosa Shine A Light (con un Jagger tierno y sobrenatural y un piano clave de Billy Preston) cerraría con encanto y clase esta primera cara del álbum.

La segunda cara del hipotético disco único nos llevaría por otros derroteros aunque manteniendo una secuenciación coherente. Happy, otro rock pletórico de la mano de Keith Richards, inicia el segundo round. A día de hoy sigue siendo la canción cantada por Keith mas representativa de su autor. No puede faltar. Tras la agitación de Happy, tornamos de nuevo al country-rock con una joya infravalorada como es Torn And Frayed. Una canción que esconde en si misma toda la clase, el atrevimiento y la chulería de los Rolling Stones. Quizás mi favorita de toda la colección. Ventilator Blues, es mucho mas compleja. La única canción, junto a Rocks Off que cuenta con todos los Stones al completo y cada uno en su instrumento. Blues antológico que en palabras de Charlie Watts resulta casi imposible trasladar al directo. En cambio All Down The Line, con toda su energía rockera y sencillez rítmica, es pan comido. Tema adictivo y bailongo que nos empuja al gran final con Let It Loose. Una de las mejores baladas de toda su obra y que habría sido un extraordinario final para un álbum como este.



Ahora, ya me podéis mandar a la hoguera por semejante alevosía. Bien merecido lo tengo por trocear uno de los discos mas majestuosos y esenciales del rock. Pero bueno, seguro todos tenemos nuestro Exile en la cabeza. El mio es el doble que conocemos todos, pero a veces me da por enredar y liarme la cabeza proponiendo experimentos como este. Mea culpa. 

Propuesta definitiva de un Exile On Main Street de disco único:



CARA A:
Rocks Off
Tumbling Dice
Sweet Virginia
Loving Cup
Shine A Ligth

CARA B:
Happpy
Torn and Frayed
Ventilator Blues
All Down The Line
Let It Loose.