sábado, 31 de mayo de 2014

Dos X Uno: Héroes del Silencio - El Espíritu del Vino.


Cuando en su día repasamos la carrera de Enrique Bunbury en cinco discos, no nos detuvimos en su tercer disco con Héroes del Silencio: el excesivo El Espíritu del Vino de 1993. A gusto personal, el disco menos coherente y mas difuso de su carrera. Contiene momentos brillantes que estarían entre lo mejor de su carrera y ejercicios que no pasan el aprobado por lo sobrecargado o lo inacabado de su resultado. Compré este doble vinilo cuando salió a la venta en una época en la que andaba bastante colgado por el grupo zaragozano. Me supo a decepción ya que no me esperaba este giro al rock mas duro y por eso no acabé de conectar con ese sonido mas guitarrero y sobrecargado que presentaban en bastantes de las nuevas composiciones. Ademas, siempre tenia en la cabeza discos mas orientados al rock/pop como los anteriores Senderos de Traición y El Mar No Cesa, y eso quizás jugaba algo en contra con El Espíritu del Vino.

Actualmente, El Espíritu del Vino se vende en un Cd único de dieciséis temas, muchos de ellos de generosa duración para un minutaje total de setenta y un minutos. Demasiado para un disco con tal carga sonora entre sus surcos. Así que me ha parecido apropiado hacer el ejercicio de reducir el disco a uno solo y componer un album de diez temas mucho mas sugerente y homogéneo en su desarrollo. Y lo voy a hacer dejando de lado las canciones que menos me gustan por otras que aunque quizás pequen de ser menos pomposas o reconocidas, si contienen aquellos elementos que hicieron de Héroes del Silencio mi grupo español favorito durante muchos años.



Nuestros Nombres fue el primer single de presentación del disco y el tema de apertura de la obra. Nueva pose mas dura, sonidos mas agresivos y el mismo trasfondo épico de su anterior larga duración. Perfecta para iniciar el disco. Tumbas de Sal mantendría la energía ya iniciada con el tema de presentación. La minimalista Tesoro (para mi la mejor canción del disco y extrañamente reducida a apenas dos minutos de duración) serviría como impagable interludio al disco. Apostaría ademas por ofrecer una versión mas larga de la ya conocida. Lo merece. La dupla Flor de Loto y La Herida, ambas extraídas como singles en su día, formarían el pasaje mas poderoso del disco. Generosas en duración, son las que mejor reflejan el giro estilístico y semi-espiritual del grupo y ganarían mucha mas presencia en un disco único. 

La Cara B ofrecería un cariz mucho mas melódico, mas calmado y menos enérgico que la Cara A a lo largo de todo su desarrollo. Para ello, nos apoyamos en La Sirena Varada, excelsa pieza de su cancionero clásico como tema de apertura. Culpable, con su ritmo trotón y desenfadado también tendría su sitio en esta segunda cara. Siempre me gustó mucho la cadencia de esta canción. Bendecida, con su fenomenal estribillo, aportaría mucho mas poder sonoro en esta propuesta de disco único que el que realmente tiene en la versión original al estar colocada entre las ultimas de la selección. Canción grandilocuente pero muy bien construida. No llega a cansar como otras que aquí hemos desechado. La extraña La Alacena, suaviza la audición a través de unos pasajes tranquilos y sosegados que invitarían a la reflexión. Pieza infravalorada, en mi opinión. Y de ahí al exquisito instrumental Z que cerraría la obra entre un halo de misterio y satisfacción.


El Espíritu Del Vino simbolizó como ningún otro disco del grupo maño todo lo excesivo, ambicioso y grandilocuente de su sonido, dejando su lado mas pop casi arrinconado. Con el siguiente album, Avalancha, dos años después, rizaron el rizo y giraron aún mas hacia un sonido mas agresivo si cabe. La propuesta de álbum único de El Espíritu del Vino que aquí proponemos resulta bastante mas asimilable que el doble album ya conocido, aunque para gustos, los colores.

Propuesta de album único de El Espíritu del Vino

CARA A:
Nuestros Nombres.
Tumbas de Sal.
Tesoro (en una versión mas larga).
Flor de Loto.
La Herida.

CARA B:
La Sirena Varada.
Culpable.
Bendecida.
La Alacena.
Z.