martes, 22 de abril de 2014

Top 5: Guilty Pleasures (III)

La verdad es que no me he podido resistir a la tentación, y tras las confesiones de Bruno y Manuel en sendas entradas, he sentido la necesidad imperiosa de abrir mi corazón y señalar aquellas cinco canciones que a uno le gustan cuando lo tienen todo para horrorizarme. Me deja muy tranquilo saber que ya somos varios los que hemos dado el paso (falta revolver) y que no estoy solo. Trago saliva y ahí voy.

Europe - The Final Countdown (1986).


Pues así es el asunto. Me gusta el ninonino de Europe. Uno de los primeros discos que cayeron en mis manos con doce años. Me flipaba el sonido y la voz. Claro que por entonces casi no sabia que era esto del rock and roll. Pero tengo un bonito de recuerdo de aquellas primeras verbenas de barrio a las que acudí con esa edad y de todas aquellas horas pasadas en los autos de choque mientras la susodicha canción sonaba por los altavoces. Que tiempos y que canción. Recuerdo también haberles visto en el televisivo Un,Dos,Tres presentándola y en ese momento, sentir por primera vez algo de grima. Ahora Europe es un grupo bastante respetado en el mundillo heavy, pero yo me despegué de ellos poco después de este pelotazo.

All Saints - Pure Shores (1999).


La banda sonora de la película The Beach es bastante notable. Entre aquella amalgama de sonidos y musicas sobresalía el tema principal de la película. Este adictivo tema cantado por cuatro chicas a cada cual mas hermosa. Confieso que escuché este tema veces y veces por aquella época. Me sigue pareciendo un ejercicio en la producción absolutamente brillante, ademas de tener una melodía y un estribillo del que es muy difícil escapar. Si a eso sumamos los parajes tropicales y paradisíacos que se muestran en la película, pues imaginaos. 

Desireless - Voyague Voyague (1986).


Otro pelotazo del orterismo ochentero ante el que no tuve mas remedio que claudicar. Era joven e inexperto y esta canción sonaba todos los días y en cualquier recopilación de lo mejor (en realidad, lo peor) del año. Aquí reconozco que el tema es horroroso pero pegó muchísimo. De chaval la tenía metida en el subconsciente y era incapaz de no tararearla a diario. Ahora casi no me acuerdo de ella, pero estoy seguro que si la vuelvo a oir volveré a soltar una sonrisa. Y no solo de sonrojo...De todos modos, las hubo peores, para que negarlo.

Tam Tam Go! - Voy Cruzando el Rio (1990).


Confieso que esta canción me sigue gustando. Como aquella otra de La Frontera y una de La Guardia. De las de estos dos grupos no me acuerdo del título. Fuí victima del RockoPop de la época, para que negarlo. Tam Tam Go! me parecían el no va mas del rock español. Otro pecado de juventud. No se que fue de ellos tras aquel famoso single del correo electrónico que me generó tantas nauseas y sudores fríos, pero esta canción del río me molaba y me sigue molando. Producción horrible, una épica mas falsa que un billete de monopoly, pero en general, el tema tiene su aquel gracias a un estribillo resultón. Infalible canción en aquellas juergas de adolescencia.

Los Sencillos - Bonito Es (1992).


Voy a decir una burrada, pero esta canción no es solo que me guste y tararé de vez en cuando sino que me parece realmente un buen tema. Sí, el cantante que luego se hizo famoso en programas de "talento", no le hacía ningún favor a la imagen del grupo, pero esto es un single pop tremebundo. Recuerdo cantarla en clase en una versión propia cambiando el nombre de "bonito" por el mote de una profesora de lengua y literatura de cuyo nombre prefiero no acordarme. En cualquier caso, un tema adictivo y bailongo que siempre me ha hecho tilín.