lunes, 28 de abril de 2014

Top 20: Mejores versiones de los Beatles en MOJO (4 de 6)


Nº 12. Dillard & Clark - Don't Let Me Down

Aparece en: Beatlemania/Volume 1

Sobre el músico: Dillard & Clark fue un dúo de country rock compuesto por el ex-miembro de The Byrds Gene Clark y el virtuoso del banjo Doug Dillard, especializado en la música bluegrass. El grupo se formó en 1968, poco después de que Clark dejara The Byrds y Dillard partiera también de su banda, The Dillards. El dúo tan sólo publicó dos álbumes. El primero de ellos titulado The Fantastic Expedition of Dillard & Clark es aún considerado uno de los mejores álbumes de country rock de la historia (texto extraído integro de wikipedia).

Sobre la versión: Realizada en 1969 por el dúo y publicada poco tiempo después de que apareciera la canción original de los BeatlesGene Clark la lleva a su terreno totalmente y la impregna de la sonoridad de la que después hará gala en sus discos en solitario. Si bien es menos intensa que la original cantada por Lennon, gana puntos por la dulce melancolía con la que el dúo enfoca su relectura.



Nº 11. James Apollo - One After 909

Aparece en: Let It Be Revisited

Sobre el músico: James Apollo es un cantante y compositor estadounidense. Sus canciones han aparecido en varias películas independientes y gracias al sello NoAlternative Records publica regularmente sus trabajos desde 2008. En su primer tour por Europa junto a Grizzly BearApollo fue invitado por Tom Robinson a tocar en directo para la BBC y gracias a esto se ha hecho con un amplio número de seguidores en el Reino Unido.

Sobre la versión: La relectura de One After 909 por parte de James Apollo es interesante porque nos deja sentir en su interpretación el humo y la atmósfera cargada del típico club nocturno de finales de los años cuarenta. La versión realizada es conducida a un terreno tan propio que una vez escuchada parece que la canción haya sido así toda la vida. Las últimas notas copian a la perfección incluso la cantinela de Lennon que aparece en la versión del álbum Let It Be clásico.



Nº 10. Natalie Duncan - Lucy In The Sky With Diamonds

Aparece en: Yellow Submarine Resurfaces

Sobre el músico: Natalie Duncan es una cantante inglesa de soul y blues procedente de Nottingham. Se dio a conocer en el circuito musical de su ciudad natal colaborando con varias bandas locales, aunque su eclosión se produjo apareciendo en un programa de la BBC en el que reclutaban a doce jóvenes músicos de todo el Reino Unido que habían utilizado la música como medio para superar diversas dificultades. A raíz de la popularidad conseguida por esta experiencia televisiva, firmó para Verve Records y grabó su álbum debut titulado Devil In Me en los Real World Studios de Peter Gabriel el pasado año 2012.

Sobre la versión: La gran dificultad que conlleva Lucy In The Sky With Diamonds es ese brusco paso de la estrofa al estribillo con el conocido golpe de tambor de Ringo. Muchos consideran este truco como una de las ideas más desafortunadas en el cancionero de los Beatles Natalie Duncan arregla dicha transición potenciando estribillos y suavizando estrofas para dar más linealidad y naturalidad al tema. Mención especial merecen la forma en la que Natalie canta las estrofas, sacando el máximo partido a la fantástica melodía.



Nº 09. Pete Greenwood - Savoy Truffle

Aparece en: White Album Recovered 2

Sobre el músico: Pete Greenwood comenzó su carrera tocando la guitarra en los bares del sur de Londres. Asistió a la Goldsmiths University Of London para conseguir una licenciatura en música y allí uno de sus profesores le alentó a componer. Mojave 3 le invitó a irse de gira con ellos y a la vuelta traía firmado un contrato discográfico con Heavenly Recordings. En 2008 grabó su álbum debut Sirens, incluído por la revista UNCUT entre los 50 mejores discos de aquel año. Actualmente toca en la banda de rock psicodélico The See See.

Sobre la versión: Peter Greenwood lima todas las aristas al tema de Harrison y transforma Savoy Truffle en una suerte de balada acústica más cercana al espíritu de las canciones que McCartney aportó al White Album. Esta versión más calmada que la original nos permite apreciar además el sobresaliente trabajo melódico que hay detrás de uno de los temas más desapercibidos de George dentro de los Beatles.