sábado, 29 de marzo de 2014

Oasis - Veinte años despues (3 de 4).

Asumiendo que el nivel creativo de los primeros discos no iba a volver, y que la banda había alcanzado (demasiado pronto, quizás) el status de grupo dinosaúrico (sobre todo en su país), no quedaba otra que seguir intentando grabar discos decentes y que mejoraran el amargo sabor de boca de los últimos años. Con Heathen Quemestry en 2002 los hermanos daban por fin con una formación ciertamente estable (con la incorporación de Andy Bell y Gem Archer, al bajo y guitarra respectivamente y participando ambos en la composición) y las aguas turbulentas volvían a su cauce (hasta la separación definitiva, claro).

Don´t Believe The Truth (2005).

No tengo ninguna duda que si hay un disco Oasis que bien merece ser el tercer mejor disco del combo mancuniano es este Don´t Belive The Truth. También es cierto que siempre he pensado que es un álbum que quizás a mi me parece mejor de lo que objetivamente es. Algo extraño. En cualquier caso, el ambiente que se respira cuando uno lo escucha es muy diferente al de Be Here Now (por citar uno de los tres discos inmediatamente anteriores). Aquí hay buenas canciones como The Importance Of Being Idle (que es lo mas british que han hecho nunca) o Guess God Thinks I'm Abel, honestos homenajes a influencias menos evidentes en su repertorio anterior como la Velvet Underground (Mucky Fingers) o los mismos The Rolling Stones (Layla, donde se les va algo la mano calcando la estructura rítmica de Street Figthing Man), así como los Oasis de toda la vida y en las dosis justas (Love Like a Bomb, Turn Up the Sun, A Bell Will Ring). 8/10

Dig Out Your Soul (2008).

Ultimo disco hasta la fecha. Y sorpresa agradable en su momento. Sin ser nada del otro mundo, mantiene el punch y suena, a ratos, diferente, novedoso, dentro de lo novedoso que puede llegar a ser un disco de Oasis, claro. El tema single de adelanto, The Shock Of The Ligthing, trallazo marca de la casa, suena poderoso y volvía a ponernos las pilas. Piezas como las potentes The Turning o Waiting For The Rapture demostraban que aun les quedaban balas en la recamara antes de decir adiós. Me convencen menos los enésimos homenajes a Lennon por parte de Liam en I´m Outta Time (aunque tiene una buena melodía) y experimentos orientales al estilo Harrison en la algo superflua To Be Where There's Life. Aunque de todas, me quedo sin duda con la fantástica Falling Down, excelente canción de un Noel que ya apuntaba a una carrera en solitario mas que interesante y que ya estaba a la vuelta de la esquina. 7/10

Bonus: The Masterplan (1998).

Imprescindible incluir a modo de disco de Bonus, esta impecable y magnífica colección de B-sides de sus tres primeros discos (incluido Be Here Now). Su escucha atenta nos aporta una visibilidad mayor en cuanto al extraordinario momento creativo de Noel Gallagher durante los primeros años del grupo. Parece mentira (mas allá de gustos particulares, insisto) que se pudiera sacar de la manga tal cantidad de temas sobresalientes y adictivos y no incluirlos en aquellos discos. Eso sin contar con la deliciosa Whatever, canción puente entre sus dos primeros albums y que, por ser Cara A, no aparece en esta imprescindible recopilación. Aquí en cambio si estan Acquiesce, con su estrillo contagioso, Half The World Away, la propia The Masterplan, Fade Away o Talk Tonight. Todas ellas tan buenas o mejores que muchos de los clásicos mas conocidos del grupo. Incluso podemos disfrutar de una versión de I´m The Walrus, que dicho sea de paso, es quizás la canción de los Beatles (junto con Rain) de la que mas han bebido siempre los Oasis. 8.5/10.