miércoles, 5 de marzo de 2014

Oasis - Veinte años despues (2 de 4).

Habíamos dejado el repaso retrospectivo a la obra de Oasis en la dupla campeona que forman Definitely Maybe(What´s The Story) Morning Glory?, que situaron al grupo de Manchester en la liga de campeones de los grupos de rock. En apenas dos años habían pasado de ser un grupo absolutamente desconocido a llenar estadios y acaparar portadas. Quizás un proceso ya conocido en la historia del rock pero que en el caso de los de Manchester, se vió aumentado e inflado por una exaltación patriótica por parte de la crítica británica, necesitada de nuevos referentes musicales a la altura de su glorioso pasado. Y bajo ese prisma, Oasis entregó el que es quizás, uno de los discos de rock mas esperados de todos los tiempos: Be Here Now.

Be Here Now (1997).

De este disco ya hablamos en su día cuando lo incluimos en un breve repaso a cinco discos altamente esperados pero que no lograron satisfacer todas las expectativas. Por no volver a insistir en aquello, debo reconocer que se me hace muy cuesta arriba escuchar este disco a día de hoy, y eso es lo peor que se puede decir de un disco que jamás estuvo a la altura de lo que prometía. Optaron por repetir fórmula (por secula seculorum) y alargar las canciones hasta hacer su escucha por momentos desesperante. La ambición superó cualquier otro aspecto y el castañazo crítico fue notable. Aquí comenzó el inicio de su período menos fructífero y creativo, y los detractores, por fín, encontraron motivos para atacar la arrogancia de los hermanos Gallagher. En cualquier caso me gustan mucho temas como Magic PieDon´t Go Away y Stand By Me, esta ultima, lastrada por una sobreproducción que es una constante a lo largo de todo el disco. 5/10.


 Standing On The Shoulder Of Giants (2000).

Deciden tomarse un lógico descanso tras la resaca post-Be Here Now y en el 2000 entregan un nuevo trabajo. Y la cosa, ni vista entonces ni revisada con perspectiva ahora, mejoraba la situación. Optan por sonar mas psicodélicos y algo mas novedosos, pero fallan a la hora de producir esas ideas y trasladaras a la forma clásica de canción pop. Otro lastimoso tropezón de crítica, que hizo de Oasis un grupo absolutamente desorientado. Tampoco sus batallas internas y abandonos varios, ayudaron mucho. Go Let It Out es, de lejos, lo mas provechoso de esta nueva colección de temas. Otras como Who Feels Love? o Gas Panic consiguen aportar algunas buenas gotas de calidad al asunto. Por primera vez aparece Liam como compositor en la mas que olvidable Little James. Como decía, el grupo en plena encrucijada creativa. Las pilas ya estaban empezando a agotarse. 5/10.


Heathen Quemistry (2002).

Con el prestigio del grupo por los suelos, Noel regula y opta por volver a los parámetros ya conocidos de sus primeros discos. Mas contención en la producción, y mas orientación a las melodías simples. Heathen Qemistry no es un gran disco (ni mucho menos) pero por primera vez, se percibe cierta humildad y predisposición a hacer borrón y cuenta nueva. Por supuesto, hay temas en los que se les va la mano de nuevo en la sobreinstrumentacion (The Hindu Times), pero entregan nuevas delicias pop sin pretensiones que son, de lejos, lo mejor del lote y de lo mejor registrado por el grupo desde el segundo album: la lennoniana (oh sorpresa!) Songbird (firmada por Liam) y She Is Love. El album también contiene buenos temas standar como Little By Little o Stop Cryin Your Heart Out y lamentablemente, nuevas y repetitivas muestras de cansancio y ausencia de la frescura característica de sus primeros años (Force Of Nature, Hung In A Bad Place). 6/10.