miércoles, 18 de enero de 2012

Tres discos: Ryan Adams, Death Cab For Cutie & Kate Bush

Esta es una entrada para ajustar cuentas. No quiero que me ocurra como en 2010, que grandes discos como Shadows de Teenage Fanclub o The Suburbs de Arcade Fire se queden sin mención en el blog por dejar pasar el tiempo. No es mi Top 3 de 2011 ni nada por el estilo, tan sólo dedicar unos párrafos a tres álbumes que merecen la pena.

Ryan Adams - Ashes & Fire: A diferencia de lo que toda la prensa musical afirma, yo creo que Ryan Adams nunca llegó a marcharse ni a perder el rumbo. Ashes & Fire no es su mejor álbum desde Heartbreaker o Gold como muchos afirman, es la continuación lógica a discos como Easy Tiger o Cardinology. Su esperada nueva entrega no desbanca para mí a su mejor álbum hasta la fecha, el doble EP Love Is Hell. Eso si, Ashes &Fire contiene varias canciones que podrían considerarse lo mejor de su historia reciente. Estoy hablando, por ejemplo, de la solemne belleza de Do I Wait. Una canción sin parangón en sus discos anteriores que demuestra lo bien que le ha sentado el retiro de tres años. Tras Do I Wait nos damos de bruces con la epica liviandad de un tema como Chains Of Love. Quizá Ryan Adams haya aprendido por fin a dosificarse para que los críticos valoren como es debido la publicación de sus nuevos trabajos. Lo que si es recriminable desde cualquier punto de vista es la elección de Lucky Now como carta de presentación para el álbum. Además de los temas ya citados anteriormente, podría haberse decantado por temazos como Invisible Riverside, Dirty Rain o la propia Ashes & Fire, que da título al álbum.


Ryan Adams – Ashes & Fire en Spotify


Death Cab For Cutie - Codes And Keys: Desde The New Pornographers y discos como Twin Cinema o Challengers, no me había dado de bruces con un disco tan deliciosamente pop. Tan sólo se me ocurre el segundo álbum de Bon Iver como serio competidor para arrebatarle el puesto como mejor álbum de 2011 en mi ranking personal. Mis primeras escuchas a este álbum fueron el pasado verano tumbado en la playa y sin tener ninguna idea preconcebida sobre el grupo. Durante varias semanas, sonó una y otra vez en mi reproductor de mp3 hasta enamorarme totalmente. Mi canción favorita es sin lugar a dudas, y sin saber aún a día de hoy cual fue el single de presentación, You're A Tourist. Creo que coincido en ésto con el amigo Fran G. Lara de El Pais de los Sueños después de escuchar su podcast con lo mejor de 2011. El comienzo es de clásicazo pop con esa voz proclamando this fire grows higher y esa guitarra acompañando a la perfección. Destacar además el aroma ochentero de Undernearth The Sycamore, el ritmo marcial y solemne de Some Boys o la perfección formal, que me recuerda poderosamente a The New Pornographers, del tema que da título al álbum, Codes And Keys.


Death Cab for Cutie – Codes and Keys en Spotify


Kate Bush - 50 Words For Snow: Un álbum para escuchar frente a la chimenea mientras nieva tras la ventana de la pared de troncos. Resulta curiosa la evolución paralela que han mantenido Kate Bush y Peter Gabriel en sus últimos trabajos, más aún cuando es fácil recordarles abrazados en el hermoso videoclip de Don't Give Up. Sin embargo, donde Peter Gabriel fracasa, Kate Bush triunfa para arroparnos con la sobriedad instrumental de su nuevo álbum invernal. Wild Man fue un primer single que llamó poderosamente la atención de los medios. Es un tema soberbio que podría confundirse fácilmente entre sus grandes canciones de los ochenta. ¿Razones? Su innovación en la forma gracias a ese extraño estribillo y la arrebatadora musicalidad de sus frases recitadas en las estrofas. Snowed In At Wheeler Street, acompañada por Elton John, es junto a Wild Man el caramelo pop para ayudarnos a digerir mejor el resto del álbum, ya que los tres primeros temas capturan con fuerza esa temática invernal de la que ya hemos hablado. Snowflake en particular es una obra de arte en el contenido y en la forma, narrando la lenta caida de un copo de nieve durante 10 minutos. Para terminar, 50 Words For Snow hace un conteo bastante particular acerca de las cincuenta formas que tienen los esquimales para referirse a la nieve.


Kate Bush – 50 Words for Snow en Spotify

5 comentarios:

nikochan dijo...

Con Ryan totalmente de acuerdo, a la Bush hace tiempo que le perdí la pista y con Death Cab for cutie se me pasó el arroz. Quiero decir que no pinché este disco en todo 2011, pondré remedio por tu comparación cualitativa con Bon Iver. Lo tendré en cuenta.

Mansion On The Hill. dijo...

Ashes and Fire me parece un discazo. Sinceramente, yo si lo coloco entre lo mejor del año. Y coincido que tras Love Is Hell (que me parece brutal) es su mejor disco. Cuando el tio se pone, no tiene rival en su generacion. Come Home, por ejemplo, me emociona de una manera única.

El de Kate Bush lo tengo por ahí desperdigado. Tengo que escucharlo y esta entrada seguro que me anima a ello. soy muy fan de Don´t Give Up y de P. Gabriel...

Un abrazo

Bruno dijo...

Últimamente, y en realidad me refiero a muchos meses, no escucho prácticamente nada nuevo. Salvo un par de excepciones como pueden ser Wilco, Jayhawks o My Morning Jacket, no tengo ni idea qué se publicó el pasado año.

No soy tan popero como tú y nunca le pillé el punto a Ryan Adams, pero aprovecharé esta entrada para ir poniéndome al día y a ver qué tal suenan estas recomendaciones. Ya te iré comentando :)

Un saludo.

revolver dijo...

El disco de Death Cab For Cutie es el único que conozco. Pero creo que no alcanza el nivel del anterior "Narrow Stairs" de 2008. Ryan Adams empezó a aburrirme hace tiempo y no le sigo la pista, será cuestión de ponerme las pilas y darle otra oportunidad. El que más me gusta suyo es "Gold" de 2001.

Saludos.

F dijo...

Gracias por la mención. Sí, estamos de acuerdo en que You're a Tourist es la mejor del lote, seguida muy de cerca por la canción que da título al disco.