lunes, 9 de enero de 2012

The Sound of Music (I)

No, no es lo que parece, no vamos a hablar aquí de Fräulein Maria ni de las habilidades músico-vocales de la familia Von Trapp, ni de Joy Division. He usado ese título porque es precisamente de lo que quiero hablar en estas entradas: de cómo suena la música que escuchamos.



La idea surgió viendo el documental Lemmy, la película, sobre la figura del mítico líder de Motörhead. En cierta escena acude a la mítica Amoeba Music para comprar la edición remasterizada en cedé de la discografía de los Beatles (edición mono, para más señas); tras pagar tiene una breve conversación con la dueña de la tienda quien le dice que le va a encantar, que suena genial. "Así es como tienen que sonar" responde Lemmy, "el sonido original". Y bueno, reflexionando sobre eso empecé a tirar del hilo, una cosa llevó a la otra, el artículo iba creciendo, y me encuentro ahora con que lo he acabado dividiendo en tres entradas que versan sobre sendos temas. A saber:

- Vinilo vs CD
- Mezclas, masterizaciones y remasterizaciones
- La guerra del volumen

Huelga decir que no se van a tratar aquí cuestiones físicas o excesivamente técnicas sobre acústica: porque no es el lugar (seguramente habrá veces que aquí hayamos aburrido con nuestro material, pero no hasta el punto de querer soltar ecuaciones ni gráficas de onda), pero sobre todo porque servidor no da para tanto. Es más, muy probablemente en algún caso cuele algún dato erróneo o falso, porque repito que no domino suficientemente el tema. Por ello agradecería no solo que quien quiera dé su opinión al respecto (as usual), sino que además quien disponga de conocimientos o información sobre los temas que se van a tratar aporten luz cuando les sea posible.

Espero que el tema sea de vuestro interés. Nos vemos en la próxima entrada.

6 comentarios:

Mansion On The Hill. dijo...

Buena iniciativa, Bruno. Muy interesante porque es algo con lo que nos encontramos todos los melomanos dia a dia. En su momento me quise comprar una de las dos cajas de los Beatles (aunque ya tenia sus discos en las ediciones "normales" de cd´s unicos) y al final, por la duda, no me compré ninguna.

No estoy muy puesto en esas cosas, tengo que confesar. Aunque si puedo, ya intentaré aportar algo desde la experiencia.

Seguiremos atentos a esas entradas.

revolver dijo...

Bruno, querido amigo, no sé si abstenerme de opinar en estas entradas, para no redundar en nuestra dialéctica sobe Vinilos y Cedes...

Sí quiero comentar que, ante la disyuntiva de elegir entre las cajas de los Beatles en Mono y en Estéreo, siempre tuve claro que quería la Mono, tan solo su alto precio me impedía comprarla. Por fin me he hecho con ella gracias a una fabulosa oferta que pusieron en la FNAC de Valencia , una única caja en Stock al 50% .
¡Y cómo suena! Fantástica.

Saludos, espero nuevas e interesantes entradas...

Bruno dijo...

Yo tampoco sé mucho, Mansion, lo que ocurre es que siempre ha sido un tema que me ha gustado y por he sido me he intentado informar sin entrar muy a fondo en las explicaciones "físicas" (rollos de fórmulas y eso). Principalmente, y revolver ya lo comenta en su mensaje, por la controversia Vinilo vs CD, algo que siempre me ha jodido porque yo parece que estoy en el bando equivocado.

Y revolver, por supuesto que quiero que participes: no pretendo tanto el convencer a nadie como ¡¡que me convenzan a mi!! ;)

revolver dijo...

Querido Bruno, haz como Manuel, agenciate un plato giradiscos y empieza a escuchar vinilo...Será un primer pasito, que poco a poco te cautivará.

Bruno dijo...

¿Y quién te ha dicho que no tengo plato y vinilos? Otra cosa es que no los use... :P

revolver dijo...

Pues úsalos, úsalos, que de no usar las cosas se estropean...

"...I'd Love To Turn You On".