viernes, 12 de agosto de 2011

Sujfan Stevens - All Delighted People EP


El amigo Sufjan no publicaba un nuevo trabajo desde aquel magnífico Illinoise en 2005 (ver crítica en el blog), pero a finales de 2010 se descolgó con este maravilloso EP y un nuevo álbum llamado The Age Of Adz. No sé si aquellos que lo veían acabado por esa supuesta inactividad habrán cerrado sus bocas, ya que estas nuevas entregas suponen un sorprendente regreso en el que el músico abraza la experimentación musical con demasiadas ganas. Después del flamante pop sin complicaciones de su álbum anterior, Sufjan Stevens se arriesga artísticamente con estos dos nuevos discos separados en su publicación por meses escasos, aunque el mayor riesgo recae sobretodo en The Age Of Adz, un álbum que no da tregua al oyente salvo en contados temas como Too Much o I Walked (este último corte, de lo mejor que le he escuchado nunca).


All Delighted People es un falso EP que dura la friolera de sesenta minutos. Y digo falso porque con esa duración entra en la categoría de álbum, o al menos en mi pueblo un disco de esa duración siempre ha sido un LP de toda la vida. En All Delighted People todo gira en torno al tema homónimo, una hermosa canción compuesta a modo de suite que ocupa un tercio del álbum y que se encuentra plagada de coros dramáticos con orquestaciones ambientadas en bandas sonoras añejas, todo ello en homenaje a una canción tan emblemática como The Sounds Of Silence de Simon And Garfunkel.

Su autor no renuncia a sus características señas de identidad, aunque la mencionadaexperimentación se deja notar a lo largo de todo el EP. Por ejemplo, una de las mejores melodías cantadas del álbum se encuentra oculta en la recta final de un tema que dura la friolera de veinte minutos, Djohariah (el que aguante hasta el final se lleva el premio). A destacar también dos bellas canciones que nos retrotraen a lo mejor de Illinoise, Heirloom y The Owl And The Tanager. Jenesaispop encumbró a este EP como el séptimo mejor trabajo de 2010, por delante incluso de The Age Of Adz que quedó en el número trece. No en vano hablan algunos del paso adelante en el que se encuentra Sufjan Stevens con respecto al resto de los músicos de su generación.