sábado, 6 de junio de 2009

Wilco - Kicking Television: Live in Chicago


He decidido aprovechar esta semana para recordar el directo de Wilco después de su soberbia actuación en el Festival Territorios 2009 de Sevilla el pasado viernes. Para un servidor ha sido el concierto más intenso de toda su vida, aunque esa afirmación carece de importancia si tenemos en cuenta que no he ido a más de una docena XD. El disco en cuestión es un doble album con casi dos horas de duración repasando la discografía de Wilco en su momento álgido después de publicar A Ghost Is Born y a dos años de fraguar Sky Blue Sky. El tiempo no existe mientras se escuchan los primeros acordes de piano en Hell Is Chrome, la sorprendente percusión de Company In My Back o la traca final de experimentación calculada en Spiders (Kidsmoke). Pensándolo bien, no podría haber puesto mejor disco para esta semana, ya que, además de tocar en Sevilla la semana pasada, publicaron hace poco un nuevo DVD titulado Ashes Of American Flags y a finales de este mes se espera el nuevo trabajo de la banda.


PD: Recordar al lector de este blog que el título Music Is My Savior viene precisamente de una canción de Wilco, Sunken Treasure.

3 comentarios:

Kinezoe dijo...

Me alegro de que disfrutaras el concierto, Manuel. Supongo que para el aficionado a un grupo es ésta la mejor experiencia que puede vivir: presenciar en directo, y rodeado de miles de "almas afines", la música que tantas veces nos acompañó en la intimidad de nuestros cascos.

Por cierto, bonita melodía. Me gusta el punto místico de la letra y el ritmo sosegado de su música.

Saludos, campeón! ;-)

Manuel J dijo...

Gracias ;)

En cuanto a las almas afines, recordar especialmente a cuatro con las que ya coincidí en otro concierto en Cádiz. Sin olvidar un alma no tan afín en cuanto a música que se sacrifica y me acompaña a todas las frikadas que le pido.

Un saludo también para ti ;)

paul_is_live dijo...

Desde este último concierto de Wilco lo he repetido varias veces (en feisbuc, en liverpool.es...) y cada vez estoy más convencido: casi con toda seguridad podemos decir que ¡Wilco tiene el mejor directo del mundo!

Grabado en la mejor época del grupo, el periodo que va del "Yankee Hotel Foxtrot" al "Sky Blue Sky" (que estás tardando en oir, Manuel), este directo es compacto e impecable. Ya me dirás qué te parece el "Ashes of..." que te pasé.